Medios

PERIODISMO LATINOAMERICANO. Sin Jauretche, la oscuridad.

(GABRIEL FERNÁNDEZ)

El nuevo-viejo guión de los infomercenarios.

(Sara Rosenberg)

El periodismo de las grandes corporaciones es sin duda un arma de guerra.

La mentira y la difamación es su munición para la batalla contra los principios básicos de la soberanía y de la paz.

Esta última campaña contra Venezuela se ha preparado meticulosamente para crear más caos y más guerra, desgastar al pueblo y a su legítimo gobierno, en una conocida estrategia de injerencia y destrucción imperialista.

O me dejas gobernarte y saquearte, dicen, o tendrás la guerra en casa.

¿Qué significa hoy democratizar la comunicación?: Basta de letanías.

(Aram Aharonian)

06/02/2017

¿De qué estamos hablando cuando reclamamos la democratización de la comunicación y de la información? ¿Hablamos solo de redistribución de frecuencias radioeléctricas para garantizar el derecho humano a la información y la comunicación? ¿De qué forma la redistribución equitativa de frecuencias –éstas patrimonio de la humanidad- entre los sectores comercial, estatal o público, y popular (comunitario, alternativo, etc.) puede garantizar la democratización de la comunicación e impedir la concentración mediática?

FRENTE A LA CENSURA A rESUMEN lATINOAMERICANO.

Argentina / Solidaridad con Resumen Latinoamericano: Una conferencia de prensa que se convirtió en una asamblea contra los ataques a la libertad de expresión

Solidaridad con Resumen Latinoamericano: Una conferencia de prensa que se convirtió en una asamblea contra los ataques a la libertad de expresión

La GUERRA contra la información ALTERNATIVA.

(Rick Sterling)
Periodista de investigación independiente. Vive en el área de la bahía de San Francisco

El gobierno de Estados Unidos está creando unos nuevos 160 millones de dólares burocráticos para cerrar la información que no se ajusta a las narrativas de propaganda estadounidense, basándose en la estrategia que vendió la sangrienta guerra de cambio de régimen en Siria, escribe Rick Sterling.

Y no es en Venezuela....

(Nicolás Ramón Contreras Hernández)