Perú. OTRA VEZ: LOS MAESTROS SIN HORIZONTE .

(José Luis Ayala)

Durante estos días se realizan una serie de reuniones de carácter oficial entre los representares del SUTEP y el Ministerio de Educación. Lo primero que resaltan los cacósmicos medios de comunicación masiva, es que el SUTEP tratará de lograr un aumento salarial entre los 2,000 a 4,200 soles. Los representantes de docentes se han propuesto lograr que la primera escala sea de 3,500 soles, debiéndose incrementar todas las remuneraciones. El secretario general Alfredo Velásquez, hizo saber que se trata de proseguir las conversaciones a través de la Comisión Negociadora del Pliego de reclamos, conformada por seis representantes de cada sector.

Ha señalado que los maestros han presentado casi 50 temas para discutir, “aunque existen siete ejes básicos para negociar”. De la lectura del documento insustancial, con graves errores de información y evidente orfandad pedagógico-ideológica, es posible deducir la clamorosa ausencia de un análisis de la realidad educativa del Perú. No se trata solamente de discutir y conseguir mejores remuneraciones para docentes, sino que ellos sean protagonistas de los cambios sociales que deben realizarse en el Perú.

Nadie se opondría que los maestros peruanos tengan la improbable e imposible remuneración de seis mil soles mensuales, teniendo en cuenta que un policía con algunos meses de preparación para accionar impunemente en el sistema represivo, gana 3,500 soles. Un congresista 234 mil en el primer año y en los sucesivos 210 mil, en cinco años un millón 74 mil soles. Esta enorme desproporción entre los sueldos de docentes, la represión y congresistas, no solo es solo una vergüenza, viene a ser la expresión de un Estado que desprecia a la educación y a la cultura. ¿Cuánto gana un ministro? Treinta mil soles mensuales, aparte de otras remuneraciones extraordinarias.

Pero el SUTEP está debilitado porque no cuenta con el apoyo de la gran mayoría de docentes de importantes provincias del Perú. Pedro Castillo, señala que representa a la mayoría del Comité de Bases Regionales del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación SUTEP. Alfredo Velásquez ha convenido en dialogar con el ministro besador Idel Vexler. Mientras que Pedro Castillo, ha propuesto la necesidad de preparar una huelga general debido a las incumplidas promesas del ministro. Pero además impulsa la vacancia de P.P.K, y se convoque a nuevas elecciones generales. Así, Vexler tiene la ventaja de escuchar y esperar que dos SUTEP se enfrenten, discutan y desangren.

Nadie está en desacuerdo cuando el SUTEP oficial plantea la reformulación del régimen salarial, que un docente de la octava categoría gane 7 mil 500 soles. De los 285 mil docentes nombrados, el 65% gane entre dos mil y 2 mil seis cientos, menos se establezca un permanente sistema de capacitación para maestros. Los demás temas planteados a Idel Vexler, no tienen trascendencia. La negociación del pliego de reclamos del SUTEP oficial tiene como plazo hasta el 31 de marzo. En otras palabras, si el Estado no atiende sus demandas, habrá una conciliación con el Ministerio de Educación. Pero como nunca ni ahora el Ministro de Educación escuchará ni atenderá a los docentes, la idea es evitar una gran huelga, teniendo en cuenta que se trata de un gobierno sentenciado y herido de muerte.

Sin embargo, antes de plantear los reclamos salariales que son justos, ni Alfredo Velásquez o Pedro Castillo, han presentado un proyecto nacional educativo peruano para el siglo XXI. El texto extraordinariamente discutido y debidamente elaborado, debía ser presentado con anterioridad para ser discutido con el ministro Vexler y sus asesores. Se debe demostrar que la llamada Ley de Reforma Educativa es un fracaso, por no ajustarse a la realidad educativa del Perú. Es sabido que Vexler no tiene ni idea acerca de la realidad nacional y un nuevo sistema de educación para el Perú.

Tanto Velásquez como Castillo, no han acudido ni mencionan a un documento fundamental que el Perú es signatario. La Declaración de Estocolmo que viene a ser la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Humano, celebrada en Suecia del 5 al 16 de junio de 1972. Se trata de la gran primera conferencia de la ONU en referencia a cuestiones ambientales internacionales y así empezó un ciclo en el devenir de la política internacional del medio ambiente. En realidad contiene 26 principios acerca del medio ambiente acompañado de 109 recomendaciones y una resolución. El sistema educativo peruano no puede ser ajeno a la preocupación de la destrucción del medio ambiente especialmente por las petroleras y mineras transnacionales extractivistas.

Ni el cariñoso ministro Idel Vexler y menos el presidente P.P.K., tienen la suficiente fuerza política ni autoridad moral, para tomar determinaciones específicas en materia de salarios y política educativa en el Perú. Quien decide es Jaime Saavedra Chanduví, Director Senior de la Práctica Global de Educación del Banco Mundial. Se trata de un economista y no de un educador como por ejemplo José Antonio Encinas. Saavedra aunque parezca increíble trabajó varios años como gerente director del área de Reducción de la Pobreza e Igualdad. Es un grave error político de parte de Velásquez y Castillo, no poner como condición en las inútiles conversaciones con Vexler, la presencia de un delegado del Banco Mundial que controla la economía del Estado Peruano. Vexler sabe que no tiene ninguna autoridad para decidir aumentos de sueldos al magisterio, si es que antes no consulta con Jaime Saavedra.

