REvista IDA Y VUELTA. EDICIÓN Nº 295 - AÑO X. Dirección Eliana Valci.

11 de marzo de 2018

ELECCIONES 2019: MACRI LANZO SU REELECCIÓN: ¿ES POSIBLE QUE GANE?

En 26 meses de Gobierno de Cambiemos crecieron el desempleo y la pobreza. La mayor parte de la población vive peor que antes y cada vez menos argentinos mantienen expectativas de mejorar. Pero si hubiera elecciones hoy es muy posible que Macri fuera reelegido. Confiado, el Presidente difundió el viernes que va por ella.

Un informe del Instituto Gino Germani revela que desde 2015 se sumaron 4,8 millones de pobres. La pobreza pasó del 24 al 36 por ciento. Los datos de Indec quedaron bajo sospecha desde que la ex directora de la Encuesta Permanente de Hogares Cynthia Pok renunció denunciando presiones para dibujar el índice de pobreza. También perdió credibilidad la medición de la UCA, que sostiene que Macri bajó la pobreza. Según consultores y analistas el desencanto de los nuevos pobres aún no se transformó en un voto para algún candidato opositor.

Según la consultora internacional Kantar Wordpanel el consumo cayó un 10,2 por ciento desde enero de 2016 a enero de 2018, un dato dramático si se considera que la caída se concentra en el 30 por ciento más frágil de la sociedad, que vio caer su consumo por arriba del 20 por ciento.

Según datos de CABA, el desempleo subió del 8 al 10,5 por ciento en la ciudad en dos años. Es decir que hay menos empleo y menos consumo.

Las expectativas de mejora se desvanecen al ritmo de los datos macroeconómicos que se van conociendo. Déficit financiero creciente, déficit comercial récord, fuga de divisas, un Banco Central que tuvo que vender 385 millones de dólares en una semana para frenar una incipiente corrida y una montaña de Lebacs a tasas usurarias que nadie sabe cómo se pagarán.

“En 2018 la idea es que la gente hable de otra cosa mientras hacemos el ajuste. En 2019 la economía va a estar mejor y podremos volver a hablar de economía”, señaló un alto funcionario a El Destape.

Frente a este escenario, la respuesta de Cambiemos no es económica, sino política, judicial y de marketing.

La política se basa en un trabajo fino provincia por provincia con premios y castigos -fuertes castigos- para domesticar a gobernadores e intentar dividir a la oposición peronista.

La judicial es una campaña de persecución a todo tipo de opositores, sea político, sindical o empresario. Una estrategia que atemoriza y disciplina adversarios y, al menos, entretiene a los votantes. Incluso a muchos los entusiasma.

La de marketing tiene que ver con un manejo de agenda muy efectivo con el que pone a la sociedad a hablar de otra cosa. Pena de muerte, extranjeros, aborto y cinturones de seguridad son algunos de ellos.

“En 2018 la idea es que la gente hable de otra cosa mientras hacemos el ajuste. En 2019 la economía va a estar mejor y podremos volver a hablar de economía”, señaló un alto funcionario a El Destape.

Hasta aquí parece un plan simple que depende de que el escenario internacional no se desbarranque y el electorado responda mansamente a una estrategia que busca que aceptes tu destino y no intentes volver atrás. “Con los que se robaron todo”.

El problema que podría tener Macri es la unión del peronismo, o de buena parte del peronismo. La suma de los votos de todas las vertientes del PJ supera a los votos de Cambiemos.

Fuente: El Destape Web

Quizás también le interese:

EL 2019 NOS ENCONTRARA UNIDOS O DOMINADOS

ACCIÓN MUTANTE

MACRI Y LOS POBRES DE DISEÑO

Linkwithin

Publicado por Eliana Valci
Reacciones:

Enviar por correo electrónico

Escribe un blog

Compartir con Twitter

Compartir con Facebook

Compartir en Pinterest

EL CIERRE DE FERROBAIRES DEJO A MAS DE 1500 EMPLEADOS EN LA CALLE

Macarena Guzmán, una de los silenciosos despidos masivos de la gobernadora María Eugenia Vidal, explicó que su despido fue a través de un “retiro voluntario” y que esa es la modalidad que están llevando a cabo con todos: “Es un desguace terrible del ferrocarril” dijo.

La medida de la gobernadora está en el boletín oficial y anuncia que el 15 de marzo cierra Ferrobaires. Lo que todavía no se dice es que implica la reducción de más de 1500 puestos de trabajo.

El cierre del ferrocarril afectará a 104 pueblos y ciudades: “Tandil, Junín, Bahía Blanca, Mar del Plata, lo que quisieron pasar a Nación fue el tren de Mar del Plata que después del 7 de marzo queda con una sola frecuencia, y Bahía Blanca quedará solo vía Lamadrid. No les interesa ni el ferrocarril, ni el transporte, todo lo que sea política pública, beneficiar a todas las familias que comen del ferrocarril, no les interesa nada”, explicó Guzmán a Radio Caput.

La trabajadora lamentó los despidos de sus compañeros: “Hay compañeros con 32 años de servicio, su vida entera fue dada al ferrocarril y saben mucho”.

Además castigó a la Unión Ferroviaria y en particular a la oficialista lista verde a la que acusó de no permitir que hagan una asamblea en el gremio: “Nos dejó totalmente colgados a los trabajadores”.

Fuente: Info Gremiales

Quizás también le interese:

LOS PARADIGMAS DE LA GENERACIÓN DEL ´80 Y EL CENTENARIO

"EL LAVADO DE CEREBROS EN LIBERTAD ES MAS EFICAZ QUE EN ...

