POEMAS MUESTRA TRES LIBROS

(Winston Orrillo)

1.- 2DO LIBRO DE BENITA (nuevo libro para mi gata inefable)
¿Y de un salto llega
La mañana? ¡No.
Fue Benita!
Que es
Mejor
Que la mañana!
<<<<<
Cosmografía
Exploro
Cuando me
Miras, pétrea.
<<<<
Benita
Agüeita
Lo que escribo:
Su rostro
Es una esfinge.
<<<<<<<<<<<<<
Piensa
Mi gata
Piensa. Y
Mueve los bigotes
Y entrecierra
Los ojos:
Que me miran
Por dentro.
<<<<<<<<<<<<<<<<<<
Juguetona
Como la vera
Vida.
<<<<<<<<<
Conjugo
Yo a tu lado
El verbo amar
Montubio.
<<<<<
<<<<<<
2.- “AL SUR DE TU CINTURA” (Poemas de alto voltaje erótico)
Y allá en
El meridiano
De tu pubis
<<<<<
Sí, fue
Prevaricato
Hundirme
Entre
Tus piernas.
<<<<<<<<<<<<<<<<
Amanece
En tus labios
Mayores, amor
Mío.
<<<<<<<<<<
El vasto
Tobogán
Del meridiano
Allende
Tu cintura
Encandilada.
<<<<<<<<<<<<<<<<
Y fue
Sí, el plenilunio
De tu sexo.
<<<<<<<<<<<<<<<<
Aprehender
Ese ritmo
De tus
Glúteos.
<<<<<<<<<<<<<
Y pulso
El clavicordio
De tu espasmo.
<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<<<<

3.- POEMAS CONCISOS (Breves, brevísmos. Como una respiración entrecortada).
Callada
Me hablas
Entre la escarcha
Del inasible
Día.
<<<<<<<<<<<<<
La poesía
No está en
Ese estridor.
<<<<<<<<<<<<<<<
Le tomo
Una fotografía
A tu tristeza.
<<<<<<<<<<<<<<<<
El amor
Es un bicho
De augusta
Catadura.
<<<<<
Han preñado
Estos días
De dolor
Desbocado.
<<<<<<<<<<<<<<<<<

En medio
De papeles
Y nervios
Y neutrones
El pobre niño
Amor
Se abre
Camino.

WINSTON ORRILLO
<<<<<<<<<<<<<<<<<
De lo que se trata es de que he hablado, mucho, de mis tres libros en preparación, en pleno trabajo. Y, de repente, algunos creían que fanfarroneaba. Y lo utilizaba como pretexto para no acudir a eventos, conferencias, recitales, por hallarme en el cenobio donde se trabaja, en la más estricta soledad, la creación (bueno, en mi caso, acompañado por mi gata Benita). Amén de que la salud no discurre bien. Y debo cuidarme.
Por ello decidí utilizar parte de este domingo, 7 de agosto, para pasar a la computadora algo de lo que estoy trabajando: como una prueba, además, de que no eran palabras espurias las que decía para justificar mi ausencia y, asimismo, mi no contestar cartas ni abrir las redes sociales sino de vez en cuando, porque ellas consumen el tiempo que la creación, con justicia, reclama para sí.
He dicho.
Winston Orrillo