Derechos Humanos

Escritos sobre Palestina.

(César Manzanos Bilbao)

Dice la canción que David, era Goliat y, efectivamente la historia lo está confirmando. Quizás no solo estamos asistiendo al retorno al principio del judaísmo del “ojo por ojo y diente por diente”, al mantenimiento del “orden mundial” fundamentado en el principio de la imposición por la fuerza, de la venganza, de la ley del más fuerte, sino, más bien estemos ya en la lógica de la exterminación de todo aquello que no acata, se somete y vive para reproducir los principios básicos de las minorías que detentan el poder.

¿Cuántos muertos palestinos puede aceptar el mundo sin inmutarse?

(Germán Gorraiz López)

Palestina: ¿Un genocidio constante?

(Guido Luppino)
Desde que la ONU confirmó la creación del Estado de Israel, la población palestina comenzó a sufrir una colonización mediante ataques y expulsión forzosa que no detuvo su marcha hasta el día de la fecha.

¿Vuela de nuevo el Plan Cóndor?

(Carmen Esquivel)

https://prensabolivariana.com/2018/05/02/vuela-de-nuevo-el-plan-condor/

La Habana (PL) Falsas acusaciones y campañas mediáticas son utilizadas contra gobiernos y líderes latinoamericanos para sacarlos de la vida política en lo que muchos consideran como la reedición del Plan Cóndor, porque sus objetivos son los mismos, pero con métodos diferentes.

Papi ¿por qué me odias?

(Carolina Vásquez Araya)

Las crecientes revelaciones de casos de violación de bebés obligan a reaccionar.

Algo muy malo sucede con la especie humana cuando padres, hermanos, maestros, líderes espirituales o simples vecinos son capaces de violar. Pero algo mucho más perverso se revela ante las agresiones sexuales perpetradas contra seres tan indefensos como bebés, niñas y niños en sus primeros años de vida. Cuerpos y mentes aniquilados porese embate violento y espeluznanteque suele acabar con su vida.

Colombia.: Sin armas no hay paraíso.

(Roque Gonzales La Rosa)
Fuente Resumen Latinoamericano.

Tal vez ahora valemos huevo, porque dejamos las armas, con esta expresión Iván Márquez sentencia lo que parece ser la concreción largamente analizada, prevista, atalayada por la insurgencia durante el proceso de paz, y que parece de manera preocupante hacerse realidad. Las armas y su ausencia podría ser el factor de presión con que hoy no se cuenta y el que viene haciendo posible que un gobierno se venga zurrando en sus compromisos.