Ocho respuestas a tus preguntas sobre la huelga feminista.

(Rocío Durán Hermosilla)
Fuente Kaos en la red y Arainfo.

La huelga feminista del próximo 8 de marzo está atrayendo todas las miradas y cada vez son más las dudas por WhatsApp a la amiga sindicada o los comentarios en las redes sociales de la organización del 8M. Dudas razonables ya que nunca se había llevado a cabo una huelga de estas características: feminista, dividida […]

La huelga feminista del próximo 8 de marzo está atrayendo todas las miradas y cada vez son más las dudas por WhatsApp a la amiga sindicada o los comentarios en las redes sociales de la organización del 8M. Dudas razonables ya que nunca se había llevado a cabo una huelga de estas características: feminista, dividida en cuatro ejes de acción y con unas claras protagonistas. No obstante, ya se han ido resolviendo algunos de estos debates.

Todas las trabajadoras pueden hacer huelga

Gracias a la cooperación del movimiento feminista y sindicatos como CGT, CNT y CoBas, todos y todas las trabajadoras tienen la cobertura legal necesaria para hacer la huelga de 24 horas. No es necesario estar afiliada o que en la empresa estén presentes estos sindicatos para poder hacer la huelga. En el folleto que CNT ha elaborado para resolver algunas de estas dudas, aseguran que no hay ninguna restricción legal al respecto y añaden “Quién te diga lo contrario, o se equivoca o está tratando de boicotear la huelga”.

No obstante, hay algunas personas que pese a ser trabajadoras tienen limitado este derecho, por ejemplo, las autónomas tienen esa libertad pero las consecuencias con los y las clientas se escapan de la legislación.

Otras trabajadoras que también deben tener cuidado son las empleadas del hogar, aunque la Organización Internacional del Trabajo y el Real Decreto que regula el régimen especial contempla que tienen los mismos derechos que el resto de trabajadoras y trabajadores, la realidad es que en la práctica el ordenamientos jurídico no las protege y así lo demuestran numerosas sentencias judiciales.

Si quieres y puedes no es necesario avisar a la empresa

No es necesario que la empresa tenga conocimiento de qué trabajadoras van a hacer huelga y tampoco es obligatorio responder si el jefe pregunta directamente. Por supuesto, aquí entra en juego la confianza con el jefe y la precariedad del empleo. Lo importante es encontrar la estrategia más útil para conseguir hacer huelga.

photo_2018-02-28_17-59-03

Los hombres no deberían sustituir a las mujeres en su puesto

Legalmente, los hombres no pueden sustituir a las mujeres en su puesto de trabajo. De hecho, es ilegal tanto emplear trabajadoras y trabajadores externos a la empresa como que compañeros cambien sus funciones o su puesto de trabajo para “rellenar el hueco” de la huelguista. En la práctica -y desde mi opinión personal-, el objetivo es parar ese día y visibilizar la presencia de las mujeres en el mundo laboral. A veces la sustitución resulta más cómoda o es la única forma de poder parar. De nuevo, esta no es la clásica huelga laboral, es una huelga feminista y los cuidados son fundamentales: los límites y las condiciones debe ponerlos la trabajadora.

Es una huelga de mujeres hasta que se diga lo contrario

Según se acordó en el segundo Encuentro Estatal del 8M en Zaragoza, esta es una huelga para visibilizar la presencia de las mujeres en los cuatro ejes fundamentales que son el laboral, el estudiantil, el de cuidados y el de consumo. Por ello, se decidió que solo están llamadas a la huelga las mujeres.

Sin embargo, los sindicatos no pueden convocar huelga para un género concreto ya que, a pesar de que el género es determinante para las condiciones de los y las trabajadoras, legalmente no es posible hacerlo. Por ello, han convocado huelga general de todos y todas las empleadas. No obstante, lo ideal sería que los hombres pararan si tienen que atender a los cuidados que ese día no van a realizar las mujeres, una buena forma de visibilizar el trabajo no remunerado de los cuidados.

No firmes nada si te despiden

Si a pesar de tener la cobertura legal alguien es despedida, es muy importante no firmar nada. Como explican los sindicatos, firmar el finiquito implica renunciar a las posibles acciones legales que podría llevar a cabo. Lo primero que se debe hacer es acudir a un sindicato inmediatamente para asesorarse.

Si alguien no puede dejar de cuidar, hay alternativas para participar

La huelga de cuidados consiste en desatender o relegar las tareas del mantenimiento de la vida a los hombres para visibilizar la cantidad de trabajo y esfuerzo que supone este trabajo no remunerado. Por supuesto, hay cuidados que no se pueden desatender y mujeres que no pueden dejar de realizar estos trabajos. Para ello, han surgido diferentes iniciativas para visibilizar a estas personas que el 8 de marzo no podrán ni realizar la huelga ni asistir a las manifestaciones. Una de ellas es colocar durante esa jornada delantales en las ventanas.

Esta es la primera vez que se convoca una huelga desde una organización no sindicalista, por ello, sus normas y características son por fuerza diferentes. Sin duda, que haya tanta información y comentarios solo puede ser síntoma del buen trabajo del movimiento feminista y de la relevancia que está adquiriendo esta huelga que pretende pararlo todo.

Inicio de sesión