DESARMANDO LA SOBERANÌA

Linkwithin

Publicado por Eliana Valci
Reacciones:

Enviar por correo electrónico

Escribe un blog

Compartir con Twitter

Compartir con Facebook

Compartir en Pinterest

LA MADRE DE TODAS LAS BATALLAS

*Por Sebastián Premici

Los integrantes de la Mesa de Enlace en los conflictivos meses de 2008.
Los integrantes de la Mesa de Enlace en los conflictivos meses de 2008.

A 10 años de la publicación en el Boletín Oficial de la Resolución 125 (retenciones móviles para los principales granos como la soja, maíz, trigo, girasol), Hugo Luis Biolcati, ex titular de la Sociedad Rural (SRA), volverá a tomar la palabra junto a su aliado Eduardo Buzzi, ex titular de la Federación Agraria (FAA). Rememorarán juntos el acto realizado en el Monumento a los Españoles o los cortes de ruta y los lockout patronales realizados en la Pampa Húmeda, mientras los peones seguían con sus labores y las grandes exportadoras cosechaban dólares; el senador Alfredo De Angeli, ex titular de la FAA de Entre Ríos, volverá a gritar “¡minga!”, y Mario Llambías, ex presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), recordará las palabras de quien era vicepresidente de la entidad, Ricardo Buryaile, primer ministro de Agroindustria de Mauricio Macri, cuando exclamó que si el Congreso no rechazaba las retenciones móviles, había que cerrarlo. Luis Miguel Etchevehere, actual funcionario macrista, los observará y gritará “¡Sí, se puede!”. Los integrantes de la ex Mesa de Enlace se reunirán hoy en San Pedro para festejar lo que para ellos fue la “gesta de la 125”. Mientras tanto, a diez años de aquellos acontecimientos, los pequeños productores y los agricultores familiares, la seguirán mirando de lejos, ahogados y secos (no sólo por las inclemencias climáticas) financiera y económicamente desde diciembre de 2015 y sin ninguna contención del Estado nacional.

Retenciones móviles

La puja política, económica y simbólica (cultural) iniciada a partir de la decisión del Estado nacional (2008) de captar un mayor porcentaje de los derechos de exportación (retenciones) a los principales cultivos fue un antes y un después para la discusión de las políticas públicas diferenciadas para los distintos sectores del agro local. Pero también fue la antesala de una puja con las corporaciones económicas, mediáticas y judiciales.

El conflicto iniciado a partir de la publicación de dicha resolución tuvo dos momentos bien diferenciados, que luego de diez años vale la pena repasar.

El primero devino a partir del mismo 11 de marzo de 2008, cuando se dio a conocer la resolución y el conflicto se trasladó a las rutas del país. Desde allí, y con el apoyo de los medios hegemónicos porteños (el Grupo Clarín y La Nación, que además forman parte del circuito de ferias agropecuarias), las corporaciones patronales nucleadas en la Mesa de Enlace pretendieron erigirse como una síntesis de la Patria. La Mesa de Enlace se autodefinía como “el campo” y “el campo”, para ellos, era la Patria.

Luego de tres meses de lockout patronales (siempre tranqueras afuera porque en los campos seguían produciendo), el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner tomó la determinación (quizás de manera tardía) de enviar al Congreso un proyecto de ley para convalidar la Resolución 125, pero en el fragor del debate se introdujeron medidas específicas para los verdaderos pequeños productores, como la segmentación o el subsidio por el transporte de granos. Ese fue el segundo momento y quizás el más relevante.

De hecho, varios años después, cuando Axel Kicillof ocupó el cargo titular del Ministerio de Economía, la segmentación de las retenciones resultó ser una de las políticas más acertadas (y efectivas) del gobierno de CFK para con el amplio sector agropecuario, donde fueron beneficiados directamente más de 40.000 productores. No por nada la medida fue rechazada por la Sociedad Rural y CRA. Para ellos la segmentación, que implica gravar a los grandes jugadores en detrimento de los pequeños, siempre fue una mala palabra.

“El conflicto de la 125 fue un punto de quiebre, dejamos de ser una organización autónoma, independiente al servicio de los pequeños y medianos productores y de la soberanía y seguridad alimentaria de la Nación para transformarnos en la fuerza de choque de la derecha neoliberal argentina. Eso empezó el 11 de marzo del 2008. Fuimos claramente usados por la derecha política para tumbar un gobierno legítimamente elegido, que más allá que nos hubiera gustado poco o mucho, representaba a los sectores populares, de los cuales los pequeños y medianos productores somos parte”, sostuvo la Agrupación Grito de Alcorta de la FAA en un comunicado difundido el pasado 5 de marzo.

Voto no positivo

El proyecto legislativo de retenciones móviles, que durante todo el trámite parlamentario incluyó variadas modificaciones para segmentar y beneficiar a los verdaderos pequeños productores, fue debatido en el recinto de la Cámara de Diputados entre el viernes 4 y sábado 5 de julio de 2008. El mismo viernes 4, por la mañana, la Comisión de Legislación General, presidida entonces por Vilma Ibarra (FpV), había logrado el dictamen a otro proyecto reclamado por los pequeños productores: la modificación a la ley de arrendamientos. Tanto las retenciones móviles como el nuevo proyecto de arrendamiento debían tratarse en conjunto.

