El alumno de Robinson. MESSI EN LA DEFENSA Y CRISTIANO DE PORTERO

(Leonardo Guilarte Lamuño)

Supongamos que te toca contratar un Director Técnico para el Caracas FC, Boca Juniors o el FC Barcelona. Te dan suficiente dinero para pagar los mayores honorarios, así que eso no es un impedimento. Decides, luego de pensarlo mucho, que quieres a uno de estos dos: Oswaldo Guillén, quien es Manager en el Béisbol y Néstor “Che” García quien es Director Técnico de Baloncesto.
Quizá cualquiera, empezaría a buscar los lauros de Guillén y el Che, lo que implicaría navegar en las páginas dedicadas al béisbol y el baloncesto, para de esta forma poder comentar sobre la decisión. Guillén, con los Medias Blancas de Chicago en 2005,fue el primer Manager latinoamericano en ganar una Serie Mundial; el Chellevó a la Selección de Baloncesto de Venezuela a ganar el Campeonato FIBA Américas 2015. Además de esos logros, tienen un largo historial de éxitos, en el béisbol y el baloncesto, respectivamente.
La pregunta no es ¿Podrá alguno de estos notables dirigentes, ser un buen DT en el fútbol venezolano, argentino o español?; la pregunta es ¿Por qué no contratas a un DT de fútbol?
Es decir, ¿Por qué obvias a todos los Directores Técnicos de los equipos de la primera división del país en el que te encuentras?, ¿por qué obvias a los Directores Técnicos de primera división en ligas iguales o mejores a la de tu país o incluso de ligas emergentes?, ¿por qué obvias a los Asistentes Técnicos que ya están por dar el salto a la Dirección Técnica?, ¿por qué obvias a los Directores Técnicos de clubes de segunda división que tienen el conocimiento y la experiencia como para iniciar un camino en la primera división?, ¿por qué obvias a jugadores de fútbol que han realizado los cursos de Dirección Técnica y que con su experiencia más el conocimiento académico podrían ser Directores Técnicos de un equipo de un deporte que conocen?, ¿por qué?
Por pusilánime, por falta de testículos o de ovarios según sea el caso. Y sí, existen las excepciones y eso pudiera esgrimirse a la hora de contratar al Che o a Guillén. Pero la razón fundamental, es que no tienes el valor para trabajar con personas que conocen su oficio o profesión, necesitas alguien a quien manipular, un perrito faldero que te diga que sí a cualquier estupidez que se te ocurra (y claro, ya te dijo que sí para ocupar un cargo para el que no está capacitado), necesitas una persona a la cual humillar, alguien que te deba el puesto, porque no tienes la capacidad para enfrentar discusiones técnicas en las cuales quede muy claro que haces las cosas por capricho o por improvisación, por abuso de poder o por corrupción. Pero no te desanimes, estás capacitado para ser presidente de la República Bolivariana de Venezuela, presidente de una empresa privada, ministro, viceministro, vicepresidente de una empresa privada, director general de una asociación civil o de una ONG, puedes dirigir una entidad financiera o presidir un equipo de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, estar al frente de una gobernación o una alcaldía, puedes ser Jefe de Gobierno del Distrito Capital, presidente del Metro de Caracas o Corpoelec. Tienes el mundo a tus pies, y lo vas a patear, ten la seguridad.
El problema con la patada es que el mundo está lleno de personas y también de seres vivos de los mundos animal y vegetal.
Emilio, el portero de la serie española “Aquí no hay quien viva”, en las reuniones de condominio del edificio Desengaño 21, solía pedir “Un poquito de por favor”. Yo no pido por favor, yo exijo un país que en sus cargos de dirección en entes públicos y privados tenga a gente capacitada para lo que hace y no a esta cuerda de pusilánimes, incompetentes, mediocres, choros.
Si las Selecciones de Argentina y Portugal estuviesen dirigidas por gente tan poquita cosa y tan cobarde, Messi acabaría jugando de defensa y Cristiano de portero. Y bueno, algún mediocre dirá “Pero Fernando Costa Santos es Ingeniero Electrónico”, a lo que algún no mediocre contestará “Tiene su título de Ingeniero, pero desde 1976 a 1985 fue jugador profesional, obvio que de fútbol, y desde 1987 ha sido DT de equipos de fútbol de manera ininterrumpida tanto en Portugal como en Grecia. Logró que Portugal ganara la Eurocopa de 2016 ante Francia. Son 40 años de experiencia. Una experiencia con la se limpian el trasero en Venezuela, en cualquier área y en cualquier parte del país.
¡Qué lejos estamos de algo tan obvio como necesario!
Leonardo Guilarte Lamuño