FUNDALATIN SE UNE AL RECHAZO ÉTICO MUNDIAL A LAS AMENAZAS MILITARES DEL PRESIDENTE TRUMP.

Vivimos tiempos de alta complejidad y confrontación. Una actitud guerrerista y expansionista impulsada por los grandes poderes mundiales, se empeña en socavar los procesos de transformación y soberanía de los pueblos del mundo.
Hemos visto, en tiempos recientes, a países como Irak, Libia, Afganistán, Siria, entre otros, ser invadidos y arrasados, por potencias bélicas. A los agresores no les ha importado la muerte de inocentes, actuando solo con el afán de apoderarse de las riquezas de estos pueblos.
El pueblo venezolano, desde el año 1999, mediante el voto universal, directo y secreto ejercido en numerosos procesos electorales, ha construido un proyecto enmarcado en profundos ideales bolivarianos, solidarios, independentistas.
Ha decido construir un modelo de relaciones humanas con base en la justicia social y la equidad. Respetando la Madre Tierra y creando condiciones y oportunidades para todas y todos los venezolanos sin distinción alguna. El pueblo venezolano está forjando una sociedad donde reine la paz, la solidaridad y el diálogo. Este ha sido el llamado permanente del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, a las fuerzas opositoras nacionales y a toda la Comunidad Internacional, tanto Pueblos, Estados como movimientos sociales.
Ante esta nueva arremetida, con amenazas de acción militar a Venezuela, el presidente de los Estados Unidos irrespeta la soberanía de los pueblos. Deja en evidencia su violación al derecho internacional, así como su arrogante actitud de no reconocer un pueblo que construye su destino mediante la vía democrática y participativa, que sigue consolidándose con la elección de la Asamblea Nacional Constituyente. No toma en cuenta que 8.089.320 de ciudadanos demostraron su estricto apoyo al derecho a elegir a sus gobernantes, aun en medio de asedios y acciones terroristas promovidas por sectores extremistas opositores, que pretendieron impedir que el pueblo ejerza su derecho a la autodeterminación.
En este sentido, unimos nuestra voz para rechazar estas declaraciones del presidente Donald Trump, que se distancian de la visión ética de grandes líderes estadounidenses como Martin Luther King. Y llamamos a las comunidades de buena voluntad de Estados Unidos a que se unan para impedir el hostigamiento contra Venezuela y su pueblo. Que dejen las amenazas de ataques militares que sólo generan hostilidades en las relaciones entre los gobiernos y distan mucho del talante democrático que debe darse en las relaciones internacionales en el marco de los Derechos Humanos. Tal como recuerda Idriss Jazairy, Relator especial de la ONU sobre Derechos Humanos y sanciones internacionales, en el respeto a los principios establecidos en la resolución del 21.12.1965 de la ONU: “Declaración sobre la inadmisibilidad de la intervención en los asuntos internos de los Estados y protección de su independencia y soberanía”, donde se afirma “Ningún estado puede aplicar o fomentar el uso de medidas económicas, políticas o de cualquier otra índole para coaccionar a otro Estado a fin de lograr que subordine el ejercicio de sus derechos soberanos u obtener de él ventajas de cualquier orden”.
Exhortamos a la comunidad internacional a pronunciarse y apoyar todas las iniciativas de paz y justicia que impulsa Venezuela. A que levanten su voz en contra de acciones guerreristas que solo busca interrumpir de manera violenta los procesos emancipadores de los pueblos del mundo. Se requiere articular nuevas formas de integración popular y social para dar a conocer la verdad de Venezuela al mundo, y de esta forma hacer frente a las distorsiones mediáticas sobre la realidad democrática venezolana, las cuales pretenden justificar su hostigamiento sistemático.
Desde la comunidad ecuménica de la Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social. (FUNDALATIN), ratificamos nuestro compromiso con los Derechos Humanos, la defensa de la soberanía de los pueblos, la integración solidaria internacional en función de la construcción de la paz y la responsabilidad frente a la Madre Tierra. Reconociendo los avances que en Venezuela se evidencian en pro de hacer valer los derechos y garantías constitucionales de todas y todos los venezolanos y seguir trabajando por un mundo con Justicia Social, Paz y Cuidado de la Casa Común.
14 DE AGOSTO 2017
Hna. Eugenia Russian Ing. Casilda Ramírez Prof. Antonio Martínez Presidenta de Fundalatin Sec. Ejecutiva Director
Ing. Guido Zuleta. Lic. Lourdes Alcalá Lic Virginia King
Asesor Docente. Asesora Docente. Representante en Argentina
* Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social. Se creó en Caracas en 1978 por cristianos latinoamericanos inspirados en la espiritualidad ecuménica de la Teología de la Liberación, con su Presidente Pbro Juan Vives. (Sembrado Solidariamente en su Pueblo en 2004). Recibió el premio Mensajero de la Paz de las Naciones Unidas (0NU).1987. Es reconocida como Organización de la Sociedad Civil ante La Organización De Estados Americanos OEA. Organización con Status Consultivo Especial concedido por el Consejo Económico Y Social de la ONU. A partir de 2015. Fundalatin: Tel./fax (58212) 953 59 76. Correo E: fundalatin@gmail.com