MNPR. RETORNO DE MEL ZELAYA Y LA CONFORMACION DE UN FRENTE AMPLIO POLITICO Y LA DEMOCRATIZACION DEL FNRP

El regreso de José Manuel Zelaya Rosales ex presidente de millones de hondureños y hondureñas sin duda representa un triunfo del pueblo hondureño en resistencia. Después del 28 de junio del 2009, uno de los días más negros en la historia reciente de este país, hombres y mujeres de todas las edades se lanzaron a las calles y plazas a expresar su enérgico rechazo contra la oligarquía y el ejercito anti hondureño por el golpe de estado ejecutado contra Manuel Zelaya Rosales y su gobierno, y desde ese día hasta la fecha de hoy, el pueblo hondureño democrático, progresista y revolucionario no ha bajado sus puños ni su lucha contra los grupos reaccionarios que asaltaron con bayonetas y tanquetas el poder del Estado, para imponer un gobierno fascista, oligárquico, corrupto y asesino del pueblo. Creyendo que con ello sepultarían los vientos democráticos y de participación popular que se alentaban con el proyecto de la Cuarta Urna, que impulsaba Manuel Zelaya Rosales y apoyada por la mayoría de la población hondureña.

1.

La llegada del líder de la resistencia hondureña tienen enormes implicaciones en lo político y social, y una de ellas sin duda alguna es que su presencia contribuirá a fundir y fortalecer al Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP). Sentimos que Mel Zelaya lograra inculcarle al FNRP el verdadero sentido democrático y participativo por el cual se inicio todo este proceso de lucha de liberación nacional, y por cuya senda transitada han ofrendado sus vidas casi 2 centenas de valiosos luchadores entre hombre y mujeres pertenecientes a diversos movimientos entre ellos el magisterio, periodistas, sindicalistas, pobladores y pobladoras, asesinados por el ejército y policía golpista.

Es una necesidad histórica democratizar más al FNRP, que los principios de inclusión y participación activa sean verdaderamente practicados, y no solo utilizados como discurso para que personas y grupos se apoderen de las incipientes estructuras que se están construyendo.

En las instancias de coordinación del FNRP no esta manifestada o no esta expresada la inclusión y participación de toda esa diversidad política y social que conforma la resistencia nacional. Es necesario y urgente señalar estos vicios y sectarismos que se han enquistado en el Frente con la finalidad de corregirlas a tiempo. Permitir que grupos gremialistas con tradición y cultura poco democrática con vocación de dictadura gremial se apropien de las estructuras del Frente, es un enorme daño para el pueblo en Resistencia. Las acciones sectarias y excluyentes tienen efectos de dispersión de fuerzas y debilitamiento de la Resistencia Popular.

Los pobladores en resistencia no vemos a las dirigencias gremiales (sindicales) como adversarios ni mucho menos, reconocemos su importancia en el sistema laboral organizado y son compañeros que hoy son parte de la lucha que se libra contra los sectores mas conservadores y anti populares que han secuestrado al Estado de Honduras, solo cuestionamos su tendencia de exclusión y manipulación de esa enorme fuerza social y política que representa el FNRP.

El Movimiento de Pobladores y pobladoras en resistencia tiene la esperanza que con Mel Zelaya en Honduras, se le imprima al FNRP una dinámica de lucha, fortalecimiento y organización democrática más intensa y progresiva. Cohesión, unidad y participación en la conformación del FNRP, es de pronto la primera tarea que Mel Zelaya debe evaluar impulsar tras su retorno.

2.

La llegada de Mel Zelaya indudablemente también será fundamental para la conformación de un gran Frente Amplio Popular de la Resistencia hondureña, cuya constitución y plataforma será obligatoria, si realmente queremos derrotar a la oligarquía, al bipartidismo y a todas las fuerzas reaccionarias que son las causantes de todas las desgracias sociales y económicas que soporta las espaldas de las mayorías marginadas pobres y miserables de esta nación.

Ese gran Frente Amplio Popular debe ser abanderado por todas y todos los hondureños que están luchando por cambios trascendentales en nuestra Honduras, Esta figura será la gran plataforma de las lianzas con todos las fuerzas políticas y progresistas que se encuentran activos en una amplia red de organizaciones políticas y sociales,

Mel Zelaya debe provocar en El FNRP una metamorfosis interna, que le permita dar un salto gigantesco y transformarse en un gran Frente Amplio Político Popular. La resistencia hondureña es amplia y diversa, todos los matices políticos, ideológicos progresistas y patrióticos la conforman, toda esa energía de pueblo con sus variadas formas de expresión y organización luchan por una nueva nación que sea democrática, justa y equitativa.

3

Los acuerdos firmados en Cartagena, Colombia por Porfirio Lobo Sosa como presidente de Honduras y José Manuel Zelaya Rosales como ex presidente con la intermediación de Los gobiernos de Venezuela y Colombia, lo traducimos como un triunfo del pueblo hondureño. Este paso se puede considerar como una fase más de la lucha política que el pueblo ha venido impulsando con vehemencia desde mediados del año 2009. Y estamos seguros que de aquí en adelante la lucha adoptara un viraje de unidad y una conducción más asertiva en ruta a la toma del poder político de la nación.

Los acuerdos de Cartagena establecen el reconocimiento y La constitución del FNRP como un nuevo partido político, este hecho le inyecta un ingrediente favorable al escenario político y requiere de madurez y flexibilidad política para que la respuesta de la resistencia sea la apropiada. Si el FNRP se convierte en un partido político y Manuel Zelaya Rosales sigue como su principal líder, será muy significativo históricamente. Porque las decenas o centenas de miles de verdaderos liberales en resistencia seguirían a Mel Zelaya. Si los hechos acontecen de esta manera el partido liberal como institución política quedaría convertida en un cascaron hueco y el bipartidismo que por casi cien años han mal administrado la nación, dejaría de existir como la expresión de poder político oligárquico más conservadora de nuestro país.

Independientemente de estos acontecimientos, el retorno como indiscutible líder de la resistencia nacional, contribuirá a la unidad de la colosal fuerza popular que hoy es la resistencia, por lo cual la toma del poder político de la nación para refundar nuestra Honduras esta mar cerca de lo imaginado. El Movimiento Nacional de Pobladores y Pobladoras en Resistencia MNPR aplaude y se suma al recibimiento apoteósico que se le dará al que todavía en la conciencia y corazón de hondureños y hondureñas es presidente de Honduras Manuel Zelaya Rosales.

POR UNA PATRIA JUSTA, CON IGUALDAD, DEMOCRACIA PARTICIPATIVA, PAZ Y LIBERTAD

MNPR