homenaje a Mariategui (dos notas)

Autobiografía, José Carlos Mariátegui

Aunque soy un escritor muy poco autobiográfico, le daré yo mismo algunos datos sumarios. Nací el 95. A los 14 años entré de alcanza-rejones en periódico. Hasta 1919 trabajé en el diarismo, primero en “La Prensa”, luego en “El Tiempo”, finalmente en “La Razón”. En este último diario patrocinamos la reforma universitaria.

Desde 1918, nauseado de política criolla me orienté resueltamente hacia el socialismo, rompiendo con mis primeros tanteos de literato inficionado de decadentismo y bizantinismo finiseculares, en pleno apogeo. De fines de 1919 a mediados de 1923 viajé por Europa. Residí más de dos años en Italia, donde desposé una mujer y algunas ideas.

Anduve por Francia, Alemania, Austria y otros países. Mi mujer y mi hijo me impidieron llegar a Rusia. Desde Europa me concerté con algunos peruanos para la acción socialista. Mis artículos de esa época señalan estas estaciones de mi orientación socialista. A mi vuelta al Perú, en 1923, en reportajes, conferencias en la Federación de Estudiantes, en la Universidad Popular, artículos, etc., expliqué la situación europea e inicié mi trabajo de investigación de la realidad nacional, conforme al método marxista.

En 1924 estuve, como ya lo he contado, a punto de perder la vida. Perdí una pierna y me quedé muy delicado. Habría seguramente ya curado del todo con una existencia reposada. Pero ni mi pobreza ni mi inquietud espiritual me lo consienten. No he publicado más libros que el que Ud. conoce.

Tengo listos dos y en proyecto otros dos. He aquí mi vida en pocas palabras. No creo que valga la pena hacerla notoria; pero no puedo rehusarle los datos que Ud. me pide. Me olvidaba: soy un autodidacta. Me matriculé una vez en letras en Lima, pero con el solo interés de seguir el curso de latín de un agustino erudito. Y en Europa frecuenté algunos cursos libremente, pero sin decidirme nunca a perder mi carácter extrauniversitario y tal vez, si hasta anti universitario.

En 1925 la Federación de Estudiantes me propuso a la Universidad como catedrático en la materia de mi competencia; pero la mala voluntad del Rector y, seguramente, mi estado de salud, frustraron esta iniciativa.”

* De la carta de fecha 10 de enero de 1927, enviada por José Carlos Mariátegui al escritor Enrique Espinoza (Samuel Glusberg), director de la revista La Vida Literaria, editada en Buenos Aires. Se publicó la carta en su número del mes de mayo de 1930, en homenaje a Mariátegui, en la Contra carátula de 7 Ensayos… y en José Carlos Mariátegui / Correspondencia.

La carta está fechada el 10 de enero de 1927, pero se trata de un lapsus, porque según las evidencias es respuesta a la carta del 1º de noviembre.

Mariátegui

¿Quién fue José Carlos Mariátegui y por qué se le recuerda?

Conoce quién fue José Carlos Mariátegui y por qué es celebrado

Este 14 de junio se celebró un nuevo aniversario del nacimiento de José Carlos Mariátegui, intelectual peruano reconocido en toda Latinoamérica. Figura influyente de la política del siglo XX, el pensamiento del ‘Amauta’ influyó a campos como la sociología, la antropología, la historia y la literatura.

Los inicios. Hijo de Francisco Javier Mariátegui Requejo y María Amalia La Chira Ballejos, José Carlos Mariátegui nació en un humilde hogar de Moquegua (1894). En 1899, se mudó con su familia a Huacho, al norte de Lima, donde sufrió un accidente que lo dejó con una anquilosis que lo aquejaría por el resto de su vida. Fue este accidente el que lo empujó a centrarse en la lectura y los estudios. Con solo 15 años y sin acabar el colegio, comenzó a trabajar en la prensa, eventualmente formándose como periodista.

El pensador de las masas Su trabajo en medios lo llevó a escribir en la mítica revista Colónida, hacerse amigo de Abraham Valdelomar e incluso a escribir un libro de poemas, el cual nunca fue publicado. Su producción cambió radicalmente en 1918: influenciado por Manuel Gonzales Prada, comenzó a interesarse por temas sociales como la reforma universitaria y las luchas obreras, vinculándose con figuras como César Vallejo, Víctor Raúl Haya de la Torre, Raúl Porras Barrenechea o Luis Alberto Sánchez.

Formación en Europa. El gobierno de Augusto B. Leguía le concedió una beca a Europa a José Carlos Mariátegui (1919), como una forma de sacarlo del país, ya que se trataba de un duro crítico del régimen. Fue en Italia donde completó su formación socialista, estudiando marxismo e idiomas, se relacionó con intelectuales de la época y se casó con Ana Chiappe. Además del país trasalpino, visitó naciones como Francia, Alemania o Checoslovaquia, donde alimentó sus ideas.

Los 7 ensayos y el Partido Socialista. Volvió al Perú en 1923 y se convirtió en un nombre importante en la política peruana, en especial ante el exilio de Víctor Raúl Haya de la Torre en México (donde fundaría el Apra en 1924). Tras sufrir la amputación de su pierna (1924), fundó la Editorial Minerva (1925) y la Revista Amatuta (1926), la cual juntó a intelectuales de la época y germinó la corriente indigenista en arte y literatura. En 1927, publicó su obra fundamental: 7 ensayos de interpretación de la realidad peruana, donde analiza los procesos de la economía, la historia y la literatura peruana. En 1928 rompió con Haya de la Torre y fundó el Partido Socialista Peruano y en 1929, la Confederación General de Trabajadores (CGTP), vigente hasta la actualidad.

Una muerte temprana. El éxito de su obra lo llevó a ser invitado en 1929 a la Conferencia Comunista de Latinoamérica en Montevideo. Por el estado de su salud, solo pudo enviar a unos emisarios con su planteamiento. Allí se distanció del resto de partidos de este tipo del continente, por diferencias ideológica. “Ni calco ni copia”, escribió Mariátegui sobre su modelo para el Perú, en el cual no buscaba imitar a otros países sino forjar un camino propio. El 16 de abril 1930, poco antes de viajar a Argentina para operarse de su enfermedad, falleció en el hospital y fue enterrado en el Presbítero Maestro, al igual que varios presidentes y héroes del Perú. Poco más de un mes después, el Partido Socialista cambió su nombre el Partido Comunista.

Inicio de sesión