Educar para transformar la conciencia

(Juan Almendares)

A Raúl Leis insigne educador de América Latina

“Dice Paulo Freire en una de sus cartas: somos activos , curiosos, transformadores, capaces de correr riesgos y de ir más allá. Yo pienso que ese es el desafío de la interacción de la educación popular y los movimientos sociales”

Raúl Leis.

La gran maestra de América Latina es la historia de los procesos de lucha por la emancipación de los pueblos.. Asimilar y reflexionar críticamente a través de la vida, las lecciones de la historia es esencial para construir nuestro futuro.

Las instituciones educativas o académicas se desnaturalizan cuando se alejan de la realidad social y carecen de un posicionamiento crítico, participativo frente a la destrucción progresiva de la Madre Tierra, las violaciones a los derechos humanos; y estár ausentes en la defensa de la cultura en la construcción de la paz .

El golpe militar hondureño y el proceso sociopolítico posterior a este acontecimiento nos enseñó que para ejercer la hegemonía del poder de clase fue necesario en forma urgente el control del agua, alimentos, energía, la comunicación, la banca , el comercio, y desde luego; la educación publica , privada o religiosa.

La educación es uno de los aparatos ideológicos fundamentales del Estado. Las fuerzas golpistas lo demostraron al intentar dividir, desprestigiar y desarticular el movimiento magisterial nacional mediante una guerra mediática multimillonaria, el terror, asesinato de maestras, maestros y vulnerar los fondos de la pensión y seguridad social de los educadores.

La respuesta masiva popular contra el golpe militar fue inmediata y se expresó a través de las manifestaciones que llegaron en algunos casos a sobrepasar el millón de personas.

A la resistencia se le plantea dos retos ineludibles : la defensa de la educación pública y del movimiento magisterial; y como desarrollar creativamente la educación popular como un componente fundamental.

No solo se trata de resistir sino como desarrollar creativamente la organización, movilización y sobre todo transformar la conciencia social e histórica para lograr los objetivos trazados: retorno del Presidente Manuel Zelaya y los exiliados; convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, Refundar el Estado de Honduras y el respeto a los derechos humanos y ambientales

A nuestro juicio la educación para organizar, resistir, movilizar y transformar es una tarea emergente en Honduras; lo emergente en el sentido de urgencia y con el fin de lograr de un cambio cualitativo en la transformación de la conciencia social e histórica

Decía Raúl Leis: “Si logramos formar, ayudar a formar y formarnos a partir de ellos (ellas ), porque también nosotros nos formamos con los sujetos populares , en una perspectiva de un sujeto activo , curioso, transformador, arriesgado, pero arriesgado en el buen sentido e la palabra y con una capacidad de mirar mas allá de visualizar estratégicamente de transformar el mundo avanzando en este camino”

Partiendo del hecho de mi limitada formación pedagógica, me permito de la manera mas sencilla, humilde y respetuosa hacer la siguiente reflexión dos años después del golpe militar.

La esencia de la educación es desarrollar la conciencia individual y colectiva, los sentimientos de amor , solidaridad humana y planetaria mediante la reflexión, investigación la participación activa en los procesos de transformación de la realidad; construcción de la paz y la justicia ambiental y social

La educación tiene como objetivo central lograr la emancipación del ser humano integral y la autodeterminación de los pueblos de cualquier sistema opresivo, enajenante que históricamente se ha fundamentado en la acumulación histórica del capital y que no respeta los derechos humanos y planetarios.

La verdadera educación popular no puede ni debe ser vertical , autoritaria. La horizontalidad es la corresponsabilidad del educando y el educador sin jerarquías ni subordinaciones en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Es decir todos enseñamos y aprendemos; sin importar el grado de educación formal e informal.

El dialogo y debate entre la dirigencia y la base debe seer critico , reflexivo y constructivo y la toma de decisiones debe ser colectiva participativa. En otras palabras el respeto debe ser mutuo tanto de la base como de la dirigencia.

La inmediatez de la injusta realidad: miseria , hambre y enfermedad nos entra por los ojos, oídos, por los sentimientos y por esa percepción de totalidad que genera la solidaridad con el dolor y sufrimiento.

Lo visible de la inmediatez es el camino para llegar a la esencia ,es parte ; sin embargo no es la esencia misma del fenómeno

La asimilación y transformación de la realidad es a través de la praxis social de un colectivo comprometido con el proceso de emancipación.

No se trata de que cada uno de nosotros se transforme primero para cambiar después la realidad por el contrario no podemos cambiar nuestra esencia sin la participación activa en la construcción social unitaria total de un mundo diverso de paz justicia, solidaridad humana y planetaria.

Debemos valorar las experiencias previas e históricas de nuestros educadores populares , celebradores de la palabra, del movimiento social y los académicos comprometidos realizando intercambios y diálogos entre los saberes, conocimientos científicos y técnicas que sean inseparables de la vida y cuya aplicación no tenga como fundamento la opresión económica social y cultural de nuestros pueblos

Si partimos de la idea del movimiento material , espiritual y cultural del mundo no debemos olvidar que los pueblos no solo viven de esperanzas o de las construcciones del falso poder.

La resistencia ha logrado llenar el vacío de la esperanza del pueblo hondureño y ser el Frente Nacional de Resistencia Popular el movimiento histórico mas significativo de Honduras en el siglo XXI.

Sin embargo es necesario partir de la vida cotidiana y solidarizarse cada día mas con la satisfacción de las necesidades materiales: alimentos, agua salud, vivienda, educación, transporte y comunicación que son inseparables de las culturales y espirituales : religiosas y no religiosas.

El golpe militar produjo la desconfianza del pueblo en las estructuras del poder económico, militar jurídico religioso y mediático por el asalto al poder y a la unidad histórica de los pueblos de America Latina(ruptura con la solidaridad medica, educativa y alfabetizadora de Cuba y la Alianza Bolivariana de Nuestra América (ALBA).

Recuperar la memoria histórica de los y las mártires , verdaderos héroes y heroínas de Honduras y América Latina. Defender los derechos de los pueblos originarios , indígenas misquitos, y garifunas, campesinos a la Madre Tierra, el Agua y el Territorio .

Construir nuestra propia verdad e historia. Analizar el contexto y la geopolítica . el conflicto de clases y el poder de la clase dominante y dirigente y los derechos de genero , mujer y diversidad sexual deben ser prioridad

Educar a partir de la realidad histórica concreta de la injusticia, el asalto a la naturaleza y sociedad por las invasiones militares tecnológicas y de explotación( banano, madera, minerales, camarones , transgénicos (Monsanto ) y agrocombustibles.

Nunca olvidar que la forma y la esencia de la pedagogía de la transformación se fundamenta en el amor, la solidaridad y la liberación de los y las oprimidas por la unidad y respeto a la dignidad histórica de los pueblos de America Latina ahora e históricamente avasallados por la agresión del nuevo y viejo imperialismo.

Ser transformadores es ser incorruptibles al sistema dominante y tomas posición y riesgos y participar solidariamente en los procesos de emancipación de América Latina y el mundo.