UN GESTO DE EXTREMA SUMISION A LOS PODERES IMPERIALES : Condecoración de Macri a Felipe VI es un verdadero ultraje a la memoria de San Martín.

Sputnik.

La entrega de la máxima condecoración de Argentina al rey Felipe VI de España, de manos del presidente Mauricio Macri, desató una fuerte controversia, ya que muchos consideran que ofende la memoria de la independencia, los pueblos originarios y el apoyo al bando republicano en la Guerra Civil española.

La entrega de la Orden del Libertador General José de San Martín al rey de España es "un verdadero ultraje a la memoria" del prócer, "un personaje decisivo junto a Simón Bolívar en la lucha contra la monarquía española y el imperio colonial en América Latina", dijo el politólogo y pensador argentino Atilio Borón al programa radial ‘En Órbita' de Sputnik.

Para el analista, el hecho de que "el heredero de esa corona, que fue la responsable de tantas masacres ocurridas en la Guerra de la Independencia" reciba la máxima distinción otorgada por la República Argentina "es una ofensa" a su memoria y "una tergiversación de los hechos históricos".

"Macri lo hace para ganarse la amistad de los empresarios españoles, poniendo en cuestión la integridad del padre de la patria argentina, que fue José de San Martín", aseveró Borón.

El reconocimiento al miembro de la Casa de Borbón es una "afrenta y una burla" a los pueblos originarios, no solo de Argentina sino de todo el continente, precisó el analista.

"Son pueblos que todavía hoy siguen siendo víctimas del sometimiento al orden colonial, luego al orden neocolonial y después a las formaciones nacionales emergentes, todas las cuales no los consideraron jamás ciudadanos", acotó Borón.

A pesar de ser "los primeros habitantes" de América, hasta el día de hoy "son los últimos a la hora de disfrutar los derechos que deberían tener como ciudadanos". Esto urge a hacer "una reinterpretación de la historia" respecto al rol que tuvieron las poblaciones originarias en el proceso de independencia.

Muchas veces "se dice que los procesos de independencia comenzaron a fines del siglo XVIII" con las insurrecciones de Túpac Amaru y Túpac Katari, pero según Borón "es una distorsión completa de los datos históricos".

"Si uno mira con cuidado, a los pocos meses de llegado Cristóbal Colón a lo que hoy es República Dominicana, ya empezó una gran rebelión de los indígenas taínos. Desde ese momento las rebeliones no pararon de marcar todo el proceso de dominación colonial en Iberoamérica", indicó el politólogo.

"Eso hay que subrayarlo una vez más y comprobar con mucha pena que haya gobernantes como Macri y como tantos otros de América Latina que olvidan la historia de lo que fue esto, que no fue un encuentro de culturas sino un proceso de rapiña, saqueo y de exterminio a las poblaciones originales", agregó.

Borón, doctorado en Ciencia Política en la Universidad de Harvard, hizo referencia también a la memoria de los argentinos que lucharon en la Guerra Civil española "para defender a la República".

Argentina también fue el país donde miles de exiliados del franquismo encontraron refugio. Buenos Aires fue en esa época la sede del Consejo Nacional de Galicia, el gobierno de esa región en el exilio.

A criterio del entrevistado, Felipe VI, perteneciente a una institución de "herederos del franquismo", recibe un reconocimiento "absolutamente inmerecido" de manos de Macri, quien "parece ignorar" que muchos argentinos perdieron la vida en este período de la historia española.

(Tomado de Sputnik)

Ensartaos