Testimonios militantes

sin la militancia política no habría hecho lo que he hecho de positivo en mi vida.

(Diana Ávila)

Con motivo del fallecimiento de Armando Jaime

(JORGE PÉREZ, EDUARDO GURUCHARRI Y EDGARDO FONTANA)

Los autores de estas líneas lamentamos su fallecimiento, ocurrido el pasado sábado 3 de febrero, a los 85 años de edad en su Salta natal y transmitimos condolencias a su familia. Conocimos bien a Jaime y queremos referirnos a las reseñas biográficas publicadas, en su casi totalidad coincidentes hasta 1974. Haremos un resumen posible.

Armando Jaime: Nunca estarás bajo tierra, eres viento de libertad.

(Carlos Aznárez)

Resumen Latinoamericano, 4 febrero 2018

La partida del luchador argentino Armando Jaime nos deja un poco más huérfanos a todos y todas quienes seguimos creyendo en la Revolución y el Socialismo. Por qué ocultarlo, si en los años por los que estamos transitando actualmente, con una brutal ofensiva derechista y además de una gran crisis dirigencial, una figura como la del viejo Armando, partícipe de todas las gestas de buena parte del siglo XX y lo que va del actual, se fue convirtiendo en un faro de referencia para cada una de las generaciones que le sucedieron.

Niño Arañero, de mi corazón.

(Ilka Oliva Corado)

A Chávez lo reconozco en mi corazón, como el Niño Arañero. Lo imagino con sus dulces de papaya en el sur de la América milenaria, de la Patria Grande de Simón Bolívar y de todos los que creemos en la unidad de los pueblos. Un joven soñador que acariciaba alas de mariposas y veía en la fuerza del viento unicornios galopando, dirigiendose hacia las grandes alamedas florecientes, mismas de las que habló Salvador Allende.

Cristina, Correa, Dilma, Lula, Lugo, Nasralla, Pepe, Tabaré, Zelaya; historia de corto tiempo que da la razón y absuelve a Chávez.

(Felipe Marcano)

7 de enero 1966. Caída en combate del Comandante Guillermo Lobatón.

(Ricardo Gadea Acosta)

GUILLERMO LOBATÓN
“ItomiPavá” (El hijo del Sol)

Guillermo Lobatón en París, en 1958,
estudiaba Filosofía en La Sorbona.