La sesión duró 19 horas. Cerca del mediodía del 5 de julio, el tablero marcó 129 votos a favor, 122 en contra y 2 abstenciones. Concluida la sesión, Agustín Rossi, jefe del bloque del FpV, salió del recinto y fue hasta el salón de los Pasos Perdidos. Buzzi y otros dirigentes de la FAA que habían seguido de cerca la sesión, también festejaban. El abrazo entre Buzzi y Rossi no fue un encuentro de compromiso ni casual. Fue un reconocimiento mutuo. El Frente para la Victoria y la FAA habían negociado toda la noche cambios dentro del proyecto que establecía políticas diferenciales para los pequeños productores.

Sin embargo, a las pocas horas de aquella sanción, Buzzi, que actualmente es empleado del macrista Emilio Monzó, optó por continuar con su alianza con la Mesa de Enlace, arrastrado por la virulencia de Alfredo De Angeli, un dirigente que expresaba mejor la realidad de la FAA de entonces, con productores más parecidos a un ganadero de la provincia de Buenos Aires nucleado en CRA que al histórico sujeto social representado por la FAA desde el Grito de Alcorta (1912).

“La propuesta estaba llena de requisitos de dudosa posibilidad de cumplir por parte de los pequeños productores para un período muy corto de tiempo y no estaba garantizado el efectivo y eficaz retorno de las retenciones. No obstante, tenía rasgos positivos en este sentido, hay que reconocerlo y fue la primera vez en la Argentina que un Gobierno de cualquier signo reconoció en la práctica, incorporando elementos de segmentación y compensaciones, que no todo el campo era lo mismo y necesitaba un tratamiento diferencial”, escribió Pedro Peretti en su libro La chacra mixta y otras yerbas. Una mirada política a la cuestión agraria (Perspectiva Bicentenario, 2014).

Mayor concentración

Desde 2008 hasta la llegada de Mauricio Macri, las patronales de la Mesa de Enlace estuvieron enfocadas casi exclusivamente en argumentar que el origen de todos sus males tenía que ver con la injerencia del Estado en la actividad, sobre todo por el peso de las retenciones y las distintas regulaciones al comercio exterior.

El discurso de los dirigentes ruralistas fue construido sobre la falacia de sostener que las políticas del kirchnerismo los habían “ahogado” y que de eliminarse los derechos de exportación y cualquier regulación estatal, ellos podrían ser la insignia de la Patria (la Mesa de Enlace es “el campo” y “el campo” es la Patria).

Pero ni hubo un ahogo para los productores en el período 2003-2015 ni las políticas de Mauricio Macri de eliminación de retenciones y apertura importadora de alimentos mejoraron las condiciones de los productores. Lo único que ocurrió desde diciembre de 2015 fue una mayor concentración.

Entre 2003 y 2014, la producción de los granos tradicionales, soja, maíz, girasol y cebada, tuvo un incremento de 57 por ciento. Este crecimiento puede explicarse tanto por un aumento del área sembrada de 22,0 por ciento como del mayor rendimiento por hectárea que tuvo una suba de 28,0 por ciento (datos del Ministerio de Agricultura). Por su parte, las economías regionales experimentaron una suba del 49,0 por ciento, mientras que el área sembrada lo hizo en un 52 por ciento. Las hectáreas dedicadas a las economías regionales crecieron más del doble del incremento experimentado por los cultivos de la Pampa Húmeda. Pero la Mesa de Enlace insistió durante años con la destrucción de las economías regionales, discurso que fue recogido por Mauricio Macri en su campaña electoral.

La emblemática Vassalli, fundada en Firmat en 1947 y que fabricara el primer equipo recolector de maíz del mundo sobrellevó la disputa por la Resolución 125, las dificultades de la sequía de 2009 y las inundaciones de 2012, acompañó el ritmo de crecimiento de la producción y las exportaciones. Hoy se debate entre despidos y retiros voluntarios producto de la desregulación del comercio exterior.

Escombros

“¿La política económica la realiza el Estado Nación o se somete al interés de un sector económico condicionando al resto de los sectores? Los derechos exportación ya no son parte importante en la recaudación anual, entre 2008 y 2015 triplicaban o cuadruplicaban año a año a los derechos importación. En 2017 los derechos de exportación fueron menores a los derechos de importación. ¿Dónde está el boom de recaudación post-desregulación del comercio exterior anunciado en Pergamino al inicio de la gestión de cambiemos?”, reflexionó Ernesto Mattos, economista del Departamento de Economía Política de Centro Cultural de la Cooperación e investigador de la UBA, quien agregó: “Sin regulación del comercio exterior peligran los puestos de trabajo, mientras que las empresas y los exportadores continúan su ritmo de concentración y especulación.”

Entre 2008 y 2016 se perdieron 6409 puestos de trabajo en los cultivos agrícolas. De ese total, las pérdidas registradas entre 2008 y 2015 equivalen al 11 por ciento del total (753), mientras que la mayor pérdida de fuentes laborales en el sector se produjo luego de la llega de la Alianza Cambiemos y de la eliminación total de retenciones (5656 puestos), apunta Mattos.

Actualmente, los pequeños productores adeudan entre el 60 y 70 por ciento de sus cosechas a cooperativas o acopios. Los costos se dispararon luego de la primera devaluación de la era macrista y más ahora con el tipo de cambio a 20 pesos. No hay líneas de financiamiento específicas del Estado nacional ni de la provincia de Buenos Aires, según el reclamo de los chacareros.

“Los productores demandamos la segmentación y quita de retenciones para los pequeños (en el caso de la soja), tema que quedó pendiente, que el gobierno no resolvió y que ahora los pequeños productores no podemos seguir pagándolas. Es por esto que a 10 años de la 125, no tenemos nada para festejar”, sostuvo la FAA, conducida por Omar Príncipe, luego de una asamblea del Distrito 6 (Casilda).