Desde el primer gobierno de Alberto Fujimori Fujimori (1990), es decir desde hace 28 años, los docentes cesantes y jubilados peruanos, no reciben ningún aumento a sus magras y miserables pensiones. Se trata de más de 122 mil maestros jubilados que cobran 800 soles mensuales, como pensión promedio después de 30 años de servicios al Estado. La Asociación Nacional de Cesantes y Jubilados del Educación (ANCIJE), se ha cansado de reclamar y pedir al SUTEP, sean considerados sus clamores en los pliegos de reclamos. Nunca consiguieron nada. ¿Y ahora? Veremos. Los dirigentes del SUTEP no saben que la vejez es la edad más larga, los casos de maestras y maestros jubilados, son una maldición y desgracia sin fin para sus familias. El maltrato a maestros pensionistas es inhumano y cruel. Jaime Saavedra lo sabe.

Velásquez como Castillo, saben que el sistema de meritocracia es un fracaso. Lo primero que deberían hacer los docentes peruanos, es evaluar pedagógicamente al ministro de educación como a los directores y funcionarios regionales. Deberían exigir una nueva lectura de la realidad educativa peruana para replantear un sistema desfasado, dictado por el Banco Mundial en complicidad con Jaime Saavedra. Los ministros de educación desconocen la realidad educativa, social y económica, dicen incoherencias, no hablan quechua, aymara menos alguna lengua de los pueblos amazónicos. Así, no tienen la menor idea acerca de la cambiante y compleja realidad cultural del Perú. Hasta ahora nadie ha ascendido por méritos sino por amistad, coima, parentesco y otros favores.

Una de las conquistas gremiales debería ser el hecho que un docente con más de quince años de servicios, de cualquier nivel educativo, tenga el derecho a realizar un curso de capacitación en forma gratuita, para desempeñar el cargo de agregado cultural en cualquier país del mundo. Es decir que el Ministerio de Relaciones Exteriores, tenga un cuenta que un docente puede desempeñar ese cargo. Quienes hemos tenido la oportunidad de viajar por algunos países y asistir a eventos culturales internacionales, comprobamos que los agregados culturales son por lo general arribistas, ignorantes, desinformados, ignaros, legos, profanos, incoherentes, criollos, iletrados, incultos, vinculados a algún político o familia influyente. Hay excepciones pero son raras.

Debería establecerse un sistema de becas para docentes en una universidad extrajera como por ejemplo La Sorbona. ¿Por qué un docente peruano carece del apoyo del Estado para realizar estudios en las universidades calificadas e importantes? Por ejemplo en Harvard University, Stanford University, Massachusetts Institute of Technology (MIT), University of California-Berkeley, University of Cambridge, Princeton University, California Institute of Technology, Columbia University, University of Chicago y University of Oxford, para no salir de la órbita. ¿Cuándo un docente de Uchuraqay tendrá la posibilidad de estudiar en la Universidad de Cambridge como lo hizo José Antonio Encinas?

¿Cuándo un maestro primario llegará a ser ministro de educación? Cuando el sistema educativo responda a los retos de la nueva realidad peruana y la política educativa tenga identidad y sea un proyecto decolozante. Sobre todo cuando el Perú opte por un proyecto nacional educativo para cien años y decida ser una República soberana. Mientras impere el sistema neoliberal y el neofascismo conduzca el destino de millones de seres humanos, no será posible que un docente primario sea ministro. ¿Qué se necesita para ser ministro o ministra de educación? Obedecer los dictados del Banco Mundial y a sucesivos comisarios como Jaime Saavedra, nada más.

El aumento de sueldos para auxiliares de educación que ha determinado el Ministerio de Educación, es una directiva que emana directamente del despacho de Jaime Saavedra y no de Idel Vexler, ejemplo de educado ministro especialista en besos de despedida. Así, la huelga del magisterio nacional dependerá en gran medida de que los dos SUTEP en pugna, acepten o no las condiciones que imponga el Banco Mundial. A Vexlex como a Saavedra les interesa que los maestros discutan dos pliegos de reclamos por separado, que una fracción desautorice a la otra, Vexlex así está feliz, complacido, contento de recibir tanto a Velásquez como Castillo. Finalmente perderán los maestros peruanos y ganará Jaime Saavedra y sus patrones del Banco Mundial.

El gobierno del lobista y cutrero profesional P.P.K., está herido de muerte. La disyuntiva es si no renuncia, lo vacan. Entre tanto, Alberto Fujimori Fujimori espera que el fallo de la Corte Internacional de Derechos Humanos para determinar qué hacer. En caso de ser vacado, P.P.K., retomará su nacionalidad, besará su pasaporte y regresará a su casa en los EE.UU. Frente al complicado panorama político entre tanto ha acudido al Banco Mundial, al Fondo Monetario Internacional y otras entidades para que lo auxilien y salven. Le han sugerido que aumente el monto del salario mínimo. Sin embargo, no es una solución frente a la grave crisis que afronta por haber mentido tantas veces.

Entonces, la pregunta concreta es: ¿habrá aumento en los salarios de los 120 mil docentes cesantes y jubilados? La respuesta la tiene el economista que desconoce absolutamente lo que es dictar clases por ejemplo, durante treinta años en la escuela rural aymara de Jacha Winchoqa del poeta Efraín Miranda Luján, en Ilave (Puno). Todo depende de Jaime Saavedra Chanduví, Director Senior de la Práctica Global de Educación del Banco Mundial. La sugerencia es que los directivos del SUTEP, tanto Velásquez y Castillo se dirijan directamente a él mediante una respetuosa carta y, le expongan lo que realmente sucede en el Perú. Aunque con seguridad está mejor informado por los servicios de inteligencia que tiene.

José Luis Ayala

http://elcholoayala.blogspot.com/

Inicio de sesión