MISS FOTOGENIA, PROSTITUCIÓN Y CRISIS.

(Leonardo L. Guilarte Lamuño)

Los prostíbulos existen porque conviene. Le son útiles a la policía, a los gobiernos, a los empresarios, a quien pueda utilizar lo que sucede allí o en todo ese ámbitoque supera el espacio del local: habitaciones de hoteles, avionetas, clubes, yates. Históricamente han servido para urdir conspiraciones, traficar conestupefacientes y con información. Los servicios de inteligencia son asiduos a las casas de citas, pero no tanto por los placeres que se ofrecen sino por los datos que se recolectan.
Se comprende que en las gradas se desee saber quién se acostó con “Miss Fotogenia”, pues el chisme y el morbo son tan universales como adictivos. Pero si un pueblo, una ciudad o un país están en la obligación de resolver una situación crítica y compleja, deben pensar como si estuvieran en el dugout, tienenque ir un poco más allá y averiguar qué se frenó, qué se ordenó.
Audios, fotos, videos, son llaves que abren la Caja de Pandora o la cierran. El lupanar se monta para obtener más beneficios de los que brinda el “regalito” que dan los clientes o el porcentaje que deja el expendio de licores. No es un asunto de plata sino de ganancias, en el sentido amplio de la palabra. Me explico: gobiernos nacionales, regionales y municipales han caído en crisis de un día para otro; áreas de negocios no se han expandido, teniendo un mercado que pide a gritos productos, bienes y servicios; figuras, otrora notables, terminan como esperpentos o ceros a la izquierda. Y sí, la matriz de opinión “Esto se jodió con la muerte de fulanito” es muy buena, capta a un montón de incautos, y si se la combina con “Esta gente pensó que sin fulanito todo se acabaría y empezaron a robar como locos”, la penetración es aún mayor, en especial en el mercado más cercano a la posverdad; esas personas que privilegian lo emocional por encima de lo fáctico. Pero siempre hay gente que está consciente de que la cosa venía jodiéndose muy peligrosamente desde hace rato y que muchos andaban robando desde hace más de una década, e incluso algunos desde hace dos décadas o más.
Ese es el núcleo socio-político al que le importa la verdad, el lomito, no el papelillo que lanzan para causar distracción. Cuando muchos piensan que la Madama era quien manejaba el congal (porque el trabajo mediático se ejecuta para que en las gradas sepienseeso;sucediendo a veces, por efecto de la globalización, que además se hace un trabajo mediático con nivel internacional),el núcleo esencial mira hacia otro lado y busca profundidad. Todo el que haya visitado una casa de lenociniotiene claro que por encima de la Madama está el que maneja el negocio; ese que sabes que existe y tal vez te lo cruzaste en alguna oportunidad, pero que no suele dejarse ver; incluso puede tener un apellido con otra raíz idiomática y se te dificulta recordarlo o lo confundes, porque no es lo mismo acordarse de un Fernández, Oliveira o Martínez, que de un Von Hutten, Maalouf o Nieuwenhuizen. Todo se arma para que teniéndolo en las narices, muy pocos se den cuenta de una posible operación de captación de figuras significativas del aparato gubernamental, del poder judicial, del mundo legislativo y del universo empresarial; con el objetivo de obtener ganancias a cambio de no difundir los audios, las fotos, los videos; que son comprometedores per se, pero a veces vienen con una carga adicional que le otorga un valor agregado, como por ejemplo travestismo, gusto por el strapon, lluvia dorada u otra preferencia que a los ojos de gente con mente amplia no representa ningún problema, pero frente a la cara de shock, sorpresa, indignación y arrechera de una esposa, la cosa no está fácil y hasta un infarto puede costar.
Las ganancias son múltiples: deterioro de un servicio público porque se retrasó una orden de compra de algún material o maquinaria; fracaso de un operativo policial, porque se filtró una información; falta de productos, porque no se invierte en el área; y una larga lista de etcéteras, que es lo que uno debería saber. Porque todo eso brinda beneficios, ocasiona que el mercado siga siendo oligopólico, que nuevos empresarios no crezcan, que los gobiernos sean más débiles, que la política se devalúe y que todo cambie para que nada cambie.
La vanidad masculina es mucho mayor que la femenina, en consecuencia no es lo mismo decir “Me acosté con Fulanita” (quien a la sazón es la más atractiva de la oficina), que decir “Me acosté con “Miss Fotogenia””, ergo, “Miss Fotogenia” capta un target de mayor nivel, de mayor poder; el target más valioso para el que se monta un puticlub.
De la misma forma el morbo actúa y bloquea el paso a lo esencial, quedándose en las ganas de saber quién se acostó con quién, cuando lo que se debería averiguares: de esos quienes, cuáles dejaron de actuar o actuaron mal por culpa de audios, fotos y videos. Cuáles no invirtieron, por culpa de audios, fotos y videos.Haciendo esto, se clarifica quién está por encima del que maneja lamancebía, es decir, quién es el oligarca que está causando todo ese daño. La lógica del capital se expresa muy bien en los quilombos, allí está mejor retratada que en cualquier otro lugar.