La eliminación de las retenciones anunciada por Macri en diciembre de 2015 representó una transferencia directa e inmediata de recursos para los sectores concentrados de 26.000 millones de pesos. En 2016, esa distribución ascendió a 48.000 millones de pesos, precisó el CEPA. Las economías regionales fueron avasalladas por la decisión gubernamental de abrir la importación de alimentos.

Biolcati, Buzzi, Llambías y Etchevehere festejarán sobre los escombros de la Resolución 125 (también le reclamarán algo al Gobierno porque siempre tienen algo que pedir, como lo hicieron durante la Dictadura o el menemismo), mientras que los pequeños productores, agricultores familiares y los defensores de la chacra mixta la seguirán mirando desde afuera.

Fuente: Pàg. 12

Quizás también le interese:

DESARMANDO LA SOBERANÌA

LA ESTRATEGIA NEOLIBERAL

LOS PARADIGMAS DE LA GENERACIÓN DEL ´80 Y EL CENTENARIO

Linkwithin

Publicado por Eliana Valci
Reacciones:

Enviar por correo electrónico

Escribe un blog

Compartir con Twitter

Compartir con Facebook

Compartir en Pinterest

EL HIT DEL VERANO

*Por Alejandro Moreyra

Encontramos y entrevistamos al hombre del momento. ¿Quién es Shériko? ¿Qué siente al ver que su canción se convirtió en una expresión política que desvela al gobierno?

“Tengo derecho a tener un pensamiento y que me permitan decir lo que siento, ¿por qué me tienen que cercenar?

¿Con qué derecho?”, dice Shériko, poniéndose del lado del manifestante, antes que del de compositor, mientras entra al bar de Corrientes y Paraná, su “zona de influencia”, donde contará toda su vida profesional.

Cualquier documentalista especializado en música que haya visto el film Searching for Sugar Man desearía, alguna vez en su carrera, tener acceso a una historia como la del misterioso cantante Rodríguez, e Infonews encontró a su equivalente vernáculo,

Desde que resurgió como “hit del verano” la melodía de cancha en la que se insulta al presidente Mauricio Macri, se hizo carne una duda.

¿Quién compuso esa canción? Shériko es el artista que en 1975 publicó esa sinfonía popular llamada “Es tiempo de alegrarnos” que, en un principio las hinchadas, y luego las protestas sociales, se apropiaron con orgullo.

Lo primero que se puede notar es que está agradecido por este momento que le toca vivir, y se alegra de que la canción que escribió en una pieza de hotel sea el vehículo que motoriza la protesta social.

-¿Qué le produce al ver que la letra de su canción ha pasado a tener un insulto?

-Es el sentimiento del argentino, que es franco, sincero, explosivo.

El argentino es sentimental, querendón. Sabe cuándo tiene que amar y cuándo tiene que odiar.

Pero no un odio destructivo, sino el decir “te estoy llamando la atención, te estoy diciendo pará la mano, loco.

No es así, no me tomes por estúpido”.

Como no le puede decir eso, entonces, utiliza un vehículo que le hace más accesible expresarlo y, sin querer queriendo, me tocó a mí.

O sea, utilizan mi música, que ya estaba en el oído popular.

Entonces, la ligué.

Y me pone feliz, contento.

Eso no quiere decir que yo no respete la investidura del presidente o de quien sea.

No pasa por ahí.

Pasa por un sentimiento de hastío, de bronca y de repudio, de decir “loco, ¿qué está pasando?”.

¿No tenemos capacidad para generar otra cosa?

Sí que tenemos.

A esto lo disfruto por la parte musical; y por la literaria, también.

Porque no es una agresión despectiva.

Es “escuchá lo que te digo.

No es para que te vayas corriendo.

Atendé mis necesidades, preocupate un poco más por mí, que yo después te voy a aplaudir”.

Tan simple como eso.

Lo que pasa es que ellos nos tratan de estúpidos y creen que todavía tenemos la pluma en la cabeza, y no es así.

Tengo que decirte que no todos los negros son delincuentes.

Hay negritos pensantes, hay negritos intelectuales.

Entonces, prestémosle atención a la gente.

“Vengo del barro”

Shériko es oriundo de Santiago del Estero.

A los cinco o seis años –no lo recuerda bien- le llegó -no sabe cómo- una guitarra a sus manos.

“Cuando vio la guitarra, mi abuela dijo ´¡ah! ¡otro sacatragos!´

Eso me quedó grabado en la mente de por vida.

¿Por qué me dijo eso?

Después, con los años, entendí que no quería que agarre el mal camino”, relata el artista, que trajo su guitarra a cuestas a la entrevista, mientras bebe una gaseosa natural, para no perjudicar su garganta.

A Buenos Aires primero viajaron sus tíos y, después, su mamá, cargándolo a él a upa.

“Entonces, acá, nos instalamos en Tucumán y Suipacha.

Esta zona la conozco como la palma de mi mano”, se jacta.

-¿Qué es lo que más recuerda de su vida en la capital?
-Acá levantaba los papeles, las revistas y los diarios tirados en la calle.

Porque me gustaba leer, me cultivé con eso.

Y, de paso cañazo, la guitarrita, siempre aprendiendo.

A los 13 me grabaron mi primera canción. A partir de los 20 comencé a estudiar composición y armonía.

Después estudié foniatría y vocalización en el teatro Colón.

Luego entré a ver con mucha atención a la televisión, había programas musicales de muy buen nivel. Más tarde, trabajé en cine.

