LA POSVERDAD NEOLIBERAL, ES LA MENTIRA CRIOLLA, QUE INTENTA DESCRIBIR UNA REALIDAD INEXISTENTE.

(Jorge Rachid)

1- Desde que se escribió en nuestro país, una historia tergiversada por el mitrismo militante, que continúa hoy a través del diario La Nación, se intentó instalar la idea que existe una sola verdad: la relatada por el poder hegemónico. Todo aquello que esté por fuera de esa descripción, es disrruptivo, bárbaro, revisionista o subversivo. En estas épocas, catalogados de kirchneristas, peronistas nostálgicos, radicalizados, entre otros epítetos ejercidos por el poder.

2- Es que el posicionamiento de una cultura dominante, es un eje de batalla esencial en la lucha política, por lo cual el despliegue de “verdades absolutas” es una necesidad del poder hegemónico para instalar las modificaciones estructurales, funcionales a sus intereses económicos. Sin esa herramienta desplegada, les sería difícil justificar el saqueo organizado sobre el patrimonio nacional de los argentinos.

3- Si se plantean las cuestiones de cara a la sociedad con honestidad, serían poco aceptables las medidas que impactaron sobre la vida diaria de los argentinos desde hace casi dos años. En efecto, desde explicar el pago de los Fondos Buitres, después que Naciones Unidas votó la propuesta argentina de condenarlos por la extorsión judicial, influenciada por esos Fondos y por el gobierno de EEUU, como se demostró, con 136 países que acompañaron y hoy han levantado medidas de protección a esas práctica, que demuelen soberanías.

4- Si se hubiese dicho que el verdadero objeto del deseo de la pomposamente llamada Reparación Histórica, que es el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del ANSES, que el gobierno peronista dejó con 52 mil millones de dólares, el doble de las reservas nacionales del Banco Central, que se comenzó a desguazar con los pagos en efectivo, al contado de los juicios en marcha, ofreciendo la mitad del monto, pero de alto impacto sobre 400 mil jubilados sobre 7,5 millones de beneficiarios, que en un porcentaje del 70% cobran la mínima. A eso se agrega la venta de acciones del Fondo, en empresas que quedaron de las AFJP, que a precio vil, adelgazando el FGS.

5- El avance sobre la Justicia Laboral, calificando de mafiosos a los abogados laboralistas, iniciando juicios políticos a los jueces que fallan a favor de los trabajadores avalando paritarias pactadas, desconocidas por el Ministerio de Trabajo. Esa ofensiva que se lee en medios empresarios como música para los oídos, se inscribe en la disminución de los costos laborales que necesita el poder económico par aumentar ganancias a costa del salario de los trabajadores, avasallando derechos adquiridos. Es el preámbulo de la Reforma Laboral anunciada para el tiempo poselectoral.

6- Antes habían modificado por DNU la ley de Riesgos del Trabajo, con el objetivo de impedir “la judicialización” de la siniestralidad laboral a los trabajadores, de ahí el ataque sistemático de los abogados laboralistas, defensores de los derechos instituídos por leyes históricas que han hecho del trabajador argentino, uno de los pocos trabajadores amparados y dignos de América Latina. La ley de Contrato de Trabajo les costó la vida en “la noche de las corbatas” a decenas de abogados desaparecidos de la dictadura militar. Hoy se repite el esquema en “democracia”.

7- Como podrían explicar, sino es a través de la CUS Cobertura Universal de Salud, la desprogramación de medicamentos del Remediar, la incautación del Plan Qunitas, como de otros programas que cubrían las necesidades de sectores vulnerables, que ahora serán cooptados por una cobertura que ofrece espejitos de colores, como un carnet para pobres que tendrán un Plan Médico Mínimo, diferente del PMO de Obras Sociales y Prepagas. Esta Cobertura, que hasta ahora no tenía limitaciones desde Carrillo hace 70 años, comenzará a poner límites a las prestaciones y medicamentos a partir de lo cual deberá pagarse el servicio. Serán identificados los 15 millones de argentinos que se atienden en el Hospital Público, tendrán cuatro consultas de especialistas por año, una sesión de rayos y una RMN (resonancia) cada 18 meses, pagando además el medicamento el 40% los enfermos crónicos como diabéticos, hipertensos y otros que hasta ahora los recibían gratuitamente. Esta Cobertura auspiciada por el Banco Mundial funciona en Colombia desde hace 20 años, habiendo destruido la salud pública.

8- De la misma manera, no podrían explicar los aumentos de tarifas servicios públicos, verdaderos derechos de los argentinos, maximizando las ganancias empresarias, ni explicar los ajustes ni la devaluación sino fuese por la llamada pos verdad, aquella pantalla que cubre la realidad, presentando como deseable aquello que lastima socialmente en el tiempo, con la diáspora social, la exclusión en nombre de “la eficiencia”, “la competitividad” o “las metas de inflación”. Como en los 90 cuando se clamaba por la “privatización de los servicios públicos”, que después no sólo dejaron de ser derechos sociales administrados por el estado al servicio del hombre, para transformarse en verdaderas cajas empresariales, al servicio de sus objetivos económicos en lo político.

9- Esas estrategias de marketing, auspiciadas para provocar desde derrocamientos de gobiernos como en el caso de Venezuela, Brasil, Honduras o Paraguay, incitando a la división en Bolivia y Ecuador, llevando a la presidencia a un soldado obediente del Imperio, como aquí, son ejecutadas, aunque esto parezca conspirativo, desde organizaciones camufladas de “independientes”, financiadas por los organismos de inteligencia de los EEUU, que financian en el mundo y en nuestro país también, políticos de todos los colores y periodistas, como así también economistas mediáticos que explican las ventajas del Dios Mercado, bajo el eufemismo de lo “políticamente correcto”.

10- Los argentinos que vivimos tantas experiencias de avance del coloniaje imperial, desde las dictaduras militares hasta las presiones obscenas del FMI y del Banco Mundial en democracia, ahora parecemos haber adquirido memoria frágil, conductas individualistas, disociación entre la vida cotidiana y la carga mediática, que lleva al voto suicida, que finalmente terminará, como siempre finalizan los procesos neoliberales, con conflictos sociales y crisis estructurales, que ponen en riesgo la Patria misma. Siempre es el peronismo quien debe reparar, desde el movimiento nacional, con el esfuerzo de trabajadores, líderes sociales, militantes comprometidos y patriotas, los desastres de los saqueadores sistemáticos del estado, desde la Patria Contratista, que hoy gobierna hasta los Fondos Buitres que controlan el sistema financiero y la fuga de divisas.

Jorge Rachid