MILITARES LIBERALES Y MERO PATRIOTISMO FORMAL - OPINIONES DISCUTIBLES.

(Carlos Andrés Ortiz)

En el marco de intercambio de opiniones suscitadas a raíz del escrito inicial del Sr. Coronel (R) Cervo y un par de opiniones más, hice conocer mis discrepancias con un escrito que envié al listado de personas (más de 100) y lo difundí a la vez, dado que ya eran opiniones de público dominio.
Un par de días atrás en el mismo grupo de correos electrónicos, como una suerte de respuesta o de defensa del citado Coronel, un médico muy vinculado al Ejército y conocido difusor del urticante tema de Malvinas y otros tópicos geopolíticos, hizo saber un panegírico del citado Coronel, y a la vez difundió un escrito de un veterano de guerra, presuntamente también militar retirado, opinión enredada y claramente contradictoria, como lamentablemente es muy frecuente entre militares retirados, y particularmente entre los veteranos de guerra, los que en el colmo de las confusiones que son consecuencia del fortísimo proceso de alienación cultural al que fueron sometidos desde 1955 en adelante, se muestra “desencantado” con el gobierno de Macri, al cual aun apela, pese a las sobradas evidencias de vil entreguismo de la soberanía ya perpetrados, incluso en el sensible tema de Malvinas. Y como es habitual en ese ámbito de cerrazones mentales, despotrica con muchos epítetos pero nulos fundamentos, en contra del anterior gobierno.
Va seguidamente mi escrito al respecto, omitiendo en mérito a la brevedad consignar el extenso comentario del médico y el escueto escrito del veterano de guerra, pues sus puntos esenciales están citados y contestados en mi nota.
Atte.