Hice cinco películas, con Luis Sandrini, Lola Flores, Evangelina Salazar, Norberto Suárez…

–¿Cómo llegó a trabajar con esos monstruos?

-Yo era curioso.

No sabía que ellos quisieran contratarme para tal papel o personaje.

Yo me metía, me mandaba, iba y averiguaba, y me daban personajes…

-Pero sin haber estudiado actuación…

-En ese momento se vislumbraba al que tuviera inquietudes, nunca se preguntaba “¿dónde estudiaste?”.

No había eso.

Pero, como decía, yo me mandaba.

Siempre.

Y lo hice también con la música.

En el barrio ensayaban Sandro, Los Cinco Latinos, Pepito Pérez, Rosamel Araya y Leo Dan.

En un sótano en Callao 21, yo los iba a ver y mi picardía hacía que dijera “yo puedo hacer una canción para uno, o para el otro”, y así avancé.

-Comenzó escribiendo para otros, entonces…
-Sí, como autor y compositor, hasta que apareció la oferta del primer disco. Grabé cinco. Luego, me descubrió, o me redescubrió, Horacio Malvicino, con el que trabajé cinco años.

Nombre propio

-¿Por qué el nombre Shériko?

-Está en mi documento. Es mi nombre original.

-¿Con “K” y todo?

-Con “K” y todo. Mi abuela pertenecía a la iglesia evangélica.

Mi mamá dijo que, cuando tuviera su hijo varón, le iba a poner ese nombre, porque venía a la iglesia un pastor que se llamaba “Shériko” (N. d. R.

Probablemente sea por Jericó, ciudad donde el pueblo israelí, dirigido por Josué, se liberó de la esclavitud de Egipto.)

“¿Y cómo se escribe?

Ese-hache-ere-i-ka-o”, y así quedó.

En ese momento no se usaban los nombres con esa fonética.

Cuando me presenté en la oficina de mi nuevo representante, me preguntó qué nombre artístico iba a usar. Le dije mi primer nombre de pila: “Raulito”.

Me preguntó: “¿no tenés otro nombre?, porque acá ya tenemos un artista llamado Raulito Barboza, y ya es famoso.

Nos va a costar un triunfo correrlo a un costado”.

Entonces le escribí en un papel grande, mi otro nombre, “Shériko” y lo pegó contra la pared que daba de frente a la puerta del despacho.

Cada uno que entraba decía “Shériko…

¿Qué es eso? ¡Qué lindo que suena!”, y él me miraba y me guiñaba el ojo, como diciendo “¿Viste? La pegamos…”.

Mi representante fue el que inventó al Club del Clan, Ricardo Mejía.

-Yendo a “Es tiempo de alegrarnos”. ¿Por qué se le ocurrió escribirla?

-En ese momento, Argentina vivía una apoteosis de algarabía con la llegada de Juan Domingo Perón.

Por referencias de la familia, porque yo no llegué a conocer su etapa de gobierno, tenía antecedentes de que era un hombre muy querido, pero que también tenía gente rebelde contra él.

Pero yo veía que todo el mundo hacía fiesta.

Músico de nacimiento, dije “tengo que hacer algo que pueda unirnos más todavía y que esto se convierta en una verdadera fiesta”.

Y era eso: (recita) “Toquen trompetas y matracas al compás, suenen los pitos y las palmas sin cesar, cantemos todos, la tristeza hay que olvidar, la vida pasa, no te pongas a llorar(…)”.

-¿Cuándo escuchó o le contaron que la corearon por primera vez en la cancha?

-Me lo contaron. Fue la hinchada de Boca.

-¿Con insulto?

-No, no, no.

Cantaban: “Y dale Boca, que tenemos que ganar”, todas las cuartetas con esa frase.

La melodía saltó al otro equipo, envidioso.

Después al otro, al otro, y al otro…

Como motivándose con algo, o gritando “ponelo al Flaco la pu…que te p…”. Tras unos años pasó lo del Corralito: “abran la puerta, la puta que los parió”, en la puerta de los bancos.

Y pasó el tiempo, y la campaña del Garrahan, “los papelitos, los tenemos que juntar”.

Y así, sucesivamente, lo usaron en los colegios, los chicos, para jugar, entretenerse, o para despotricar en alguna situación.

Se hizo natural.

Cuando empecé a escuchar la canción a través de la hinchada, lloraba como un niño de ocho años.

No podés creer que tu tema, que salió en la pieza de un hotel, lo estaba cantando toda la Argentina, millones de personas.

-Hoy, debería estar lleno de plata.

-Cuando el pueblo agarra la canción, ya no es tuya, es de ellos.

Como dice el refrán, “voz del pueblo, voz de Dios”.

Entonces, quedó ahí.

Nunca me preocupé porque me llene los bolsillos de dinero.

La venta de los discos, en su momento, dejó algo.

Cambié los muebles de mi casa, avancé un poquito más en la vida.

Y, como todas las cosas tienen su proceso natural de subida y de bajada, nunca me quejé y no me molestó.

Exiliado

Como muchos otros artistas, Shériko debió dejar el país durante la dictadura de 1976. “Yo no podía ser difundido por nadie.

Agarraron el disco y lo sellaron: ´prohibida su difusión´.

Yo no lo sabía, pero de repente me fue mermando el trabajo y dije

“¿Qué hago acá? Cruzo la frontera”.

Agarré mi disquito, mis fotitos, mi valijita y gacetillas, y me fui.

Arranqué por Rosario, después subí por Bolivia, Perú, Ecuador, hasta llegar a México.

