Nicaragua en la Mira II.

(Jorge Luis Ubertalli O.)

26/6/2018

“Nicaragua, cabe decirlo, es el país centroamericano menos contaminado por el narcotráfico, a pesar de carecer de los implementos bélicos con los que cuentan sus vecinos, sobre todo hondureños y costarricenses. Sin embargo, su alineamiento con el ALBA en el marco de su pasado y presente sandinista constituyen una piedra en el zapato imperial, quien intentará arrasar, cuando pueda, al país de Sandino y Carlos Fonseca Amador.”- Jorge L. Ubertalli- ‘Nicaragua en la Mira’- Rebelión 18/12-2011

“El FSLN se replegó, cabe destacarlo, no solo en las masas, sino en sus elementos de poder (…que)… le permitieron al nuevo gobierno sandinista triunfante en el 2008 seguir más o menos indemne a los nuevos tsunamis económico-financieros del imperialismo en su forma ‘legal’ e ‘ilegal’ (lease influencia del narco-DEA, etc).”-‘Nicaragua es y será Sandinista….’ Jorge L.. Ubertalli -ALAI- 27/5/2018

Más de 200 muertos, heridos, saqueos, bienes públicos y privados incendiados, cortes de rutas, calles y un sinnúmero de provocaciones, alentadas por algunos medios de información, signan la realidad nicaragüense de hoy. Una Mesa de Diálogo intenta frenar la violencia, que sigue como un espiral hacia arriba ensangrentando la patria de Sandino y Carlos Fonseca Amador. En el contexto de acusaciones mediáticas al gobierno de Daniel Ortega de incitar a la represión oficial y ‘paraoficial’, viajes de ‘opositores’ a los EE.UU. para pedir sanciones al gobierno nicaragüense y presiones de organismos como la CIDH, ,con sede en EE.UU., y otros similares, miembros de la Iglesia, legisladores ultrarreaccionarios de EE.UU.- sobre todo cubano-americanos como Marco Rubio e Ileana Ros-Lehtinen, vinculados a la mafia de ese origen establecida en Miami-, ONG privadas, periodistas, escritores/as y hasta el propio gobierno de EE.UU. y aliados exigen la renuncia de Daniel Ortega y el llamado a elecciones anticipadas para el año entrante.

En la nota ‘Nicaragua es y será sandinista…’ de este autor, citada más arriba, se intentó analizar y poner sobre el tapete algunas de las causas que habrían dado lugar a que los grupos que hoy operan en la desestabilización del país desde el último 19 de abril lleven adelante sus objetivos. Y con ese fin, debido a los hechos que sin solución de continuidad se producen, intentaremos aportar algunos datos que echarían luz sobre lo que sucede.

1) Nicaragua es el único país centroamericano donde el narcotráfico no ha logrado poner pie. La magnitud de la acción narco en la región se puso una vez más de manifiesto cuando en julio del 2011 sicarios dieron muerte al cantante argentino Facundo Cabral en Guatemala. Según se informó desde varias fuentes oficiales y extraoficiales, la muerte de Cabral se debió a un error de los atacantes, quienes pretendían ultimar a un empresario nicaragüense vinculado a un cártel narco. En relación con este hecho hay 24 personas acusadas por la fiscalía de lavado de dinero, crimen organizado y tráfico internacional de estupefacientes. Desde esa fecha y en adelante el gobierno sandinista, a fín de prever la acción del narcotráfico en el país, desarrolló un plan denominado Muro de Contención, consistente en un ‘anillo militar cercano a los puntos fronterizos, terrestres y marinos, de Nicaragua, que tiene como fin impedir que penetren y se establezcan las bases del narcotráfico y del crimen organizado en este país centroamericano’. (Última Hora, 6 de abril del 2014). A través de este instrumento se llevó a cabo hasta la fecha la aprensión de narcos y el decomiso de drogas, dinero, vehículos, lanchas y otros elementos. Solo el 27 de octubre del pasado año- es solo una muestra- se aprehendieron a 6 narcodelincuentes salvadoreños, hondureños y mexicanos que llevaban consigo 2.300.000 dólares. Tres días antes se habían incautado las fuerzas de seguridad y armadas de Nicaragua de 396.900 dólares, embutidos en vehículos particulares. Tiempo atrás habían sido detenidos 18 mexicanos que pretendían ingresar al país desde Honduras, coberturizados a través de la emisora televisiva Televisa, 9.600.000 de dólares y narcomercancías. "En Nicaragua no tenemos carteles (del narcotráfico), no somos país bodega de drogas y no tenemos maras que con su violencia criminal afecten a naciones hermanas", señaló el general Julio César Avilés durante el acto de celebración del 38 aniversario de fundación del Ejército de Nicaragua. En marzo de este año una delegación de la DEA visitó el país. Poco tiempo más tarde comenzaron las protestas que derivaron en la actual situación.

