Filosofía y teoría social

La paradoja de la neurociencia.

(Raúl Allain)

Hoy en día es de carácter público que las investigaciones científicas predominantemente se encuentran enfocadas en el estudio del cerebro y de la mente humana –y, por ende, del comportamiento de los individuos–.

Es de conocimiento que la multinacional IBM viene realizando experimentos (bastantes cuestionados) en neurociencia usando nuevas tecnologías como la implantación de nanobots cerebrales en pacientes.

¿SE PUEDE HUMANIZAR EL CAPITALISMO?

(Germán Saltrón Negretti)

Libertad versus alienación global.

(Raúl Allain).

De acuerdo a mis investigaciones sobre libertad y globalización, nos encontramos viviendo una época atípica de la Historia: la tecnología nos aliena mediante la imposición de nuevos comportamientos sobre la base de vejámenes sociales que atrofian la mente del individuo, por ejemplo el homosexualismo y la pederastia.

Este escenario se origina por intermedio de una estrategia electrónica mundial, a través de la cual se atenta contra el desarrollo personal del ser humano, mediante una permanente acción de alienación y humillación diaria.

¿DÓNDE ESTAMOS?

Felson Yajure 18/07/2018

La pregunta se refiere a dónde estamos en el desarrollo de la transición revolucionaria en Venezuela, hacia una sociedad post capitalista. Tema de vital importancia en medio de la guerra hibrida o de amplio espectro con la cual nos ataca el capitalismo.

La ciudadanía en Venezuela.

(Oscar Bravo)

Desde el punto de vista constitucional todo lo concerniente a la ciudadanía tiene un ámbito definitorio, alcance e impacto en los habitantes de Venezuela, a partir del uso y disfrute de la nacionalidad, que lo vincula a las características estratégicas que presenta al otorgarse solo desde el ordenamiento jurídico, cuando en nuestra constitución, establece en su artículo 21. “todas las personas son iguales ante la ley”…”solo se dará el trato oficial de ciudadano o ciudadana”…

Revuelta cultural juvenil.

(Raúl Allain)

La incipiente propuesta del congresista Edwin Donayre de prohibir que los menores de edad transiten fuera de sus casas después de las diez de la noche –argumentando que esto eliminaría la delincuencia juvenil, drogadicción y embarazos adolescentes–, evidencia no solo un pensamiento burdo y falaz, sino también falta de interés del Estado respecto a la problemática juvenil, a quienes se les ve como un peligro y no como ciudadanos en evolución.