Política Internacional

Entre la realidad virtual y la realidad de lo virtual [1]. URIBE Y VARGAS LLERAS PIERDEN LA INICIATIVA.

(Fernando Dorado)
Popayán, 20 de octubre de 2017

Un año llevan los promotores de la “paz” (Santos) y de la “guerra” (Uribe) queriendo sobrevivir políticamente al mutuo descalabro del Plebiscito (02.10.2016).

En esa fecha Santos se auto-derrotó con sus mentiras y a punta de mentiras ganó Uribe.

Cada uno con su falsa bandera tratando de convertir su “realidad virtual” (polarización) en una “realidad de lo virtual” (miedo al castro-chavismo).

La militarización del poder en Brasil es un hecho.

(Telma Luzzani)

Michel Temer con militares brasileños. Imagen Ilustrativa.

El presidente Michel Temer otorgó fueros a los militares en caso de que hieran o maten a alguien en sus acciones en las favelas, explicó el periodista Darío Pignotti. Afirmó además que los grandes medios avalan y una parte de la clase política aplaude las insinuaciones de algunos generales sobre una posible intervención militar en el gobierno.

Una amplia victoria Chavista 18 gobernaciones y 5 opositoras.

(Diego Olivera Evia)

MUD no acepta derrota en regionales

Venezuela, o el arte y la ciencia de resistir en Revolución.

(Jorge Kreyness)

17 octubre de 2017.

Con una incuestionable victoria del Partido Socialista Unido de Venezuela y del Gran Polo Patriótico en las elecciones para gobernadores en la República Bolivariana, se consolida la Revolución abierta por Hugo Chávez y hoy encabezada por el Presidente Nicolás Maduro, a pesar de todas las amenazas, sanciones y campañas de mentiras lanzadas desde los EEUU y sus aliados internos de la derecha local.

Venezuela: triunfo popular, chavista y anti-imperialista. (dos notas)

La vitalidad del Chavismo.

Por Atilio A. Boron, Resumen Latinoamericano, 16 octubre 2017

La ayuda humanitaria: nueva modalidad del intervencionismo imperial.

(Sergio Rodríguez Gelfenstein)

El 15 de diciembre de 1999 ocurrió en Venezuela el peor desastre natural de su historia, cientos de toneladas de piedras y árboles cayeron desde la montaña hacia la costa oriental del Estado Vargas, causando destrucción y muerte al paso de las aguas que bajaron con furia inusitada después de un día en que los pluviómetros marcaron en un día la misma cantidad de lluvia caída que la de todo un año normal. Se calcula que hubo alrededor de 25.000 muertos, aunque esa cifra nunca ha podido ser corroborada