Mis ojos despiertos.

(Rosina Valcárcel)

Es tu árbol esmeralda, mon amour

rv

Mi perfume y mi vestido imaginan surgir tus horas como un relámpago

Nuestra plática pausada y la exaltación crean tus horas en silencio

Mis ojos despiertos germinan tus horas

Mis libros y postales recrean tu vida y la mía

Es la luz sepia que nos alumbra

Es tu árbol esmeralda, mon amour

Dios no besa con firmeza

La ciudad devastada es una prisión

Me agradan las palabras porque alteran

Porque no dan paso a la cruel verdad

Porque generosas y con humor ingenuo

La orden de combate fue dada: La guerra de Santos contra Venezuela.

(Sergio Rodríguez Gelfenstein)

El Manifiesto Argentino: ante la presencia de fuerzas extranjeras en el territorio nacional.

Frente al anuncio de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, de que los Estados Unidos de Norteamérica instalarán una “task force” (fuerza de intervención) en el Nordeste Argentino y en particular en la Provincia de Misiones, con el supuesto objetivo de "combatir el narcotráfico y el terrorismo", El Manifiesto Argentino expresa su alarma ante semejante desatino y rechaza una vez más, con todo énfasis, esta nueva forma de ocupación del territorio argentino.

Una ventana hacia la nada

(Carolina Vásquez Araya)

Un proyecto vital para la niñez de Guatemala, carente de recursos y marginado por falta de interés.

América Latina retrocede cien años.

(Ilka Oliva Corado)

Marco Rubio, senador republicano de origen cubano, escribió en su cuenta de twitter en días pasados: "El mundo apoyaría a las Fuerzas Armadas en Venezuela si decidieran proteger a su pueblo y restaurar la democracia sacando al dictador (del poder)". Nada le pide el cuerpo.

Ahora imaginemos que un personaje como Diosdado Cabello escribiera algo similar pero referente a Estados Unidos, o el mismo Nicolás Maduro, ¿cómo creen que reaccionaría Estados Unidos?

España, aparta de mí este cáliz. DE SU VOZ INTENSA: LA SIMIL MILICIANA (*)

(Roque Ramírez Cueva)