Tu eres, poeta, el errante que silba el festín del universo.

(Rosina Valcárcel)

a Vladimir Herrera

¿Buscamos la bondad en la cueva del cuervo?

r.v.

El poeta lee, busca el azar de la senda, dirige, mezcla con los labradores la tierra húmeda de fuego Los conduce hacia el Sol al atardecer, y no bautiza sus manos terrestres, sólo brinda con una tacita de té piteado, pan y queso fresco Caminante andino Latinoamericano del mar y los ríos Internacionalista de los puertos Tomas el cielo por asalto En mi pequeño navío se esfumaron los clavos, la indiferencia y el rencor En mi barca se hallan volando cometas de todos los colores Mientras estudias la lengua del buitre, el color de su plumaje para alejarlo de nuestro reino Ciudadano del tiempo anónimo de las calles empedradas eres testigo del incendio de las rocas calcinadas en polvo y fuego Abro una ventana y otra y otra y otra hasta atrapar la geometría de la mujer y la manzana del hombre El siglo XX nos alumbró y tantos quedaron en la ruta, suicidas, enfermos, locos, adictos, desaparecidos, atropellados, alcohólicos, perseguidos, presos políticos... ¿Buscamos la bondad en la cueva del cuervo?

Tú eres, poeta, el errante que silba el festín del universo, el sabor de la miel y la hoja de la coca, la melodía del vendaval salvaje, los rostros de las mujeres Y celebras en tus versos la choza del paisano y su compañera, anhelas la alegría en el ombligo de la vida y recoges la campana que despierta nuestra conciencia Campana del porvenir y del pasado, campana del fuego y la batalla, campana del amor y la tempestad Poemas de la Luna y los astros, del Sol y la noche, de la tierra y el río, de la mujer y el hombre, de nuestros ojos infinitos Hoy divisas el relámpago oscuro El rocío azul La rosa magenta Naciendo bajo las piedras de sangre y el rayo mudo del Cuzco legendario.

Lima, 3 febrero 2015.

PUBLICADO: 2015-02-03

Blog lamula.pe