C A O

Interesante lo que opina el médico Oscar Abudara Bini (OAB), tanto por lo que dice como por lo que (usualmente) omite. Son conocidas sus encomiosas opiniones respecto al VGM Coronel Retirado Cervo, nada nuevo en eso ni tampoco nada que objetar respecto a todo ello, o sea a la trayectoria del citado militar, así como a su desempeño en la guerra, tema que en detalle desconozco, pero no hay porque dudar de los merecimientos.
Por otra parte, nada nuevo en el lenguaje “florido” del citado médico, en cuanto a las definiciones políticas y/o caracterizaciones de distintas reales o supuestas vertientes del pensamiento. Y en esas caracterizaciones, como siempre omite toda mención a las oligarquías, a los gorilas y otros sectores similares de apátridas. Que por cierto son tan apátridas como ciertos “progres”, pese a lo cual no entran en las definiciones de OAB.
Pero pese a su extensa exposición, no puede encubrir el meollo del tema, que es el hecho innegable y muy conocido (a confesión de parte, relevo de pruebas), de los constantes y fervorosos apoyos que el Coronel Cervo expuso en forma enjundiosa, al actual presidente CEOcrático Macri y a su gobierno, claramente neoliberal. Nunca alegó desconocimiento, ni puede hacerlo, pues habiendo sido de Inteligencia (como lo dijo públicamente el mismo Dr. OAB), el citado militar retirado no pudo ignorar en ningún momento la orientación político – económica del macrismo, ni tampoco suponer que desconocía que el neoliberalismo es apátrida por definición, siendo eso corroborado con los abundantes antecedentes padecidos a consecuencia de esa ideología en nuestro país, y en muchos otros países del mundo.
Tampoco pudo desconocer el Sr. Coronel retirado, el abundante y nada favorable prontuario que caracteriza y define toda la trayectoria del actual presidente, multiprocesado por diversas acciones delictivas, no pudiendo nunca probar lo contrario y zafando de La Justicia por aquella Corte Suprema adicta al menemato neoliberal, por prescripciones de causas y por otros vericuetos legales que casi sin excepción suelen favorecer a determinados poderosos por lo general distanciados u opuestos a los Intereses Nacionales. Pese a todo eso, Cervo apoyó fuerte y decididamente a Macri, incluso claramente “mirando para otro lado” ante el desguace nacional que a ojos vista está perpetrando.
Por supuesto nunca pudo justificar debidamente la total contradicción insalvable, de decirse “muy patriota” y apoyar a un gobierno apátrida y destructor del país. A eso me referí explícitamente, y ese punto fue omitido por su “defensor” y fervoroso elogiador OAB.
Agrego que el Coronel Cervo no ahorra epítetos contra el precedente gobierno, pero no los fundamenta más que en lugares comunes instalados por los mercenarios de la incomunicación, y omite temas esenciales claramente positivos del gobierno anterior, como los indicadores macro económicos, macro sociales, las acciones geopolíticas, los apoyos a diversos planes tecnológicos (nuclear, satelital, etc.), así como la enorme magnitud de las obras públicas, que pueden pasar desapercibidas para quienes solo miran a la “gran urbe” y a su contorno del norte rico, y nada más; pero a los que evaluamos todo el contexto general sobre todo vivimos en el interior profundo, eso no nos fue desconocido…salvo las mentalidades de comadres chismosas, que si ven no lo entienden ni razonan, dejando que los periodistas mercenarios les indique como opinar. Claro que siempre existen comentarios maliciosos de quienes buscan degradar y enlodar…como lo hicieron con Rosas, Yrigoyen, Frondizi y Perón en épocas precedentes.
En cuanto al Dr. OAB, es conocida su prédica malvinera, la cual básicamente comparto en su esencia, pero no deja de ser notable y evidentemente discordante que guarde densos silencios respecto a las sucesivas acciones de entrega vil de la soberanía, que en rápida sucesión perpetra el gobierno neoliberal macrista, que no solo aceptó en forma genuflexa todos los condicionamientos británicos en el tema Malvinas, sino que también pactó condiciones vergonzosas y humillantes en desmedro de la soberanía argentina en el Mar Argentino, en la Antártida Argentina, e incluso perpetra acciones tendientes al debilitamiento argentino en La Patagonia; y omite el doloroso caso del ARA San Juan, presuntamente hundido a manos británicas. Ese doble rasero, altisonante en lo ya histórico, y con silencios complacientes para nuestra dolorosa realidad, es al menos una gruesa contradicción por parte de OAB, en una postura que de hecho caracteriza la dualidad del accionar de la “familia militar liberal”, tan llena de profundas contradicciones, a consecuencia del proceso de colonización cultural muy profundo instalado desde 1955 en adelante, y muy acentuado desde “el proceso” o poco antes, merced a los cursos de formateo mental de la Escuela de las Américas e institutos similares, de los cuales como funesta consecuencia se instaló la nefasta doctrina de la seguridad nacional, dejando de lado la Doctrina de la Defensa Nacional, que nunca debió abandonarse.
Con relación al deplorable comentario del veterano de guerra Marcelo Llambías Pravaz, que expuso el Dr. OAB, solo confirma el patológico grado de colonización cultural muy profunda y por ende muy llena de gruesas falencias y confusiones, que se instaló mayoritariamente entre los retirados de las FFAA y FFSS. Y eso es notorio en dos párrafos harto elocuentes. En uno de ellos destaca sentirse “defraudado” por el gobierno macrista…lo cual revela su analfabetismo político en grado superlativo, pues confiar en un gobierno neoliberal, diciéndose patriota, es un oxímoron insalvable; además de lo cual expone su ignorancia pues solo los muy faltos de conocimientos elementales pudieron desconocer los abultados prontuarios antinacionales e incluso delictivos del presidente actual y de su elenco gobernante.
También es deplorable que el enojo del mencionado veterano de guerra se centre en la anulación del desfile (vinculado implícita pero claramente con los salarios de militares), mientras que en nada parecieron molestarle (al menos no lo dice) todas las acciones de entrega de soberanía perpetradas en estos últimos dos años y medio, la destrucción de lo que quedaba de Fabricaciones Militares, los ataques a todos los entes creadores de tecnología nacional (como la satelital, nuclear, etc.), la destrucción intencional de la industria argentina, el endeudamiento desmesurado solo destinado a la timba financiera, la multiplicación de la miseria, las ventajas obscenas a determinados sectores del poder económico, y un largo etcétera.
Lamentablemente es moneda corriente que los retirados, imbuidos de los condicionamientos mentales característicos de los que siguen adheridos a prejuicios muy proceseros, que tanto daño hicieron al país, sigan encerrados en sus ellos, negándose a razonar y a evaluar la realidad en base a datos concretos, no a meros preconceptos, en muchos casos con fuertes cargas de ideas no solo sectarias, sino incluso de supuesta casta elegida.
Dentro de esa fuerte carga prejuiciosa y nada racional, está la denostación sistemática con fuertes epítetos pero carencia de basamentos concretos, respecto al gobierno precedente, en una metodología prácticamente calcada a la perpetrada por “la fusiladora” contra el peronismo a partir de 1955.
Los indicadores macro económicos y macro sociales, así como el accionar geopolítico de esos doce años, es un claro mentís a los altisonantes ataques, tan llenos de conceptos “filosóficos” y supuestamente “morales”, como carentes de cargos concretos en el accionar económico, social y geopolítico. Y claramente se vislumbra que todo ello en realidad tiene otras motivaciones: los juicios por delitos de lesa humanidad y los indultos a los condenados por ellos.
Y por buscar los indultos, queda en claro que no les hace asco –en muchos casos por ignorancia total- aceptar que se destroce al país y se pisotee la soberanía…o los pocos restos de ella que sobreviven a este terremoto generalizado y continuo en perpetración por parte de la CEOcracia apátrida.
Por supuesto, ni toman conciencia que con esa cerrazón mental son funcionales a la oligarquía apátrida y a los poderes financieros transnacionales, y que son tan antinacionales como las progresías cargadas de doctrinas “internacionalistas, socialistas y/o anarquistas” e ideologías del tipo “indigenista, ultraecologista” o similares instaladas por ONGs británicas y otras, que tanto aborrecen, y que por mi parte no comparto en absoluto.
Como expresó respecto al tema mi amigo el destacado patriota Juan Gabriel Labaké, con relación a los retirados proceseros, “en mas de 40 años no aprendieron nada”, pues siguen atados a nefastos prejuicios de los años ’70.
Mientras tanto, la Patria Argentina sigue en rápido curso de disolución, como estuvimos en 2001 y casi de milagro superamos. ¿Volveremos a “renacer de las cenizas” o pasaremos a ser otro doloroso caso al estilo de Yugoeslavia, Libia, Siria, El Líbano, Ucrania o los varios Estados fallidos de África?

C A O