Ensayos Literarios

Crítica de la Crítica Crítica[1] .

(Julio Carmona)

Fuente blog Creación Heroica.

DON MARCELINO MENÉNDEZ Y PELAYO, EN SU GIGANTESCO trabajo sobre la estética[2], además de desarrollar una investigación esencialmente histórica -como el título de su obra lo precisa- también despliega una labor de teoría y aun de crítica, no sólo de la estética sino del arte mismo. Observemos cómo se percibe eso en una cita suya:

Tundra la mañana, Zumarán. DEL ARENAL LAMBAYEQUE A CAMPOS ELISEOS.

Escribe: Roque Ramírez Cueva

Hace algunos años llegó, a nuestras manos, el manuscrito de un libro de poemas llamado por su autor Tundra la mañana. A solicitud mía fue que su creador me los cedió con el propósito de comentar dichos versos. El resultado de mi lectura no se publicó en el diario capitalino donde entonces colaboraba por la extensión de la nota, mi amigo y paisano Hernán Flores con toda su bonhomía y carisma de editor del suplemento cultural Cara & Sello no podía cederme dos páginas, ya tenía asignada una.

Rosina Valcárcel, A la sombra del árbol de la acacia.

(Julio Carmona)

Las Conquistas Románticas de Rubén Darío.

(Roque Ramírez Cueva)

Fuente Revista Creación Heroica.
EN UN PROGRAMA DE TELEVISIÓN DE TVPERÚ, atiendo el diálogo sobre Azul, el libro de poesía de Rubén Darío, donde los escritores invitados concuerdan en señalar que dicha obra significó un antes y un después para la literatura americana, la cual ingresaba al ámbito universal con la espada y pluma del adalid que la condujo a la palestra de las letras hispanas, plena de modernidad y autonomía sin influencias paternales.
<!--[if !supportLineBreakNewLine]-->
<!--[endif]-->

Grandes poetas chilenos del siglo veinte.

(José Martínez Fernández)

Se dice que Chile es un país de poetas. Cierto. Pero, en verdad, ¿qué país no lo es? En Chile nos encontramos con cientos de creadores, pero lo mismo ocurre en muchos otros países. En nuestra América hispana, bástenos citar México, Argentina, Perú, Cuba, Uruguay... y más.

Lo que sucede es que el Nobel otorgado en 1945 a la Mistral nos dio esa aureola corroborada por Neruda, que se hizo acreedor a dicho galardón casi tres décadas después.

A MEDIO SIGLO DE PARÍS ERA UNA FIESTA DE ERNEST HEMINGWAY

(José G. Martínez Fernández.)

Ernest Hemingway se suicidó en 1961 en Ketchum, Idaho, tras una vida de muchas aventuras, de gran mujeriego, de gran bebedor.

Pero fue -al mismo tiempo- un gran narrador. Principalmente novelista, incursionó, también, en el cuento y en el periodismo.

Partícipe en la Primera Guerra Mundial (1914-1918), como chofer.

En la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) lo hizo como corresponsal, a lo mismo que en la Guerra Civil Española.