fraude en Honduras (cuatro notas)

Nicolás Ramón Contreras
HONDURAS: LA DEMOCRACIA DEL DOBLE RASERO AL GUSTO KERRY.

He estado observando toda la semana las finales de las elecciones en Honduras, y este evento me revuelve en el mismo saco de la memoria, a John Kerry el USA Secretario de Estado y a una salsa de cocina, porque son homófonos y hasta homofuncionales: suenan igual y tienen la función de modificar los sabores y percepciones. Eso pasa con la salsa al curry y con John Kerry, el canciller imperial del estado forajido, que hace 4 años apoyó el golpe de estado desde su base de Palmerola, con el cual sacaron del poder al presidente electo en las urnas, Manuel Zelaya Rosales, quien cometió el "delito" de acudir al constituyente primario, es decir, al pueblo, para hacer reformas a una constitución hecha en la época dorada de las USA invasiones e imposiciones de dictaduras anti comunistas en Honduras - y en Centro América- desde 1954, cuando tumbaron a un presidente militar como Jacobo Arbens, que también cometió el pecado de querer aplicar las ideas del USA presidente Alexander Hamilton en su país, medida que promovía al pequeño y mediano propietario del campo.

Precisamente, no hace más de una semana el USA canciller del estado forajido, el señor John Kerry había anunciado con el esquema del cuento del gallo capón que la doctrina Monroe, que prohijó dictaduras "buenas" y desembarcos de marines para "corregir a pueblos que habían elegido mal"- como decían los USA presidentes Johnson y Nixon - al referirse a República Dominicana en 1965 y Chile 1973. Había dicho el canciller Kerry sin embargo, que si bien la Doctrina Monroe no va más - is over- nunca dejarían de pronunciarse, cuando se presentaran hechos que alteraran la "democracia" y el "equilibrio de poderes" al sur de sus fronteras. ¿Por qué hago estas reminiscencias en estos momentos, en donde la SIP y los medios empresariales que venden noticias y opiniones rociadas guardan silencios, emanando un fuerte olor ya no a salsa al curri, sino a salsa al Kerry?

Porque en Honduras, a lo largo de esta campaña presidencial y como marco institucional- sí es que a esto se le puede llamar como tal- se han presentado hechos que debieran por lo menos escandalizar, a los Caifaces del USA estado forajido como el señor Kerry, sobre todo en ese tema que tanto han empleado como excusa para la injerencia en Venezuela, como el de la famosa "independencia de poderes" o de los tan nombrados "pesos y contrapesos" de la democracia liberal, excusa para que desde Washington ese estado forajido, hayan puesto a leer declaraciones al respecto sobre Venezuela a la cándida señorita Psaky, en relación con la ley habilitante y la guerra contra la estafa y la usura que lidera el presidente Nicolás Maduro: ratificó la Casa Blanca, el respaldo de USA a los estafadores empresariales e importadores de Venezuela, grandes acaparadores y especuladores.

Pero volviendo al tema de Honduras, si se habla de independencia de poderes, y de los pesos y contrapesos, no entiende uno como el señor Kerry mantiene su lengua metida en salva sea su parte, porque lo que pasa en ese país centroamericano es grave: en Honduras, como telón de fondo reciente y teniendo como capo de las mayorías parlamentarias, el actual candidato oficialista Juan Orlando Hernández, hizo parte del entramado de poder con Michelleti a la cabeza, cuando se dio el golpe de estado contra Mel Zelaya.

En ese momento el candidato que marcha en la cabeza de los datos oficiales a la presidencia actual, a través de su partido Nacional, que ejerce el poder hasta el día de hoy con Porfirio Lobo, fue Juan Orlando Hernández de los que desplegó todos los recursos del estado con descaro y a pesar de la prohibición constitucional en la materia, que lo prohíbe...Y ni el señor Kerry, ni la señorita Psaki, tampoco CNN, cabeza más visible del grupo de dueños de empresas vendedoras de noticias reunidos en la SIP, se han quejado por las descaradas transacciones electorales en dinero y en especie, fuera de asesinatos y amenazas a la oposición. A ninguno de ellos, se les ha ocurrido cantar en Honduras "ventajismo," ese pecado venial entre muchos otros, que suceden bajo el gobierno de Porfirio Lobo.

