Crítica de libros

El concierto poético de Winston Orrillo.

(Julio Carmona)

"Vale más canción humilde que sinfonía sin fe". J.C. "Si no vives para servir, no sirves para vivir", este es el lema de: www.vosquedepalabrasvives.blogspot.com

LA FIESTA DEL ASESINO RAFAEL LEÓNIDAS TRUJILLO.

(José G. Martínez Fernández)

Mario Vargas Llosa, el enorme prosista peruano, es un trabajador virtuoso de la palabra mágica que, a pesar de ser narrativa, tiene mucho de poesía.

Pero la gracia mayor de este literato es su capacidad de buscar temas de alto valor: hechos históricos de su país y de América fundamentalmente.

Es así como hurgando en papeles, y conversando con actores de sucesos muy importantes, Vargas Llosa, ha llegado a escribir ficciones que se dan en situaciones históricas bastantes peculiares.

JORGE RENDÓN VÁSQUEZ UNA RÁFAGA DE NUEVOS RELATOS.

(WINSTON ORRILLO)
“Venía de un pueblito de la provincia de Buenos Aires, donde sus padres trabajaban en una estancia, sin más futuro que su pasado”
J.R.V.

UN GATO Y SU ETERNA MALA SUERTE. Ernesto Montero Campos.

(Patricia del Valle)

Cada vez que se derrumban las evidencias,

el poeta contesta aplaudiendo al porvenir.

RENÉ CHAR

ESCORZO DE CARLOS ZÚÑIGA SEGURA.

(WINSTON ORRILLO)

CARLOS ZÚÑIGA SEGURA ESCORZO

“En el buen sentido de la palabra bueno…”
Antonio MachadO
WINSTON ORRILLO

No sabía si ponerme a comentar cada uno de los inúmeros libros que el renombrado poeta y editor publica con regularidad asombrosa, pero luego me decidí, mejor, a hacer –a intentar hacerle- un retrato literario que tratara de presentar su vera efigie de escritor y de animador de la cultura literaria en nuestro difícil medio.

SARA BEATRIZ GUARDIA Y EL OTRO LADO DE LA HISTORIA.

(Manuel Lasso)

Este libro de Sara Beatriz Guardia, Mujeres peruanas. El otro lado de la historia, (Quinta edición. Lima, Perú. 2013), es un gran aporte a la investigación social. Ha volteado la historia habitual para mostrarnos en el perfil anverso la situación de la mujer en las sociedades peruanas durante los últimos cinco siglos. Va desde la arqueología y las primeras crónicas y otros documentos que demuestran la evolución de la condición de la mujer hasta las contribuciones del mariateguismo y el ahínco del feminismo por lograr el lugar justo que le corresponde.