La Historia

27 años de verdadero duelo por la invasión a Panamá.

(Briseida Barrantes Serrano)

Hay un duelo real que llevamos los seres humanos que vivimos la infausta madrugada, desdichados días y fatales noches que duró la invasión militar de Estados Unidos a Panamá, iniciada en la madrugada de aquel miércoles 20 de diciembre de 1989.

LOS PERUANOS SE PREGUNTAN. CUBA Y FIDEL.

(Gustavo Espinoza M.)

La carta de Juan Domingo Perón a Fidel Castro.

"Tanto usted amigo Fidel, como yo, llevamos muchos años de permanente lucha revolucionaria. Ello otorga una experiencia invalorable que es preciso transmitir a la juventud, para evitarle atrasos que se pagan siempre con dolor y sangre, inútilmente. La pujanza viril de la vida joven, para rendir verdaderos frutos a la Patria, debe ir acompañada de la cuota de sabiduría que otorga la experiencia."

Por Juan Domingo Perón

(24 de febrero de 1974)

Excelentísimo señor Primer Ministro, República de Cuba, Comandante Fidel Castro

Estimado amigo:

LOS LIDERAZGOS POPULARES SUPERAN LA VIDA BIOLÓGICA, ENTRANDO EN LA ETERNA, PORQUE VIVEN EN LA MEMORIA DE LOS PUEBLOS.

(Jorge Rachid).

1- Cuando los “porteños” unitarios rivadavianos festejaron el exilio de San Martín, después de Guayaquil, pensando que habían derrotado al Libertador de la Patria Grande y podrían dedicarse a continuar el saqueo del país real, San Martín regresó como Padre de la Patria casi 50 años después.

¿De dónde venimos los lanusenses? (décima nota). El lanusazo, una jornada heroica.

(Omar Dal Ponte)

Despues de la guerra de Malvinas ocurrida en el año 1982 se profundizó el deterioro de la dictadura militar que asolaba a nuestro país desde el 24 de marzo de 1976. Aún en esas condiciones la ferocidad de los genocidas se mantenía intacta y por ese motivo cada quien resistía de la manera que podía. Ya sea en las bases de los gremios o mediante alguna que otra acción directa, militando en determinados partidos políticos, clandestinamente o, en forma semiclandestina, en las organizaciones vecinales de cooperación, fomento, de la Cultura etc.

Carta a Pichetto: somos Argentina gracias a Bolivia.

(Enrique Manson)

El nombre de Argentina nació de un mal entendido. Los indios del litoral encendieron la ambición de Sebastián Gaboto cuando le contaron que Paraná arriba había un cerro “todo de plata”. El error estuvo en el cálculo de la distancia, y el veneciano se internó en su busca, pero no lo encontró. Así llamó Río de la Plata al de Solís.

El cerro existía, aunque más lejos. Era el Cerro Rico de Potosí, y aunque Gaboto nunca lo vio, quedó el nombre Argentina, por el argentum -plata en latín- para estas tierras.