La Historia

SOMOS*.

(Hugo Presman)

La guerra de las Malvinas o cuando la dictadura se suicidó

(Raúl Isman)
Docente. Escritor.
CO-Conductor del
programa Radial Silogismo Contrafáctico.
Director de la revista
Electrónica Redacción popular.
raulisman@yahoo.com.ar

Bajo un manto de neblina
No las henos de olvidar…
De la marcha oficial
que se escuchaba en los medios
durante el conflicto

VUELTA A LA URSS.

(Luis Britto García)

Del árbol caído todos hacen leña. No podrán astillar el legado colosal de la Unión Soviética, que contra viento y marea fascista y capitalista mantuvo durante tres cuartos de siglo la primera gran experiencia socialista del planeta.

El mismo día que se constituyó la Unión Soviética, le declararon la guerra el ejército de la tiranía zarista, la contrarrevolución interna y catorce países imperialistas, entre ellos Estados Unidos, que la invadió por Alaska y fue vergonzosamente derrotado.

Las operaciones de Falsa Bandera que torcieron al mundo (Parte II) .

(Norma Estela Ferreyra)

El “terrorismo de falsa bandera” se puede definir como un gobierno atacando a su propio pueblo, y luego culpar a los demás con el fin de justificar ir a la guerra contra el pueblo a quienes culpa. El término proviene de los viejos tiempos de los barcos de madera, cuando una nave colgaba la bandera de su enemigo antes de atacar a otro barco de su propia marina. Los gobiernos de todo el mundo han reconocido, al menos 42 hechos.

El mito de Pearl Harbour

24 DE MARZO DE 1976: EL IMPERIO DE LA HIPOCRESÍA.

(Hernán Andrés Kruse)

Las operaciones de Falsa Bandera que torcieron al mundo. (Parte I) .

(Norma Estela Ferreyra)

Las operaciones de bandera falsa son operaciones encubiertas llevadas a cabo por gobiernos, corporaciones y otras organizaciones, diseñadas para aparecer como si fueran llevadas a cabo por otras corporaciones, entidades o gobiernos. Hay 42 casos históricos donde los funcionarios de los gobiernos que llevaron a cabo el ataque lo acabaron admitiendo, ya sea, oralmente o por escrito, de forma pública y notoria.

Nerón, los cristianos, y el Gran Incendio de Roma