Movimientos sociales

México: Dos movimientos que deberían estar unidos (Electricistas y AMLO) están divididos

(Pedro Echeverría V.)

Chile: Trabajadores de Banco Paris votan última oferta de la empresa

(Andrés Figueroa Cornejo)

Están en etapa crucial de Negociación Colectiva

En plena Negociación Colectiva se encuentran los trabajadores del Sindicato Nacional Banco Paris, los cuales, entre sus demandas, están solicitando un incremento real de los salarios; fijación de sueldo base mínimo; y aumento de los beneficios generales del Contrato Colectivo firmado en 2006.

Se trata de 243 empleados a lo largo de Chile que se desempeñan como ejecutivos comerciales, cajeros-tesoreros, administrativos y vigilantes.

Chile: Dueños de Calzados Colloky cierran fábrica en medio de negociación con los trabajadores

(Andres Figueroa Cornejo)

Ahora venderán zapatos chinos

El Sindicato de Calzados Artesanales Colloky, asociado a la Confederación de Trabajadores del Comercio (Consfetracosi), denunció que la empresa de los hermanos Félix, Pablo y Juan Lurhs cerraron la fábrica y despidieron a los operarios en medio de la negociación colectiva legal en curso.

Méjico: Levantaron la huelga sin que se firme nada.

¿Qué tal si dios existe y tocó a Calderón para que sus promesas sean
cumplidas?

(Pedro Echeverría V.)

1.

Anoche, bajo pertinaz lluvia, unos mil obreros del Sindicato Mexicano de
Electricistas (SME) rodeaban el campamento en el que unos 25 obreros hacían
huelga de hambre encabezados por Cayetano Cabrera y Miguel Ángel Ibarra con
alrededor de 90 días sin probar alimento sólido. Pude hablar con una decena
de obreros que esperaban el desenlace fatal o algún arreglo de sus

México: ¿Está preparándose Calderón para una guerra total contra las protestas que surgen por todos lados?

(Pedro Echeverría V.)

¡Alto a la represión de profesores en Chiapas y otros estados!

Chile: 8 de julio: Crónica del descontento

(Andrés Figueroa Cornejo)

Arranca nuevo ciclo de luchas sociales

Por

Desde el pie. Paulatinamente. Sin prisa, peso sin pausa. Reuniendo lo distinto, pero fortaleciendo la comunidad de intereses nucleares. Así se está recomponiendo la fuerza mínima social que el mundo de los trabajadores y las grandes mayorías nacionales requiere, como dínamo inicial, para cambiar la vida y tornarla más justa.