Cruzar las fronteras amplió mi mente, mi espectro”, asegura.

-¿Qué hizo cuando debió irse del país?

-En México estuve con el trío los Panchos.

Cuando llegué, en 1980, me hospedé en la casa de su representante, al que había conocido antes acá.

Con el regreso de la Democracia, volví a Argentina.

Como uno se escapó por primera vez al exterior tan de golpe, empieza a extrañar la esquina de Paraná y Corrientes, la pizza, el café y todo lo que tiene el país de bueno.

Y volvimos de cero.

Es nacer de nuevo, porque antes te habían empujado.

-Pero no fue empujado por el pueblo, fue por la dictadura.
-Claro. No fue el rechazo de la gente.

Fue el sistema que me marcó el disco para que no fuera difundido. No podías entrar a los medios.

-Hace pocos años usted compuso una canción, “Vamos todos compañeros” que hace un juego con la Marcha Peronista.

-Que tiene afinidad con la Marcha Peronista. Es que hay quienes no quieren comprender que cuando el pueblo habla, es por una razón.

Pelota al medio

Shériko, con la autoridad que le da haber sido prohibido durante la dictadura, tiene una postura clara sobre el sistema de comunicación en el país y se expresa sobre el asunto:

“Ellos te imponen la agenda en la mente, a través de los medios masivos que acapararon”.

-¿Por qué lo dice?

-Destruyeron la ley de medios.

Cuando sacaron a (Martín) Sabbatella, ¿qué hicieron?

Se agarraron de los monopólicos, armaron un texto y dicen “esto sale hoy día en todos los medios nuestros”.

¿Y cuántos son? Cincuenta mil. ¿Cuántos tiene la oposición?

Dos. ¿Vas a competir con los 50 mil?

No, con los dos que tenés, no hacés nada.

Entonces, te dicen lo que tenés que decir y hacer.

No se puede frenar eso, pero cuando llega un momento en el que la gente se cansa de la mentira que le estás haciendo, busca los carriles para poder aflorar su impotencia y, ¡oh, casualidad!, apareció la cancioncita en su recuerdo, largó la primera bolita y empezó a hacer una bola de nieve que no podés parar.

Mientras que este muchacho no haga lo que debiera hacer un presidente de los 40 millones de argentinos, será así.

Porque no puede trabajar solo para dos millones, tiene que pensar en los demás.

-¿Cree que esto de que la gente se exprese mancomunadamente atrás de este “himno” pueda tener un efecto político, o que es algo del momento?

-Es una forma de expresarse masivamente. Cada uno tiene un pensamiento interno.

A vos también te pasa.

Si te tocan el bolsillo, vos vas a decir no solamente “la puta que te parió”.

Vas a decir algo más.

Entonces, los manifestantes, de repente, no se han puesto de acuerdo, porque vos no conocés al de la otra cuadra, pero cuando llega el momento de elevar tu voz con un mismo pensamiento, ahí te anotás, sin siquiera pensarlo.

Le das para adelante.

Eso es el argentino, y esa es la voz del pueblo.

Cuando es el pueblo el que te manda, vos tenés que acatar esa orden y te va a ir mejor.

-José Cano dijo que lo de los cánticos es algo organizado por el kirchnerismo.

-No tiene otra forma de querer anular el sentimiento masivo del pueblo. No van a callarlos. Vas a ver que dentro de un año va a seguir la canción.

El que opinó lo que me dijiste, va a quedar en el camino.

Y la canción va a seguir, va a seguir y va a seguir.

Fuente: NAC&POP

Quizás también le interese:

CRISTINA PRESENTÓ A LOS CANDIDATOS DEL FPV EN TODO EL PAIS

LA INTELECTUALIDAD Y EL PENSAMIENTO NACIONAL

CON SELLO PROPIO

Linkwithin

Publicado por Eliana Valci
Reacciones:

Enviar por correo electrónico

Escribe un blog

Compartir con Twitter

Compartir con Facebook

Compartir en Pinterest

EL 8M EN EL MUNDO

Miles de mujeres se ausentaron hoy de sus trabajos y tomaron las calles de ciudades de Asia, Europa y Oceanía para reclamar mayores derechos y condenar la endémica violencia machista, en el arranque de una Día Internacional de la Mujer que incluirá marchas en todo el mundo.

En Filipinas, manifestantes acusaron al presidente de ser el mayor violador de los derechos de las mujeres en Asia, mientras que el movimiento #MeToo surcoreano marchó por Seúl para exigir penas para agresores sexuales e igual paga que los hombres.

En Afganistán, donde las mujeres temían salir de sus casas durante el régimen talibán, cientos de ellas marcharon por Kabul, y en India, donde la rampante violencia contra las mujeres llegó al debate público sólo recientemente, hubo una protesta ante el Parlamento.
Cientos de mujeres vestidas de rosa y púrpura protestaron en el centro de Manila contra el presiente Rodrigo Duterte, a quien calificaron de peor violador de sus derechos en todo el continente asiático.

Líderes de la manifestación bailaron y cantaron ruidosamente en la Plaza Miranda, donde repartieron rosas rojas y blancas a madres, hermanas y viudas de presuntos traficantes de drogas muertos en el marco de la campaña de Duterte contra el narcotráfico.

Grupos de derechos humanos han condenado comentarios sexistas de Duterte, incluyendo uno en el que pidió a soldados que disparen contra los genitales de comunistas rebeldes mujeres.

En Myanmar, la líder de facto Aung San Suu Kyi urgió a las mujeres a usar su fuerza y determinación para ayudar a resolver problemas políticos, económicos y sociales, informó la cadena de noticias CNN.

