MOVIMIENTO PUEBLO EN MARCHA.

A la opinión pública:
El Movimiento Pueblo en Marcha, frente a la arremetida política y mediática de la ultraderecha latinoamericana y mundial que sufre el pueblo y gobierno venezolano, expresa lo siguiente:
1. Con el ascenso al poder del Comandante Hugo Chávez Frías, se rompió la llamada unipolaridad mundial y el llamado “fin de las ideologías”. Venezuela se convirtió en el estandarte de la lucha de los pueblos del mundo por su liberación y de la regeneración de los movimientos progresistas. La soberanía alcanzada por varios países fracturó el llamado patio trasero Yanqui. A partir de allí, siguiendo su ejemplo, muchos pueblos, comenzaron a luchar por cambiar las estructuras de explotación neoliberal, buscando alcanzar, democracia popular, equidad y justicia social. Por ello, el imperio puso en la mira en Chávez y los que alentaban ese proceso iniciando una escalada de intervenciones descaradas, con los resultados ya conocidos.
2. Para los pueblos en lucha y para los movimientos de liberación, Venezuela y Chávez, siempre tuvieron la mano extendida; esa generosidad no varía aún en los momentos más difíciles que le tocó y le toca atravesar al pueblo venezolano y a su gobierno, hasta hoy en día.
3. La arremetida brutal que desde hace varios años sufren nuestros hermanos venezolanos, no puede ser soslayado. El imperio y sus sirvientes, principalmente la derecha cavernaria Latinoamericana, buscan a todo tren, tirarse abajo al régimen “chavista” apelando a la “Carta Democrática” de la OEA y al intervencionismo directo de los EE.UU. ya que sus intentos de “Golpe blando” institucional han fracasado rotundamente. Su objetivo principal es tomar las más grandes reservas de petróleo y gas del mundo.
4. La Asamblea Nacional, en manos de golpistas, desde su instalación se puso al margen de la ley, pretendiendo subrogar al presidente legítimamente electo. Ante estos hechos, la derecha peruana y sus medios callaron y avalaron esta situación, como lo hicieron el 2002, en el golpe e intento de magnicidio contra Chávez, haciéndole coro a la OEA como instrumento de las dictaduras y “golpes blandos” en latinoamérica: intervencionismo y masacre de pueblos como Nicaragua, Granada, Panamá, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Honduras, Perú, etc.
5. Ningún proceso de transformación revolucionaria en el mundo está libre de errores y desviaciones, pero creemos firmemente que éstas deben corregirse al calor de la lucha de ideas, buscando profundizar los cambios en democracia, otorgándole al pueblo organizado mayor poder de decisión.
6. Llamamos a los pueblos del mundo salir a defender la libre determinación del Pueblo Venezolano, evitar todo tipo de injerencia extranjera e impedir un nuevo baño de sangre generado y ejecutado desde la derecha Latinoamericana. El diálogo entre las partes en conflicto debe ser el instrumento de solución; toca a UNASUR ser garante del mismo.
7. Venezuela y su pueblo no están solos, la solidaridad internacional que no se deja enceguecer por el apabullante bombardeo mediático, estará siempre a su lado acompañándolos, seguros de que por sus propios medios encontrará el camino correcto para alcanzar la victoria popular, el Socialismo Latinoamericano, sin calco ni copia.

01 Abril 2017
Coordinación Nacional