Descontando a Desleales y Traidores Proponemos más Revolución a la ANC.

(Dr. Ángel Rafael Tortolero Leal)

El que se va no hace falta

hace falta el que vendrá

A mí no me importas tú

ni 20 como tú.

(Tito Puente)

En ese concurso de petulancias exacerbadas, medias verdades magnificadas y falacias continuadas contra el Gobierno del Presidente Maduro, la Revolución Bolivariana y la ANC, en el que ha devenido las malintencionadas opiniones de Tobi Valderrama y Antonio Aponte, Nicmer, Vivas Santana, los ex ministros despedidos, los tránsfugas de a dos centavos, los ex generales desempleados de la revolución, entre otros cipayos, traidores y conversos: Uno no puede más que sentir dolor y compasión por estos ex camaradas, a los cuales se les perdió la lealtad, el buen juicio y el valor que se requiere para afrontar el reto de construir el socialismos de este Siglo XXI.

Ellos que del cafetín universitario, la academia vivida como endemia y el pacto eterno con la derecha estructural, hicieron una colcha de retazos con la cual camuflar su vocación servir ante la pequeña burguesía, con su evidente traición al proceso bolivariano, han demostrado que sus intentos por hacer revolución, participar en el combate y apuntalar la resistencia, sucumbieron ante sus devoción genflexas, y por ello “vendieron” todo cuanto pudo consagrarle la lucha real y concreta a cambio de las migajas de poder y la fugaz fama.

Ellos que hoy lucen como trofeo, sus deslealtades delirantes, sus empeños mitómanos contra revolucionario, su odio al Presidente Maduro, sus incomprensiones históricas y su imposibilidad para entender, que la actual coyuntura político social, ubica el debate en términos multifactoriales y no admite dogmas, ni consagraciones absolutas de verdades a priori.

Ellos que por sus endebles convicciones ideo políticas, no han podido cultivar más que el desprecio a sí, para sí y en sí y ahora deambulan en la nada, en el borde exacto de la traición y el olvido de sus amos imperiales. Han quedado solos, en la inopia de sus patéticas historias.

En ese sentido, es importante destacar en descargo de nuestro descuido y en favor de la bondad revolucionaria, cuyo origen aluvional hizo posible que el pueblo llegara al poder con los coleados antes señalados, que es importante decir, que aunque siempre sospechamos que esa gente de ademanes aprendidos en los escenarios de la izquierda de cafetín, impoluto andar, voz grave, mirada fría, postura de misterio, negro vestir, leguaje rimbombante, pegostoso, cual melcocha insabora, con su cigarro a medio fumar, entre los intríngulis del chisme y el corrillo de poder; una vez fuera de toda jefatura política, terminaría empujando a la izquierda de la izquierda, hasta cerrar el círculo y retornar a la extrema derecha, junto a los fascista y lechuguinos petrinetes, que aunque no les quieren, les utilizan exacerbándole sus egos infinitos y su vacuidad de conciencia. Por ello no nos extraña sus coincidencia con la MUD, PJ, VP, Vente Venezuela, AD, el Imperio y sus agentes.

Sin embargo y a pesar de sus traiciones y deslealtades, cuando les leemos todavía nos preguntamos: ¿Qué hacer con estos ex camaradas? si ellos no han aportado nada al debate político revolucionario, si se niegan a participar en ANC, si en vez de empujar al frente, reculan y se ocultan en su cobardía lisonjera ante el poder. ¿Qué hacer con ellos? si no dicen nada en favor de la patria, y por el contrario, con sus disonancias discursiva, se han hecho cómplice de Lilian Tintori y sus 200 millones de bolívares, de los excesos megalómanos de Luisa Marvelia y para colmo de males, de la comparsa cipaya de apoyo a las locuras guerreristas de Mr. Trump. Todo por su incapacidad para aceptar que el Presidente Maduro luces sus galas de Estadista a la altura del compromiso de estos tiempos de emancipación. Todo por no querer entender, que la revolución es una construcción continua a contracorriente de los estadios de normalidad, con los que suele el imperio seducir a los incautos.

En consecuencia y para que no digan que no les advertimos suficientemente, les volvemos a recordar que la ANC y nuestra resistencia combativa, son la única fórmula para vencer en esta guerra política y económica planteada por el capitalismo en su fase superior de ferocidad: El Imperialismo.

Y a las pruebas me remito, en un mes de funcionamiento la ANC ha logrado más que la AN Adeco Burguesa en dos años. Tenemos un largo camino que recorrer, hay que poner los caballos frente a la carreta y avanzar. Cada día llegan propuestas, opiniones de expertos y emplazamientos políticos diversos a la ANC, propuesta que nacen de colectivos consientes y de seguro harán posible que la repotenciada constitución que se derivare del seno de la ANC, de respuesta a las nuevas situaciones por venir.

En consecuencia, hay que destacar que tenemos un gran reto, al cual en mi modesta opinión gracias a ANC podemos enfrentar con: 1.- En lo económico: Fortaleciendo nuestro signo monetario; para ello el Bolívar Oro es una buena propuesta, y a la vez, Abriendo la participación de todos los agentes económicos activos con especial énfasis en la Gestión Obrera, la Co Gestión y la alianza Público-Privada Productiva y Social. 2.- En lo social: Ratificando al Poder Popular como la máxima instancia de Organización Social. 3.- En lo Científico Técnico y Humanístico: Democratizando todas las universidades en sus estructuras de funcionamiento, subordinándolas al Ministerio correspondiente, en un esfuerzo por dar respuesta planificada a la demanda nacional de saber-saber, saber-hacer, hacer-sabiendo. 4.- Promover la política, lo político y el debate social, como el alma de la sociedad revolucionaria, desde la más temprana infancia hasta la universidad. 5.- Potenciar el uso de los medios de comunicación, el gobierno electrónico y la promoción tecnológica. 6.- Fortalecer nuestra Diplomacia Revolucionaria por la Paz, ratificando nuestra lucha por el respeto a la autodeterminación de los pueblos y a la sana convivencia en un mundo multiétnico y pluricultural sin hegemonías, dejando bajo el mando y control de la Presidencia de la República, la formación del ejército Diplomáticos por la Paz con todas las Jerarquías que el servicio Exterior requiere.

Estamos en Constituyente, es tiempo de triunfos y firmezas, quien no se sienta capaz de continuar, que se aparte, que el carro de la historia no se detiene. Viva la ANC, el Presidente Maduro y los Patriotas Involucrados y Comprometidos en esta lucha.