Movimientos sociales

Reflexiones en torno al 8 de marzo.

(Arturo M. Lozza)

El ocho de marzo no es día de fiesta para las mujeres, es jornada mundial en demanda por sus derechos. Y no cuadra que su celebración se materialice a través de fórmulas superficiales, glamorosas y algunas hasta de contenido erótico, camino seguramente elegido en estos días por no pocos medios masivos de comunicación.

PERÚ: MOVILIZACION CIUDADANA.

(Gustavo Espinoza M.)

Decenas de miles de peruanos se movilizaron ayer en nuestra capital y en otras ciudades del país para decir ¡NO! a la corrupción y a la impunidad. La cita terminó ante el Palacio de Justicia, esa inmensa mole acero y cemento que hiciera, alguna vez exclamar al Presidente Velasco Alvarado: “¡tanto Palacio, para tan poca justicia!”

La Corriente Federal presente en la marcha de la UOM.

Fuente La Señal Medios.

La Unión Obrera Metalúrgica marchó al Ministerio de Trabajo en reclamo por los despedidos en Banghó, pero también reclamando contra las políticas destructoras del gobierno nacional. La Corriente Federal de Trabajadores dio el presente apoyando al reclamo.

DSC00449

TIEMPOS: Sobre lo colectivo y lo individual.

(GABRIEL FERNÁNDEZ)

El estado general de un pueblo no es un tema menor. Hay muchas hipótesis sobre pequeños grupos que despertaron a las grandes masas, pero lo cierto es que el desempeño de los mismos logra efectividad cuando hay aquiescencia colectiva y cuando enlaza con situaciones bien marcadas que caracterizan a un sector mayoritario.

Trump y los asuntos de las mujeres: en pos de tres justicias: genero, racial, económico.

(Rosalva Aída Hernaández Castillo)
Profesora-Investigadora norteamericana. CIESAS-DF *

El día de la asunción de Trump, el mundo fue testigo de una de las movilizaciones más grandes en la historia reciente de Estados Unidos. Más de medio millón de personas marcharon por las calles de Washington para recordar al presidente Donald Trump que sus políticas racistas, misóginas y xenófobas no van a ser aceptadas pasivamente.

El efecto Trump.

(Carolina Vásquez Araya)

Pocos líderes han logrado generar tantas manifestaciones de rechazo.

Desde Sydney a Los Ángeles, desde Londres a Nueva York, con ecos en Guatemala, México, Chile y otros países en los 5 continentes, las voces de millones de personas –en su mayoría mujeres- se unieron para manifestar su rechazo a la explícita posición misógina, racista y discriminatoria del nuevo habitante de la Casa Blanca. No esperaron a que Donald Trump desempacara sus valijas para hacerle ver que no importando la distancia, la vigilancia sobre sus políticas será constante.