Espectáculos

Reportaje a Agustina Claramut.

Yael Crivisqui
10 años: No nos cuenten Cromañón

Fuente Agencia Paco Urondo.

Agustina Claramut es militante de una agrupación que reúne a sobrevivientes de la tragedia. "Creo que nunca logramos dar el debate profundo: ¿por qué el lugar estaba abierto?".

CHESPIRITO, PIEZA CLAVE DEL MODELO DE TELEVISIÓN PARA LOS JODIDOS: JAVIER ESTEINOU

http://www.proceso.com.mx/?p=389467

(Autora: Columba Vértiz de la Fuente)
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El célebre especialista en medios de comunicación Javier Esteinou Madrid consideró que Roberto Gómez Bolaños, conocido como Chespirito, “se volvió una de las piezas claves del famoso modelo de la televisión para los jodidos (Televisa), una de las máximas expresiones de Emilio Azcárraga Milmo, el padre de Azcárraga Jean”.

UN DOMINGO CON MIRTHA.

(Hugo Presman)

Para leer el Chavo del Ocho.

(FERNANDO BUEN ABAD)

Todo va mal con el “Chavo del Ocho”. Sobre su cabeza, literalmente, con un embudo de impunidad histórica, se descarga un baño de violencia, injusticia, abandono, atraso, miseria y alienación. Uno mira al “Chavo”, sin familia, sin casa, sin contención social… golpeado por una Historia, familiar, económica, política… de clase, que nadie parece conocer, y donde se llora, como corolario del destino, en el laberinto de las hipocresías. “Don Ramón” es un desempleado verdugo. Todo mal.

SE NOS FUE EL GENIO ROBERTO GÓMEZ BOLAÑOS.

(José G. Martínez Fernández.=

Hace un par de años publiqué, en diversos medios digitales, un artículo sobre las expresiones de un gran escritor latinoamericano sobre el enorme comediante Roberto Gómez Bolaños. Parte del artículo aquel decía:

LA DICTADURA PERFECTA: LUIS ESTRADA Y LA RADIOGRAFÍA DE UNA MEDIOCRACIA NEOLIBERAL.

(Adrián Corbella)

El cine es ficción, no pretende ser un fiel reflejo de la realidad. Pero es justamente ese carácter ficticio, ese no tener que ajustarse a una realidad jurídicamente demostrable, lo que permite muchas veces decir con desparpajo verdades que se conocen, que se intuyen, pero que no pueden sostenerse en los estrados judiciales.

La Dictadura Perfecta es una de esas obras que son de ficción… pero no tanto, pues cuentan una historia ficticia, pero plausible. No es necesariamente verdad, pero podría perfectamente serlo.