Tampoco dijeron nada sobre el candidato del gobierno, quien tiene en su pasado, el haber promovido la destitución de cuatro de los cinco representantes del tribunal constitucional - equivalente a la Corte Constitucional en Colombia- porque habían tumbado el proyecto pionero en la entrega de soberanía, que ellos llamaban con el lacayo nombre de "ciudades modelos", un proyecto experimental que impulsaban los señores Hernández y Lobo, argumentado que "van a impulsar el desarrollo" y el crecimiento en zonas despobladas. ¿Pero en qué consisten las famosas ciudades modelos? En la entrega de territorio del estado Hondureño a empresarios internacionales de USA y Europa, quienes crean ciudades estados dotadas de una propia legislación propia, al margen de las leyes hondureñas.

Pero esta entrega de soberanía por parte del estado, no sería peor, a no ser que el estado pretenda también expropiar a poblaciones enteras hondureñas, hasta en poder de patrimonio intangible como la iglesia representativa donde descansa la patrona de Honduras, que pasaría a manos de las famosas ciudades modelo, las cuales el señor Juan Orlando Hernández ahora intenta pasar con el nombre de "Zonas Especiales de Desarrollo", empresa que no han podido concretar porque el pueblo ha resistido hasta ahora y como siempre, poniendo los muertos y heridos, gracias a la importación de paramilitares colombianos, que ahora masacran con el plan pistola a líderes sociales en zonas como las de Olancho.

Pero el señor Kerry, ante un congreso catracho que destituye presidentes, destituye a la magistrados de la Corte Constitucional, no le parece para nada que haya en Honduras un "desequilibrio de poderes", el mismo que sin embargo corre a achacárselo a la Venezuela bolivariana, donde la oposición goza hasta del derecho a rebelión y a dar golpe de estado; y en lugar de tener muertos, es ella la que masacra, cada vez que quiere drenar su arrechera, así ese drenado incluya el asesinato de menores de edad o fiscales como Danilo Anderson. ¿Pero son estos los únicos hechos escandalosos que USA trata de hacer tragables con su "salsa al Kerry"? Pues no, hay todavía hechos peores, que en otras ocasiones hubieran escandalizado a la OEA y a su famosa corte de fariseos llamada CIDH: ayer por ejemplo, las fuerzas de inmigración del estado hondureño con poses de matones de películas de Stallone o Steven Seagal, allanaron "por error" el hotel donde se hospedaban observadores y acompañantes internacionales.

¿Y el señor Vivanco de Human Right Watch; o Amnistía Internacional? Hasta ahora y muy seguramente como sucedió durante el golpe de estado contra Mel Zelaya, seguirán con esa curiosa mezcla de sordera, mudez y ceguera, para no mirar este tipo de violaciones "buenas de los derechos humanos". Cuando son las 11:33 de la noche en Colombia, hay un estercolero en las elecciones de Honduras, que emiten un olor nauseabundo que no soportaría ni el mismos Obama con todo lo cerduna de su ética política. ¿Pero por qué huele tan mal en el plato al Kerry de los comicios catrachos?

Porque en estas elecciones hondureñas, han aparecido muertos votando, vivos que son declarados muertos por el Consejo Nacional Electoral de Honduras (CNE), en zonas de dominio del partido LIBRE que ejerce la oposición real; a pesar de las urnas de votación abiertas durante el mismo proceso electoral violando el más mínimo decoro y apariencia de elecciones "justas"; a pesar de los desequilibrios numéricos en los testigos de votación; de la retención de actas que reconoce el mismo vocero del CNE ante las cámaras con apenas el 24% de las mesas escrutadas, mientras da como ganador parcial al señor Hernández, que ya hizo su primer discurso presidencial, con la bendición evangélica de su mujer, para santificar su insantificable campaña electoral, con esta suerte de salsa el Kerry con aleluyas, la situación empeora y nada bueno se puede esperar de esta fetidez a azufre.

Porque en medio de estas podredumbres comunes en la región, como la compra y venta de votos, Kerry sigue regando la mudez de su salsa al Kerry sobre las elecciones santificadas de Honduras, donde las iglesias evangélicas gringas y las católicas del rito romano, que coinciden en los enfoques de la santa inquisición y de la cuerda paramiltar de un Pat Robertson y del Opus Dei, mientras todos ellos tratan de santificar unas elecciones fraudulentas, Xiomara de Zelaya se declara presidenta; mientras Salvador Nasrala del partido Anticorrupción, anuncia que no reconocerá unas elecciones espurias y grita fraude con su tonacho de pastor evangélico, elegido por Dios para salvar a Honduras. Eso dice él.

