Polémicas

Venezuela: La noche más larga.

(Carola Chávez)

ensartaos.com.ve

Muchos tienen más de treinta años viviendo en el edificio. Tantos años compartiendo tanto: alegrías, angustias, las tradicionales peleas de vecinos que nunca pasaron de un chismorreo, de un viaje en ascensor sin saludo. Un edificio como cualquiera, con el vecino metiche, el moroso, el colaborador, el silencioso… Con ese apartamento lleno de chamos que los viernes no dejan dormir con su escándalo.

La contra ya ha descubierto casi toda su agenda oculta.

(Carlos E. Lippo)

Caracas, julio 12 de 2017

Hablemos de patriarcado.

(Ilka Oliva Corado)

El patriarcado debería ser tema de conversación, como cuando hablamos de fútbol, de música, de literatura, de arte, de películas…

Se debería hablar del patriarcado y sus consecuencias, en la escuela, la universidad, reuniones sociales, en todos lados y a todas horas.

¿Por qué? Porque es nuestro enemigo a vencer, y no es temática que involucra solamente a feministas, no hay que ser feminista para hablar de patriarcado; el patriarcado nos hace daño a todos, a unos más que a otros, porque a un hombre no lo matan por su género, a las mujeres sí.

Vivimos en peligro.

(Roberto Hernández Montoya)
Sábado, 08/07/2017.

Una fuerza de ocupación bravuconea por Venezuela agrediendo, demoliendo, quemando a quien le dé la gana de condenar por el crimen de «parecer chavista», que ni el Ku Klux Klan. Es un ejército extranjero aunque tenga cédula venezolana.

No es ni Mandela, ni es un disidente soviético: Es Leopoldo López.

(Rámiro Gómez)

Lech Walesa,era un electricista desempleado que ha estado repartiendo panfletos sindicalistas que el gobierno comunista no está dispuesto a permitir. Se convierte en el líder de la huelga que paraliza los astilleros Lenin, los mayores del país.

El hombre que cambiaría el destino de Polonia —y como un dominó, de otros países comunistas— nació un día de septiembre de 1943, en mitad de la Segunda Guerra Mundial, en la pequeña localidad rural de Popowo. Feliksa alumbraba al pequeño Lech mientras su marido, Boleslaw, era prisionero de los nazis.(1).

Grave error haber liberado a Leopoldo López.

(Ilka Oliva Corado)

Una cosa es un llamado a la paz, el diálogo que busca la paz, y otra es liberar al autor intelectual de las guarimbas del 2014 en Venezuela, que buscaban formar el caos que agenciara un golpe de Estado. Guarimbas que cobraron la vida de 43 personas. Haberlo hecho fue un grave error del Gobierno venezolano, jamás se debe negociar con el enemigo. El tipo se salvó de ir a la cárcel en el 2002, tras la agresión en la embajada de Cuba, no es ninguna pera en dulce.