En Europa, las protestas tuvieron un inicio temprano en España, donde las mujeres, bajo el lema “Si paramos, se para el mundo”, hacían un paro total de 24 horas, el primero de la historia, que incluye dejar de trabajar en sus lugares de empleo y en sus propias casas.

Madrid comenzó los actos con una cacerolazo a las 12 de la noche en la céntrica Puerta del Sol, centro neurálgico de la capital, a la que asistieron miles de personas.

En Barcelona, varias manifestaciones provocaron a primera hora grandes retenciones en los principales accesos a la ciudad. También hubo incidencias en el subte y en trenes de cercanías, transportes que tienen establecidos unos servicios mínimos por la huelga.

También en Valencia, la tercera ciudad de España, concentraciones puntuales cortaron anoche el tráfico en distintos puntos céntricos de la capital.

En un video difundido hoy para la ocasión, la canciller alemana, Angela Merkel, recordó que la lucha por la igualdad de derechos no ha terminado.

"Aún queda mucho por hacer en nuestro país sobre los derechos de la mujer y nuevas tareas para los hombres, pero sobre todo en otros países” donde a estas “les faltan los derechos básicos”, señaló Merkel, vestida con chaqueta morada y remera negra.

"Por eso es el momento de decir, la lucha por la igualdad de derechos para la mujer continúa”, agregó.

En China, estudiantes de la Universidad de Tsinghua de Beijing aprovecharon la celebración para hacer foco en una propuesta de enmienda constitucional para eliminar las limitaciones de tiempo al mandato del presidente del país.

Una pancarta portada por una estudiante bromeaba con que tampoco debería haber límites en lo que dura el “mandato” de un novio.

La Asamblea Nacional del Pueblo chino tiene previsto refrendar una enmienda constitucional para permitir que el presidente Xi Jinping gobierne de manera indefinida.

Las fotos de las pancartas de las mujeres, como otros contenidos sobre la enmienda, fueron censurados en las redes sociales.

En Seúl, cientos de surcoreanas, muchas de ellas vestidas de negro y con carteles de #MeToo, se manifestaron para exigir que los agresores sexuales sean llevados a juicio y en contra de la desigualdad y la precariedad laboral que sufren las mujeres.

El movimiento #MeToo ha ganado gran tracción en Corea del Sur desde enero, cuando una fiscal comenzó a hablar abiertamente de maltratos en los lugares de trabajo y acoso sexual. La lista de mujeres que ha decidido imitarla crece día a día.

Varios hombres conocidos han renunciado a posiciones de poder, incluyendo a un gobernador que se perfilaba como candidato presidencial antes de que fuera acusado de violar repetidamente a su secretaria.

Precisamente hoy, el gobierno surcoreano anunció que endurecerá las penas por abusos sexuales cometidos en el ámbito laboral, que pasará de cinco a 10 años para las violaciones y de dos a cinco para el acoso, informó la agencia de noticias Yonhap.

El discurso de Suu Kyi marcó el tercer Día Internacional de la Mujer que se celebra en Myanmar desde el fin de la dictadura y el retorno a la democracia.

Su partido obtuvo una amplia victoria en las elecciones de 2015 y ella lidera el gobierno a pesar de que la Constitución le impide ser presidenta.

"Los valores de derechos humanos de un país se verán realzados cuando se conceda a las mujeres sus derechos”, dijo.

En Afganistán, mujeres que años atrás evitaban salir de sus casas por temor a los gobernantes talibanes, que les impedían escolarizarse y las obligaban a usar vestimentas que sólo dejaban ver sus ojos, marcharon por Kabul para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

La directora de la Comisión Independiente de Derechos Humanos afgana, Sima Samar, dijo que la manifestación busca recordar a los líderes del país que queda mucho por hacer para dar voz a las afganas, garantizar su educación y protegerlas de la violencia.

En India, cientos de mujeres, incluyendo estudiantes, maestras y trabajadoras sexuales, marcharon por Nueva Delhi para llamar la atención sobre la violencia doméstica, los ataques sexuales y la discriminación en los trabajos y en el salario.

En Melbourne, Australia, cientos de mujeres también hicieron oír su voz, portando una gran pancarta que decía: “No seremos silenciadas. Es tiempo de terminar con la violencia sexual”.

Fuente: Crónica

Quizás también le interese:

DESARMANDO LA SOBERANÌA

LA HERIDA ABIERTA: NUESTRAS MALVINAS

LA VOZ DE LAS MUJERES

Linkwithin

Publicado por Eliana Valci
Reacciones:

Enviar por correo electrónico

Escribe un blog

Compartir con Twitter

Compartir con Facebook

Compartir en Pinterest

MUJERES SON LAS NUESTRAS

Homenaje a las militantes peronistas en el día de la mujer

Esta foto histórica muestra un “cumpleaños ficticio” de compañeras en el barrio Villa Manuelita al sur de Rosario. En épocas de dictadura y proscripción del peronismo, estos eventos se organizaban para justificar las reuniones de las compañeras ya que estaban prohibidas todas las actividades políticas.

Las mujeres fueron las protagonistas fundamentales de los episodios de heroica resistencia popular en la barriada obrera de Villa Manuelita al sur de Rosario contra la dictadura del Gral Lonardi.