Honduras se convierte en este momento, en el escenario modelo de un esquema democrático para lacayos, elogiados con el doble rasero, que se adereza con la salsa al Kerry, cada vez que los medios de propaganda que debieran hacer periodismo, que debieran proteger la democracia y el derecho a la equidad y a la voz del pueblo se pierden en el papel infame de la complicidad con el delito, porque en lugar de proteger los valores más sagrados que nos hacen humanos, se han dedicado a proteger a los estafadores comerciales de Fedecámaras en Venezuela, o a promover candidatos como el señor de las sombras en Colombia, con todo y su oscuro pasado que lo relaciona con paramilitares, o mafiosos mondos y lirondos como los del Cartel de Medellín, o la masacre del Aro. Triste panorama oscuro el de un periodismo desvanecido, que deja una salsa al Kerry que huele a azufre.

Nicolás Ramón Contreras Hernández.
CC.92.226.628 de Tolú- Sucre. Ciudadano afroabiayalense de la Región Caribe en la República de Colombia. Red Independentista del Caribe Observatorio de medios y estudios académicos desde perspectiva de género y etnia.

Infografías:

http://proah.wordpress.com/- ORGANIZACIONES EUROPEAS DENUNCIAN AMENAZAS A OBSERVADORES Y ACOMPAÑANTES EN HONDURAS.

http://radio.uchile.cl/2013/11/23/honduras-detienen-a-delegacion-interna... PRENSA CHILENA DENUNCIA AMENAZAS CONTRA OBSERVADORES INTERNACIONALES.

http://www.bbc.co.uk/mundo/america_latina/2009/10/091009_honduras_denunc... BBC DE LONDRES DENUNCIA PARACOS COLOMBIANOS IMPORTADOS EN HONDURAS DE PARTE DE LA ONU.

http://www.youtube.com/watch?v=1T4Yuxdig4o- CIUDADES MODELO EN HONDURAS SON RECHAZADAS POR EL PUEBLO

http://www.laprensa.hn/csp/mediapool/sites/LaPrensa/Especiales/story.csp... CONGRESO HONDURAS DESTITUYE TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

Partido Libre rechaza resultados preliminares que dan victoria a candidato oficialista
Según Zelaya, en todas las encuestas Xiomara aparecía como favorita, justo por delante de Juan Orlando Hernández

Por Giorgio Trucchi | Opera Mundi
http://nicaraguaymasespanol.blogspot.com/2013/11/honduras-partido-libre-...

Todavía no hay un ganador oficial de las elecciones presidenciales en Honduras. Mientras el TSE (Tribunal Supremo Electoral) no termina el conteo de votos, tanto el candidato oficialista Juan Orlando Hernández, PN (Partido Nacional), como la principal opositora, Xiomara Castro, del Partido Libre (Libertad y Refundación), se declararon presidentes. Libre dijo también que no reconoce los resultados presentados por el tribunal.

El expresidente Manuel Zelaya, esposo de Xiomara, rechazó los resultados preliminares y convocó a toda la dirigencia del partido a una reunión de emergencia para este lunes (25/11). Con el 54.47% de las actas escrutadas, Hernández estaría al frente con el 34.14% de los votos. En segunda posición aparece Xiomara Castro con el 28.43%. En tercer lugar aparece el candidato Mauricio Villeda, del Partido Liberal, con el 21.03%, seguido por Salvador Nasralla, del Partido Anticorrupción (PAC) con el 15.73%. Al divulgar su último informe parcial, el TSE admitió haber tenido "inconsistencias en as informaciones de por lo menos el 20% de las actas".

Pocos minutos después del primer informe del TSE, el candidato oficialista se declaró ganador y aseguró que convocaría a todos los sectores de la sociedad y la política hondureña, para buscar en conjunto una salida a la grave crisis que afecta al país. Su victoria fue reconocida casi de inmediato por los presidentes de Panamá, Ricardo Martinelli, y de Colombia, Juan Manuel Santos. También se felicitaron con él el expresidente salvadoreño Elías Antonio Saca y el presidente guatemalteco, Otto Pérez.

