Literatura y arte s

NUESTRO DESTINO.

(Rosina Valcárcel)

Convalecencia de tierna mujer echada entre las flores. Nacimiento del canto. Oboe sumergido. Otoño.

(QUASIMODO)

LIMA, 2017.

(Rosina Valcárcel)

Vuelvo a vivir el clima aldeano

Oculto de Lima un manojo de cuarzo
en el cuello laso / mis dioses antiguos

Y un kero
lleno de aguardiente y zumo de frutas

En la tarde evoco la gloria plomiza
y acaricio su cabellera invisible
Simplemente como se roza una estrella
en el bolsillo de un blue jean ajado.

18 Enero 2017

© Rosina Valcárcel

LUZ ENGRILLETADA.

Feliciano Mejía – Perú
www.felicianomejia.com

Palabras para los Presos, presos por hacer la Libertad.

Sabemos, hermanos, que allá se está pudriendo el aire; cuadrado el sol, yema mugrienta, se hace; titila el rostro encorbatado del carnoso alcaide; e incorpórea la dura mueca verde del ministro de justicia escupe sobre todos.

Miles de paredes, ojeras de cemento, cuarteando la desesperación, enloquece, embrutece con la palpitación constante de ametralladoras extranjeras en manos de guardias brunos.

PANORAMA EN LARGA LETANÍA.

(Nora Curonisy Lostaunau)

Quién nos salvará
de la pestilencia
ahora que han regado
los jardines
con esas esas aguas negras

Quién
hoy que reafirmamos
que América latina
será toda feminista

Quién
hoy que el juez ha ordenado
a Nadine
regresar al Perú
y no poder
trabajar en la FAO

Quién detendrá el plan
para construir
20 mega hidroeléctricas
en el cauce
del río Marañón

No sé qué decir
pero el caso
se da así

A quién puede importarle
un toro muerto
en la corrida de toros

A alguien le interesará
el superviviente del franquismo

antología poética de Pedro Pablo Pereira.

Chávez somos todos
Pedro Pablo Pereira M

Entonces llegó él,
lo trajo la Historia,
lo parió la Historia
lo engendró el pueblo
y la historia gritaba sus dolores de parto,
parir a su hijo que venía gestando
década tras década,
año tras año
y fue dado a luz en febrero 4
entre sangre y fuego,
entre miseria y esperanza,
con su grito de angustia
lo esperaba la Patria.

Empujó el viejo y podrido edificio
lo empujó tan duro hasta derrumbarlo
y entre esos escombros está construyendo
una nueva casa,
a cambiar las bases y las estructuras
que estaban grietadas

PESADILLA.

(RICARDO LUIS PLAUL)

Juan Pueblo se acostó con un poco de hambre y muy cansado después de trabajar doce horas haciendo changas en distintos hogares. Apenas puso la cabeza en la almohada empezó a soñar.