“…Ellas sabían de las novedades del alzamiento de Córdoba y que con ojos angustiados se miraban entre sí preguntándose, sin palabras, qué pasaría con el frigorífico. (…) Con el ajetreo, a una de ellas se le desabrochó la blusa y asomaron sus pechazos blancos apenas atrancados por el último botón de la cintura. Parece la imagen de la República Francesa enarbolando como bandera el delantal blanco de su hombre. En eso, giró su cabeza hacía la entrada de la villa y, dirigiéndose hacía un enemigo aún invisible, empezó a agitar al aire la ropa y a decir con fuerza, pero gravemente: ¡Vengan! ¡Tiren! ¡No le tenemos miedo! ¡Viva el general Perón! ¡Viva la compañera Evita!. La vorágine se había desatado. Ligadas por un acuerdo mudo, ancestral, comenzaron a bloquear las vías del tranvía con enormes piedras, levantándolas con una fuerza descomunal. ‘¡Villa Manuelita no se rinde! ¡Viva Perón! ¡Mueran los traidores! ¡Viva Evita! ¡No van a pasar!. Los gritos se entrecruzaban en diferentes lenguas, dialectos y acentos pero, juntos decían una sola frase ¡Viva Villa Manuelita!

Llegaron los militares, se inició la represión. Por la calle Abanderado Brandoli avanza una formación de soldados que había llegado con la orden de tomar el tanque de agua.

(…) La mujer del pecho desnudo comenzó a golpearse y dejaba surcos en cada gesto salvaje convertido en imán para el resto de las mujeres que empezaron a desabrocharse las blusas y a sacar sus pezones, únicas armas para defender la supervivencia. ¡Villa Manuelita no se rinde! ¡No hay libertad con hambre! ¡Evita vive! (…) de una casilla llevaron una pila de delantales blancos. Las mujeres empezaron a unirlos con alfileres, uno al lado del otro, hasta reunir varios metros de tela blanca. Sobre la bandera improvisada escribieron, con brea, bien clarito ‘Todos los países reconocen a Lonardi. Villa Manuelita no lo reconoce’ (…) de la columna de jinetes, tres soldados se apearon y lentamente se acercaron al tanque. Venían con la orden de quitar la bandera que desafiaba al general rebelde. Las mujeres arrastraban a sus hijos pequeños que lloraban y los alzaban consagrándolos hacia Dios que, a lo mejor, estaba en el cielo: ¡Adelante..! ¡Mátenlos!…¡Asesinos!…¡mátenlos!…¡tiren cobardes!’ Los tres soldados se dieron media vuelta y volvieron corriendo. Dicen que uno iba llorando. Y Villa Manuelita, firme, no se rendía!…”

De alguna forma queremos homenajear hoy a través del recuerdo de esta heroicas mujeres a la mujer peronista, la gran responsable de la transmisión de los principios y virtudes de nuestra revolución a las nuevas generaciones.

La revolución peronista basa su nueva forma de participación ciudadana en la unidad conceptual y espiritual del pueblo para poder ordenar una acción colectiva que permita al nuevo hombre crear su propio destino. Semejante acción autodeterminante solo puede ser ordenada desde una unión de principios que sirvan de cauce para la enorme diversidad de una comunidad moderna. En los primeros años de la revolución peronista Juan Perón y Evita interpretaron cuales eran los principios que permitirían esa unidad espiritual del pueblo para lanzarlos a la creación de una nueva identidad ideológica. Los sintetizaron en tres grandes banderas y 20 verdades que fueron proclamadas ante una multitud en plaza de mayo el 17 de octubre de 1950.

Fotografía publicada por el diario El Dia de La Plata del 19 de septiembre de 1955 donde se ven los destrozos provocados por los bombardeos en el barrio obrero Campamento de Ensenada. En una pared derruída se puede observar una fotografía del Gral Perón.

El pueblo trabajador en devolución hacia la dignidad social que había recibido de sus líderes tomó esos valores y simplemente los transformaron en una cultura.

Queda la deuda pendiente de la dirigencias políticas del movimiento nacional de transformar esos principios fundamentales en una nueva filosofía de la acción política, que permita el nacimiento de nuevas instituciones que consoliden una democracia moderna afín a las nuevas potencialidades culturales de la cual hoy los pueblos disponen.

Sin embargo más allá de todas las especulaciones teóricas de las dirigencias, las madres y abuelas peronistas comenzaron su tarea fundamental de cristalizar esas banderas en el “deber ser” de la comunidad. En toda casa peronista aún en la épocas más difíciles, en ese rincón especial que toda familia tiene, allí donde se colocan para la veneración del hogar lo mas sagrado, donde se confunden desde fotos del casamiento, o de los bebés recién nacidos con el Cristo y el santo del barrio, allí mismo aparecían la estampas de Perón en su caballo pinto y el de Evita con su inconfundible rodete.

En ese rincón la mujer peronista ponía los símbolos sobre los cuales se podría construir una vida virtuosa. En ese rincón estaba el bien. Todo lo demás era discutible.

¿Que podría pensar un niño criado en ese entorno? ¿Que podría pensar de Perón y de Evita que reposaban en ese altar doméstico junto al Cristo y el rosario? Ciertamente no era ese un tema político.

Esa acción realizada por nuestras mujeres, madres y abuelas peronistas, provocaron la transformación de una ideología en una cultura popular donde las virtudes populares como la lealtad, la humildad y la solidaridad están profundamente asociadas con el pensamiento justicialista.

Queda saber cómo transformar esa cultura en poder político, ardua tarea de las futuras generaciones peronistas.

Vaya entonces en el día de la mujer nuestro sincero homenaje a las militantes peronistas que forjaron junto a Juan Perón y Evita las bases de una inquebrantable e imbatible cultura popular.

Fuente: Fundación Villa Manuelita