De acuerdo con la denuncia presentada a los medios por Zelaya, las autoridades electorales no habrían cotejado entre un 19 y 20% del total de las actas por supuestas anomalías e inconsistencias -un total de casi 400 mil votos que pueden alterar el resultado electoral. “Nosotros no aceptamos este resultado, protestamos contra este resultado y lo rechazamos, porque nuestras encuestas de boca de urna y nuestro conteo de actas confirman que Xiomara ganó la Presidencia de la República con más del 3%”, afirmó el ex mandatario.

Rixi Moncada, representante de Libre en el Consejo Consultivo del TSE, dijo que existiría una manipulación de los datos reales y un fraude descarado para favorecer a uno de los candidatos. “Hay más de 1.900 actas de departamentos donde Libre gana contundentemente que no han sido incorporadas al sistema de conteo, sino pasadas a un denominado procedimiento por escrutinio especial”, dijo. Moncada aseguró tener informes fidedignos que prueban que fueron introducidas al sistema de conteo “actas vía escáner de sitios donde el escrutinio aún no había sido concluido”.

Tanto Moncada como el candidato a la vicepresidencia, Enrique Reyna, afirmaron que lo que ha ocurrido este domingo fue “un claro fraude frente a la voluntad popular, que, sin lugar a dudas, está siendo alterada a través de la transmisión irregular de resultados”. Reyna agregó que representantes de las MER (Mesa Electoral Receptora) habrían entorpecido el envío de actas en las que gana Libre, para así atrasar el aumento de su ventaja. Asimismo, acusó el TSE de “no contabilizar actas en las que ganamos y que extrañamente se han escaneado con la punta doblada, para ocultar su número. Esta son las que están enviando a auditoria” agregó.

Juan Barahona, primer candidato a la vicepresidencia y subcoordinador del FNRP (Frente Nacional de Resistencia Popular) hizo un emotivo llamado a los representantes de Libre en las MER para que “no abandonen las urnas y a cuidar los votos”. Al mismo tiempo, pidió a los militantes y simpatizantes del partido “estar atentos y atentas a cualquier llamado que haga Libre”.

Por su lado, el candidato del PAC, Salvador Nasralla, no sólo respaldó indirectamente la denuncia de Libre, sino que fue más allá y habló de “fraude descarado” y de “instalación de una dictadura” en Honduras. También él desconoció el resultado y aseguró que no va a acatar los datos difundidos por el TSE.

Fuente original: Opera Mundi (portugués)

Honduras: La gobernabilidad peligra si se consolida fraude electoral
Andrés Figueroa Cornejo (especial para ARGENPRESS.info)

“La libertad trabaja, la sufre y suda”
Patricio Manns

1. Apenas terminó el horario de votaciones presidenciales en la Honduras tiranizada desde el 28 de junio de 2009 mediante un golpe de Estado “blando”, las primeras mesas escrutadas daban por ganadora claramente a la candidata de Libertad y Refundación, Libre, Xiomara Castro. Libre es un instrumento político electoral que contiene al conjunto y variopinto pueblo que resiste la dictadura.

Su principal contrincante era, precisamente, el candidato del oligarca Partido Nacional, Juan Hernández. Honduras, dependiente y empobrecida, en su papel geopolítico en la Península de Yucatán ha funcionado como plataforma y retaguardia militar del imperialismo norteamericano durante la Revolución Sandinista y la guerra de los pueblos salvadoreño y guatemalteco en los 70 y 80.

El golpe de Estado mal teñido de legalidad ladina, fue dado a mediados de 2009 contra el liberal Manuel Zelaya debido a sus aproximaciones a la Venezuela de Chávez y Maduro y por la causa bien concreta de intentar realizar un plebiscito para saber si la población estaba de acuerdo con llevar adelante un proceso constituyente. Esa tímida iniciativa –enmarcada en cualquier democracia burguesa, una de los formatos de la dictadura del capital- bastó para expulsar a Zelaya de la jefatura del Ejecutivo.

