Literatura y arte s

QUIÉN ES ESE HOMBRE.

(Rosina Valcarccel)

(a Rafael Julián)

¿Quién es ese hombre subiendo por la cuesta?

De tarde lee a Neruda y se sumerge en ron añejo
Ahí todo es verde
Las diosas están / Los dioses también
En el albor de la tarde
Les rindo mantras y flores amarillas
Poco sirve merodear si existe dios o es fantasía

Cada vez es menos arduo guardar los guiños en papel periódico

Y alcanzar la edad de la razón.

Lima, 24 – 27 julio 2017

Puedes andar en la orilla escuchando a Mozart.

(Rosina Valcárcel)

a Carlos Calderón Fajardo

Puedes andar en la orilla escuchando a Mozart

Sentarte y beber dos copas de vino tinto

Mientras cantamos “Viejo, mi querido Viejo”

Picasso nos mira de reojo

Cuando se es joven, se es joven para toda la vida

El invierno es un tropel de unicornios

Pocos como tú escriben relatos bacanes

Abro tu libro La conciencia del límite último

Y me quitas el aire Y me das vida

Y el misterio nos envuelve

La collera y los pelícanos

El mar atolondrado nos contempla

NICARAGUA. HOY Y SIEMPRE.

Rosina Valcárcel Carnero I estrella cristal

Nicaragua, sigue las luchas y sueños de Sandino, Darío y Borge. Sus desafíos actuales están en las miradas, alegrías y batallas de su pueblo. Son la entraña del inmenso desafío que están resolviendo. Esta fuerza se aprecia en la lava hirviente de sus volcanes y en el lomo azul de su gran lago, el Cocibolca inmenso que abraza el horizonte. Resuena con los ecos de mil batallas: la soberanía democrática es la fuente de vida de la nación y la savia vital de la unidad de la Patria Grande. (Manuel Dammert)

POEMAS CORAZON Y MUERTE.

(WINSTON ORRILLO)

En una semana han muerto dos queridos amigos, dos muy queridos colegas escritores y artistas. La causa ha sido la misma: infarto.

Ser y tiempo.

(Nora Curonisy Lostaunau)

Siempre hay algo ausente que me atormenta
Camille Claudel

En extraño silencio
el sueño la cubre
sombrío el rostro
naufraga

Ensimismada
en diálogo baladí
agraviada
se sumerge
en las profundidades

Mansa olvidada
separada del cielo
roza la pluma
rostros blancos
conspiran oprimen

Se deshace el corazón
en latidos
en desgarros
suelta la piel
la dobla
la acaricia
la entierra

Un lodazal inhóspito
guarda las formas
un pretexto
un olvido
interroga la luz
eso es la vida

VIDEO.

(Rosina Valcárcel)

(a Pancho Adrianzén)

En tu oficina gira la gran familia

Desde el lado del corazón

Ahí tus pálidos gestos fraternos

Tus girasoles ojos azafrán callan

En el leve follaje del molle

Los incautos compañeros clandestinos

Ofrendan su vida a la revolución y no al asfalto

Cerca al perfil del eucalipto asoma el sol indulgente

Soñamos grises pueblos heridos

Y la Costa al borde el mar esmeralda

Túpac Amaru y nuestro linaje mítico

Al Sur de Arequipa / En la senda al Cusco