Literatura y arte s

MURCIÉLAGOS Y PENAS.

Cuento de Rosina Valcárcel

El misterio se presentó al atardecer como de costumbre . Un grupo de latinoamericanos trotaban cerca del río Motagua, en Centroamérica, y súbito de un árbol frondoso saltó un centenar de murciélagos, la mayoría de los aventureros quedamos boquiabiertos. Los pecadores se alarmaron y al llegar la noche prefirieron mantenerse despiertos.

CARMENERE.

(Nora Curonisy Lostaunau)

Descansa el vino en la copa
traslúcido cristal carmín
Implicado revela su discurso
Su sombra íntima asfixia
conduce al vacío continuo
desenmascara resplandores
merodea traspasa provoca
Se desliza por la garganta
recreando su legítima victoria
Absurda náusea
que el recuerdo enciende
En la espera del dolor al canto
parcha el hueco de la memoria
Pregunto al vino en la copa
Me atisba monótono cansado
me unge y toma mi mano

¡Sin pausa ni tregua huiremos
Hacia el edén de mis sueños!

CARTA AL CHE GUEVARA.

(Rosina Valcárcel)

Yo tuve un hermano bello como un árbol.
Esas sendas rudas de los montes educaron su cuerpo
y lo agitaron en medio de la Historia.
No nos vimos nunca / pero no importaba

La sangre llueve hacia el horizonte.

Padre habló con él en el avión hacia Guatemala en 1954
mientras yo dormía el Distrito Federal.
Lo ven en el bar El gallito en México entre 1954 y 1956.
Ahí traba contacto con los primeros miembros del 26 de Julio.

ENDURECERSE SIN PERDER LA TERNURA.

(Marcela Pérez Silva)

Nos queda tu mirada invicta
tus ojos siempreabiertos
intacta tu ternura

Nos queda la estrella de tu frente
“la sangre roja y el corazón a la izquierda"
tus bellos pies desnudos
sobre un lavandero en Vallegrande

Tu bici con motor, la rauda Poderosa
tu cabalgar sobre “el costillar de Rocinante”
el asma cuando el Granma en la tormenta
“...era una cáscara de nuez”
la balsita Mambo-Tango
que te construyó la gratitud de los leprosos
a orillas del Amazonas

Tu cámara, tu puro, tu fusil
tu tenaza de Fernando Sacamuelas
el tablero de ajedrez

LA VISIÓN CURVA.

(Rosina Valcárcel Carnero)

Eres un guijarro innato y me conoces
Sortilegio y códice
Comprendes, aunque es ajeno el día
Y rebuznas pues otro es el río esmeralda
Y aún continúas existiendo, clandestino
No hay condiciones sino al otro lado
Y con tu mano arriba, curtida
Estás al corriente: por qué fue el cerco
Mis ojeras y tu pantalón roto
Lo entiendes, piedra insigne
Estás al tanto, alud
Existían los otros, ya estaban
Nada caiga, Aerolito
Resucita, florezcamos
Ahora, última estación
El tiempo mínimo
Los cuerpos de ser
Amor y belleza
Y seamos del pie a la cabeza

Managua, 1979 (imitación de Galeano)

(Rosina Valcárcel)

(a MPS)