Sin embargo, y hasta cuando se teclea el presente artículo, el Tribunal Supremo Electoral –parte de la dominación estatal y la dictadura-, con alrededor de más de un 54% de los votos escrutados, comunicó (sorprendentemente, pero dentro de las posibilidades hipotetizadas) que el candidato oficialista del Partido Nacional supera casi por 6 puntos a Libre, toda vez que Libertad y Refundación, de acuerdo a su disciplinado seguimiento del proceso, en la realidad aventaja por casi 4 puntos a la dictadura.

El 24 de noviembre fue una jornada marcada por las irregularidades, las amenazas y la militarización de los medios de comunicación democráticos (Radio Globo y otros); la compra de votos a través de bolsas de comida, ropa y hasta tarjetas de crédito por parte del oficialismo. Los multiplicados incidentes fueron pública y formalmente denunciados a la Fiscalía de Delitos Electorales, organismo más misterioso que supervisor de nada.

La Mesa de DDHH Internacional que observó paso a paso las elecciones, señaló que las anormalidades y delitos electorales más corrientes fueron que sufragaron muertos, hubo doble votación, cambio de locaciones sin aviso a las personas a la hora de marcar la papeleta. Se agregaron las amenazas a militantes del Partido Libre y algunas detenciones de sus miembros.

2. La tiranía -reconocida, trágicamente, por diversos Estados del continente. durante sus 4 años a través del no boicot económico y por extensión, político- cometió y comete asesinatos a opositores agrupados en el Frente Nacional de Resistencia Hondureña en lucha y en el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e indígenas, Copinh, en su combate contra el extractivismo destructor de comunidades y naturaleza limitada. Sólo en el campo periodísticos, han sido asesinados más de 30 comunicadores sociales. La represión, hostigamiento, amenazas y persecución sistemática contra las organizaciones antidictatoriales es el modo habitual como el Estado enfrenta al pueblo organizado.

3. Cuando todavía el Tribunal Supremo Electoral no entrega los cómputos finales, ya los trabajadores y el pueblo hondureño acusan de fraude, de robo electoral y de bandidos a la dictadura. En medio de tensos e indignantes momentos, las opiniones predominantes van desde las esperanzas de que se reviertan y sinceren los resultados por la tarde del 25 de noviembre, dando por legítima ganadora a Libre y Xiomara Castro, hasta ofrecer lucha directa para defender la victoria opositora.

Mientras tanto, Libre está convocando a sus delegados de todo el país a una reunión de emergencia para resolver los pasos a seguir.

4. A diferencia de la mayoría de los golpes de Estado conocidos en América Latina y el Caribe, la dictadura provocó inmediatamente la veloz organización y ampliación social de su base popular. Honduras, probablemente aclimatada por los ejemplos de Venezuela, Bolivia y Ecuador, no se replegó ni fue presa del terror. Su reacción fue ofensiva. Su disposición y voluntad de lucha y transformación asombran al mundo y hoy existen más motivos aún para potenciarlas y radicalizarlas.

La inestabilidad y condiciones políticas ante el fraude en curso pueden desembocar rápidamente en una crisis de gobernabilidad de final abierto.

La estafa electoral, de ratificarse en las próximas horas por la colusión oligarca entre los intereses que representa el Partido Nacional y el Tribunal Supremo Electoral, cierra la posibilidad de la restauración “en forma” de la democracia burguesa. Y si la vía electoral se clausura, el pueblo hondureño no tiene más remedio que liberar sus fuerzas e intensificar su lucha frontal contra la dictadura, esta vez, con un altísimo consenso social nacional, regional y mundial. Si se agota el camino de las urnas y de la resistencia pacífica, la resistencia, legítima y autorizadamente, puede dar un salto a una nueva fase, empleando todas las formas de lucha, en la batalla dura por su liberación.

