Crítica de libros

ANTONIO SARMIENTO NOS LLEVA A SU COLINA INTERIOR

(WINSTON ORRILLO)

“Como ese libro perturbador de Rulfo, el mío se puebla de personajes evanescentes, que no sabemos si están vivos o muertos. Es esta arqueología de la memoria, este huaquear en el pasado, en una realidad ilusoria, lo que seguramente ha movido al jurado de este concurso a señalar que mi libro logra `la relectura de la historia como recurso poético´, solo que mi historia es una más de las cientos de miles de historias contadas en voz baja y que llevan la irrevocable marca postraumática del sismo de 1970”
A.S.

JOSE BELTRÁN PEÑA, HOMBRE DE LETRAS …Y DE AMORES.

(WINSTON ORRILLO)

“La luna lloró por el/ roce de nuestros labios en el averno./ Los celos misteriosos del Universo”
“El clavel y la rosa/ felices se unieron y fundieron sus aromas./ Luna de miel del paraíso”
José Beltrán Peña

ELIANA VÁSQUEZ COLICHÓN POETIZA POR EL LADO CORRECTO.

(WINSTON ORRILLO)
El silencio habita en mí/ me vence// la página siempre en blanco/ noche/ locura// el amor es siempre una extraña/ irreverente y mágica locura/ hoy las ganas de escribir/ han vuelto a nacer// quizá siempre escribo/ desde el abismo/ desde la ruptura/ desde los golpes/ desde la imagen perdida dentro de mí misma/ no sé cómo atizar el fuego para que la/ llama no se apague nunca/ alma pasión/ han escapado e intentan ocupar esta casa nuevamente.”
E.V.C.

CHELY ORTEGA NOS INVITA A PECAR.

(WINSTON ORRILLO)

“Somos dos siluetas/ que se reconocen./ Por intuición cantan/ lobos hambrientos./ Bajo polvo y lluvia.// Te invito a huir/ despojar estas almas./ Tomar mis alas y volar./ Radiantes,/ locos/ trotamundos.//Nos oleríamos, ¡oh lobos/ Nuestros codiciados desnudos cuerpos…//Mientras mi lengua absorbe tus años/ tu mano acaricia mi espalda.”

GLADYS BASAGOITIA DAZZA YA ESTÁ EN EL EMPÍREO.

(WINSTON ORILLO)

“purificada por el fuego sagrado/ tu palabra siempre me sacia/ la sinfonía de la esperanza/ aguas de luz par el dolor/ ya sin escorias de oscura pena/ cruzo el umbral pequeña y frágil/ crece el amor/ en el abrazo con lo invisible/ mi yo individuo ya no existe/ el cuerpo débil se vuelve fuerte/ emocionada vivo la gracia/ de una serena felicidad”.
G.B.D.

EDGARDO TELLO, CÚYAC, INMORTAL POETA GUERRILLERO.

(WINSTON ORRILLO)

“17 de diciembre de 1965, tres en punto de la tarde. Una ráfaga de metralleta siega la vida de Edgardo Tello Loayza. Las montañas del Tincoj, sobre el río Apurímac, acogen su cadáver insepulto y la lluvia lava, persistente, la sangre derramada. Ha caído de bruces, en plena acción. A nosotros nos consta su cuerpo atravesado por las balas, registrado apresuradamente por los asesinos y abandonado después en plena selva”.
Héctor Béjar