Derechos Humanos

Con una señal en la frente.

(Carolina Vásquez Araya)

Nunca la degradación de un gobierno había sido tan contundente como ahora.

En la conducta de los gobernantes hay extremos imposibles de ignorar. Retrocesos capaces de aplastar no solo la dignidad de las personas sino también su integridad física y moral. Actos de tal magnitud como para despertar todas las alarmas, en especial si son cometidos por quienes están supuestos a administrar con ética y transparencia los bienes del Estado. El ejemplo más ilustrativo de tales desmanes está ahí, en Guatemala, y a la vista del mundo.

No quiero ser atendido en un hospital del Perú.

Larimel Compositora- escritora.

Los hospitales de Lima y provincias se están convirtiendo en una tierra de nadie. En emergencia no hay piedad para gente que viene afectada de una dolencia gástrica o de una enfermedad respiratoria; puedes ver mujeres que dan a luz de forma inhumanamientras los demás enfermos esperan recostados en el pasadizo del nosocomio por donde pasan los internos, enfermos y familiares, muy similar a un mercado de la India.

Es más fácil odiar a Trump.

(Ilka Oliva Corado)

Para junio de 2014, Obama anunció una crisis migratoria en la frontera sur, esa crisis dijo que era la alarmante migración masiva de niños y adolescentes que viajaban solos sin compañía de un adulto, algo a lo que él llamó: no acompañados. Salió con su capa de superhéroe al estilo hollywoodense y los medios lo secundaron y propagaron la noticia en un santiamén, el buen samaritano se humanizaba con los migrantes centroamericanos. Eso fue lo que dejó plasmado en el imaginario colectivo, sedado por la mediatización.

Migrar muertos en vida para morir mil veces más.

(Ilka Oliva Corado)

Las huellas más visibles de las dictaduras impuestas por Estados Unidos en Latinoamérica, se pueden ver todos los días en los miles de migrantes que se ven obligados a salir de sus países de origen para buscar salvar sus vidas, y obtener techo y comida en Estados Unidos; que es presentado por los expertos en el engaño como la Meca, como el agua que calma la sed, como la tierra de ensueño donde todos los anhelos de hacen realidad.

Al alto Gobierno, ojo…!!!.Popeye regresa ahora como sicario político del fascismo colombiano…

(Iván Oliver Rugeles) |Aporrea - Sábado, 26/05/2018

La dignidad y resistencia de la familia Molina Theissen.

(Ilka Oliva Corado)

Pocas cosas han cambiado en Guatemala desde la época de la dictadura de Ríos Montt, las estructuras de fondo siguen siendo las mismas; por ende el ejército, las oligarquías y los injerencistas siguen maniobrando como bandas de criminales que hacen del Estado una madriguera de delincuentes que tienen a Guatemala en los puros huesos.