Honduras y un fraude que exige urgente respuesta
por Carlos Aznárez

Lo ocurrido este domingo en Honduras es algo bien sabido pero que constantemente se repite para desgracia de los pueblos: las llamadas democracias "formales" representan una maquinaria para sostener las sacrosantas instituciones del capitalismo. Para llevarlo a cabo apelan a fraudes escandalosos, como en este caso, o utilizan la prepotencia policial-militar si fuera necesario, como ocurriera en la misma Honduras en otras oportunidades.
Era mundialmente conocido que durante los últimos meses, todas las encuestas, inclusive las de la oposición mostraban que el triunfo de la candidata del Partido Libre era irreversible. Xiomara Castro, acompañada por verdaderas movilizaciones multitudinarias había recorrido el país y a su paso no sólo recibía el júbilo clamoroso de sus seguidores, sino todo tipo de improperios por parte de la derecha oficialista. Estos últimos gestos respondían, sin duda, a la contundencia del apoyo popular para el Partido Libre, que prácticamente aseguraban su triunfo.
Sin embargo, las previsiones de fraude no dejaban de ser una amenaza. Lo recordaban ayer mismo varios de los observadores internacionales que con el correr de las horas y al ver que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ocultaba miles de actas y consagraban "manu militari" el triunfo al candidato oligárquico Juan Orlando Hernández, se desesperaban para investigar en qué "Tríangulo de las Bermudas" habían desaparecido esas decenas de miles de votos para Xiomara que cada uno de los fiscales de Libre habían visto en el conteo urna por urna. Incluso, otro de los candidatos, Salvador Nasrala, del Partido Anti-Corrupción, ya ha anunciado su desconocimiento de los resultados emitidos por el TSE, debido a lo descarado del fraude existente.

El gran problema ha residido, y ahora lo reconocen algunos dirigentes de Libre, es haber tenido la ingenuidad de reconocer de antemano a este TSE, cuyos integrantes son los mismos que avalaron el golpe militar de 2009. Se pecó indudablemente de cierta ingenuidad, al creer que quienes durante estos años generaron un golpe de Estado, masacraron al campesinado del Aguán, ampararon el asesinato de periodistas y encarcelaron a miles de hondureños, podían organizar un acto electoral para ser finalmente derrotados. La burguesía no se suicida, y sólo puede ser jaqueada a través de la movilización popular. Alli reside una de estas contradicciones que casi siempre generan estas democracias no representativas y mucho menos participativas: imponer instituciones amañadas y corruptas, integradas por jueces o funcionarios venales que cumplen a la perfección la consigna de salvar al capitalismo y avalar la represión que sea necesaria para imponer sus designios.
Fue precisamente ese TSE el que está dando a conocer resultados en los que la gran mayoría del pueblo no cree. Y eso ocurre así, porque el sistema hondureño, ese mismo que en su momento fue "perdonado" injustamente por la gran mayoría de los países latinoamericanos para que vuelva a los foros continentales, dándole la espalda a la heroica Resistencia Popular, no va a ceder ni un ápice frente a quienes desean que se produzcan cambios profundos.
Xiomara Castro ha ganado las elecciones, sin duda, (con una ventaja de alrededor de 5 puntos sobre el oficialismo) pero ocurre que la derecha oligárquica y golpista maneja todos los resortes del poder (ejecutivo, legislativo, judicial, mediático) y puede darse el gusto de generar esta perversa contradicción: la victoria obtenida en las urnas se ha perdido en el escrutinio. No es muy distinto a lo que le ocurrió en dos oportunidades a los seguidores de Andrés López Obrador en México, y ese ejemplo marca también algunas enseñanzas. Lo que se pierde en el fraude comicial es necesario ganarlo en la calle, y sin pérdida de tiempo. Ya lo expresó el referente del Frente Nacional de la Resistencia Popular y del partido Libre, Juan Barahona: "No nos vamos a quedar con los brazos cruzados y si nos roban el triunfo, volveremos a lo que hemos hecho siempre, resistir, resistir y resistir en las calles hondureñas".
Xiomara Castro ha ganado y el actual momento no parece que se pueda resolver sólo con denuncias ni con conferencias de prensa, bajo el riesgo de defraudar a quienes tanto han luchado desde aquellas jornadas inolvidables de 2009. Se hace necesario antes que nada preservar la unidad alrededor de Libre, y por otro lado, que su dirigencia reconduzca rápidamente el proceso y dé señales claras a nivel nacional e internacional de que está dispuesta a no dejar pasar este nuevo robo a la voluntad mayoritaria de su pueblo. Si se cierran las puertas de la legalidad pseudo democrática, si se trata de imponer una victoria continuista con el desparpajo de manejar un Tribunal fraudulento, al pueblo hondureño no le va a quedar otro camino que la confrontación directa con sus enemigos de clase. Doloroso pero cierto por todas las consecuencias que ello acarrea. Pero hay circunstancias de los pueblos en las que seguir poniendo "la otra mejilla" significa prolongar la agonía.