Literatura y arte s

Cleto como presidente da impresion

(Fabio Sa)

http://www.facebook .com/home. php?#!/profile.php? ref=profile& id=1000001154849 83
escrito hoy, pan recien del horno...

seupoem lunfa of fabio
sa

es un radicheta transero
recuerda a un tal alfonso
en el 89
hiperinlfaciones
estallidos sociales
milicos en las calles
obediencias debidas y puntos finales
a torturadores
charlas con milicos de apellido rico
e irse de gobierno llorando
antes de tiempo

o a un tal aburrido
de... la rua
en la rua de paris
se afanó los ahorros en dolares
de la clase mediera
coimas en senados
desocupación masiva

Canto desde tu nombre

(Julio Carmona)

Patria, carta de entrañas amorosas,
He subido a las alturas erizadas de tu nombre,
He llegado a duras penas a sus agudas notas,
Allí donde se hace grito congelado
Como el dolor en los labios de un hombre herido.

Llegué, vi y dejé
Intactos tus cerros,
No quité nada a tu cielo. Sólo grabé mi nombre
En su corteza de aire. Llegué para clavarme
En las espinas de tu altura, buscándote
El secreto, la flor, la maravilla.

Subí a tu cielo azul como a un campanario
Y no encontré lo dulce que de ti buscaba.
Anduve por tus calles blancas,

Novela “Hasta el amanecer de Tupacamaria”

La flamante editorial Perspectiva Bicentenario del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos edita su primera obra, la novela “Hasta el amanecer de Tupacamaria”, del abogado en Derechos Humanos y Militante Social Demian Konfino.

LA OBRA

POEMAS DE AMOR (editados en CD EDUCAP)

Winston Orrillo

POEMAS DE AMOR de WINSTON ORRILLO (I)

1. CARTA

He buscado
en las calles
veladas
de la noche
un papel
para hablarte
algunas cosas.

Caminar
en la noche
no es alegre
si se busca
papel
para escribirte

Uno encuentra
personas conocidas
que también
usan lápices
sin punta.

Uno encuentra
en la noche, te decía,
palabras extenuadas
por los días.

Ya lo sabes, mi amor,
no olvides esto:
no he de buscar
palabras oscuras
que ofrecerte;
no he de apretar
palabras nativas
de la noche.

He de esperar
el alba, sus
clarísimos

LOS HIJOS DE PROMETEO

(Manuel Mosquera Mugarra)

I
Amado hijo

Justo hoy que sentí el olor del bravío mar

Humedecida por el farol madrugador

Llegó tu carta

Me dices en ella que ya tienes seis años

Y que los dientes se te están cayendo

Que te gusta dibujar y oír la historia

Del hombre que le puso pies a la tierra

Lloré al recordarte acunado entre mis brazos

Tu corazón es la atalaya

Que mantiene mis diarias esperanzas

Un nuevo día/ Un nuevo mundo para ti

Y todos los niños de este orbe

Que es un rosal a punto de florecer

II

Quiero que sepas que nosotros

dos poemas por Winston Orrillo

ADMONICIÓN
El amor (te
lo advierto) a veces
pega coces
como un gris
borriquillo.
Y azuza y tasajea
los sueños
la confianza;
mas debes
soportarlo.

Hacer como si acaso
la ortiga fuera
un leve
tulipán
luminoso;
y convertir las llagas
en fuentes diamantinas;
y hundir tus ojos lentos
en sus charcos
de pena:
porque no hay primavera
sin un invierno previo;
y nunca la mañana
se vuelve más preclara