Literatura y arte s

Cantos en tiempos de amor y de lucha.

(Norton Robledo)
No escribo para que otros libros me aprisionen
ni para encarnizados aprendices de lirio,
sino para sencillos habitantes que piden
agua y luna, elementos del orden inmutable,
escuelas, pan y vino, guitarras y herramientas .
Pablo Neruda
Andares

BAJO LA LUNA DORMIDA.

(Rosina Valcárcel)

A Diana Ávila

Calcinaste la alborada con fuego de altamar

Tu piel viva y prieta bajo la luna dormida

El bolero brotó anular y negro como tu cabellera

Tejedora de sueños e ilusiones, amada

Bebedora de buen vino rojo

Estamos cerca desde muy lejos

Caminante del alba en el Malecón del barrio

En la senda me asaltan voces como lanzas

Rosa de los vientos

Hoy madrugó la luna en el balcón de mi casa.

Ya se terminó

Todas las manos

Para seguir viviendo, compañera.

2 de diciembre de 2017.

SUEÑO Y PLÁTICA.

(Rosina Valcárcel)

Sueño a menudo el sueño sencillo y penetrante

de una mujer ignota que adoro y que me adora,

que, siendo igual, es siempre distinta a cada hora

y que las huellas sigue de mi existencia errante.

PAUL VERLAINE

Medios de comunicación y neoliberalismo: El fetichismo tecnológico.

(Aritz Recalde)

En las últimas décadas se viene produciendo una modificación de los ámbitos de formación y de distribución del conocimiento. Los espacios tradicionales de organización de la cultura, como la familia, las instituciones barriales (clubes deportivos, asociaciones de fomento, etc.-), las escuelas y la iglesia, están perdiendo centralidad frente la televisión e Internet.

MURCIÉLAGOS Y PENAS.

Cuento de Rosina Valcárcel

El misterio se presentó al atardecer como de costumbre . Un grupo de latinoamericanos trotaban cerca del río Motagua, en Centroamérica, y súbito de un árbol frondoso saltó un centenar de murciélagos, la mayoría de los aventureros quedamos boquiabiertos. Los pecadores se alarmaron y al llegar la noche prefirieron mantenerse despiertos.

CARMENERE.

(Nora Curonisy Lostaunau)

Descansa el vino en la copa
traslúcido cristal carmín
Implicado revela su discurso
Su sombra íntima asfixia
conduce al vacío continuo
desenmascara resplandores
merodea traspasa provoca
Se desliza por la garganta
recreando su legítima victoria
Absurda náusea
que el recuerdo enciende
En la espera del dolor al canto
parcha el hueco de la memoria
Pregunto al vino en la copa
Me atisba monótono cansado
me unge y toma mi mano

¡Sin pausa ni tregua huiremos
Hacia el edén de mis sueños!