2) "Prácticamente en algunos países de América Central la mafia de narcos representa un poder paralelo. La única barrera en el camino de los narcos era la Nicaragua sandinista. Era el único país en paz y que no tenía criminalidad transfronteriza. Actualmente, se emprenden intentos para romper esta barrera" comentó el último 26 de junio el analista ruso Alexandr Jarlámenko a la página web SputnikNews. También reveló que las manifestaciones que sacudieron Nicaragua en abril fueron una señal de que los primeros criminales ya habían llegado a este país de América Central. Según se sabe, la droga producida en Colombia viaja por Centroamérica hacia México, y de allí a EE.UU., principal país consumidor. El único país por donde no transita es Nicaragua. Sin embargo, según la prensa opositora, basada en informes de la DEA, la organización delincuencial denominada Los Zetas opera en Nicaragua. (La Prensa, 14/11/2017). Esta organización, conformada en sus inicios por ex miembros de las Fuerzas Especiales de México y Guatemala, entrenadas en EE.UU., Francia e Israel, entre otros países, surgió inicialmente como ‘protectora’ del denominado Cártel del Golfo, pero luego se dedicó a ‘lo suyo’. Combatida sin descanso por mexicanos y sus pares norteamericanos, se consignó en su momento sin embargo que su máximo dirigente, Miguel Angel Treviño –alias Z/40- detenido el 15 de julio del 2013 en México, y originario de Laredo, Texas, era informante de la DEA. (ver ‘Otra Siria en Nuestra América’, de este autor- Rebelión- 22/9/2013). En el marco de estos antecedentes y otros- como el programa GunRuner, ideado por los servicios de inteligencia de EE.UU. para ingresar armamento pesado a México sin consultar con las autoridades de ese país- que fue a parar a manos del denominado Cártel de Sinaloa- e iniciado en Laredo, ciudad natal de Treviño, este autor consignó: “En pocas palabras, ¿son los Zetas una organización delictiva independiente o punta de lanza de la DEA y sus pares en la región?”.(ver La DEA repta en busca de la presa, de este autor, en Rebelión- 12/12/2013). Según se sabe, la DEA puso el grito en el cielo cuando se anunció el 6 de abril del 2017 en Nicaragua la inauguración de la estación terrestre del Sistema Global de Navegación por Satélite (Glonass, acrónimo en ruso), versión rusa del GPS estadounidense y el Galileo europeo, que se alimentará de la señal de 24 satélites rusos; la información recopilada serviría para controlar a los barcos que operan en el país, ayudar a combatir el narcotráfico, prevenir desastres naturales y dar seguimiento al cambio climático. Año más tarde se iniciaron las acciones que hoy llevan a Nicaragua a una espiral de violencia, causada por grupos de atacantes que portan armas y hasta uniformes de la Policía nacional a fin de implicar a esta fuerza y a propio Ejército de Nicaragua en la represión y muerte de personas. El Muro de Contención pretende ser derribado por los ‘conocidos de siempre’.

3) Poco más de un mes más tarde de iniciadas las acciones vandálicas en Nicaragua- adjudicadas principalmente a estudiantes universitarios, empresarios, dirigentes políticos opositores y actores de la ‘sociedad civil’ disconformes con una medida de gobierno referida al Seguro Social, se llevaron a cabo las elecciones en Colombia, en su primera vuelta. Como no hubo porcentajes suficientes para que triunfara en ella el candidato narcouribista Iván Duque, se pasó a la segunda vuelta, donde sí ganó. Sumada esta victoria a la desmovilización de las FARC, que le permite al gobierno actual colombiano y al que asuma mantener estable el frente interno y, por lo tanto, lanzarse a una aventura militar contra la Venezuela Bolivariana dese las siete bases norteamericanas asentadas allí, tal como hace unos pocos días lo denunció el presidente Nicolás Maduro, la situación está bastante oscura.. Colombia no sólo exporta, a través de sus cárteles- que incluyen funcionarios, militares, agentes de inteligencia yanquis y de otros países, narcoparamilitares y otras bellezas- drogas hacia México-EE.UU. via Centroamérica, sino que mantiene un conflicto con la Nicaragua Sandinista. En el 2012 el Tribunal de La Haya entregó a Nicaragua el mar adyacente – rico en hidrocarburos- a unas islas que se hallaban en disputa desde 1928, entregadas a Colombia por el gobierno cipayo nicaragüense de aquel entonces. La Colombia narcoderechista y proimperialista siempre se opuso a esa cesión y está con la sangre en el ojo. Con el triunfo del candidato narco uribista se cerraría el círculo contra Nicaragua sandinista, a la cual el imperialismo norteamericano y ‘sus’ organismos no oficiales, el gobierno de Colombia, los cárteles y los ‘opositores’ internos a Ortega destruirían. No, como dijimos siempre, por los errores y demás faltas cometidos por el gobierno de Daniel Ortega, sino por lo bueno hecho y por hacer.

4) El Canal Interoceánico proyectado en Nicaragua desde hace pocos años y que se construiría con fondos privados chinos- obviamente apoyados por el gobierno de la R.P. China- es otro elemento a tener en cuenta para analizar la prisa de ‘opositores’ y sus aliados extranjeros de toda laya - fundamentalmente de EE.UU.- en cuanto a terminar con el gobierno de Daniel Ortega. Esta vía permitiría unir el Pacífico con el mar Caribe en poco tiempo y competiría con el Canal de Panamá, no sólo en cuanto a tiempo de tardanza de los buques para unir ambos mares y océanos sino en cuanto al volumen de carga a trasladar, ya que el Canal Interoceánico nicaragüense permitiría navegar por él a buques de gran calado, denominados post Panamax, que no pueden transitar por el Canal de Panamá actual.

Sigue Nicaragua sandinista en la mira de sus enemigos históricos. Sin duda.