CUANDO LOS MAESTROS ENSEÑAN LUCHANDO, LA PATRIA TIENE FUTURO, CON VERDAD, MEMORIA Y JUSTICIA.

(Jorge Rachid)

1- Con la calle inundada de pueblo, asumiendo la historia, protagonizando el presente, pero sin dudas marcando hitos de inflexión en el devenir del país, como en el 2001, cuando se decidió ponerle fin, creíamos por siempre, a las políticas neoliberales que desde la dictadura cívico militar impusieron los dueños del poder imperial, que continuaron con el Consenso de Washington, con la democracia limitada al Mercado, hay un nuevo escenario.

2- Los maestros en defensa de la Escuela Pública, como antes con la Carpa Blanca y la Marcha Federal del 2008, pusieron freno a las necesidades imperiosas del gobierno de proceder a la flexibilización laboral y al ajuste, como eje de sus políticas de estado, como lo viene haciendo desde sus inicios. Escuela que es objeto de recortes presupuestarios, no sólo salariales, sino de inversión en infraestructura y aportes a las escuelas privadas, que en el caso de CABA alcanzan al 21% de la pauta presupuestaria.

3- A los cientos de miles de maestros, profesores universitarios, técnicos, investigadores científicos, repatriados en los planes Raíces, no docentes de todos los niveles, con todos los gremios sin excepción, más cientos de miles de padres y argentinos para quienes la Escuela Pública funcionó como el hogar de nuestras infancias y desde donde salieron los mejores argentinos todos los tiempos, desde Premios Nóbel, todos de la escuela pública lo mismo que los presidentes, excepto el actual. Toda una definición.

4- En los 90 los maestros fueron el eje de la resistencia al modelo neoliberal, junto al CTA y el MTA del resto de los gremios que no claudicaron, como hoy siguen el mismo camino en el último caso, desde la Corriente Federal de Trabajadores. No fueron cómplices los maestros nunca del desmantelamiento del la escuela pública, incluso en el gobierno peronista en doce años hubo paros de puja salarial, pero la inversión en construcción e infraestructura era plena, la I+D no sólo repatrió 1.048 investigadores argentinos desparramados por el mundo, sino creó el Ministerio de Ciencia y Tecnología, puso en marcha escuelas técnicas, repartió notebook por millones a los alumnos de primario y secundario. Una inversión a futuro, frenada por la actual administración, como la capacitación docente y los planes FINES.

5- Entonces no estamos hablando de una puja salarial como eje, estamos describiendo un panorama donde el sistema de prioridades está definido por el las necesidades del pueblos o por aquellos gurúes económicos, que privilegian la macro economía en este sistema capitalista salvaje, que ha instalado el gobierno. Esta lucha, inscripta en el marco democrático y amenazada con la represión, se enfrenta a un gobierno democrático de origen, pero autoritario y anticonstitucional en la gestión, desde el incumplimiento de las leyes, hasta las detenciones arbitrarias y persecuciones de opositores. O sea el mismo gobierno la está transformando en una guerra, que siempre se sabe como empieza, pero nunca como terminan.

6- Los modelos europeos y americanos que siguen las políticas de ajuste, sufren las mismas presiones, ante lo cual las reacciones de los claustros no se han hecho esperar. Lo que no hacen esos gobiernos, es denigrar a la educación pública y a los maestros, en todo caso encuadran la lucha en lo que es: puja salarial y presupuestaria. Este gobierno de ricos para ricos, desprecia la escuela pública como el pozo donde caen los pobres, que no pueden ser como “ellos”, personajes de élite de poder. gracias a los saqueos al pueblo argentinos, desde el fondo de la historia. La “patria contratista”, “la conquista del desierto”, “el campo es la Patria”, “el empresariado nacional” y otras denominaciones que impusieron como verdades inconmovibles, para arrasar derechos y robar el erario público, desde dictaduras cívico militares hasta gobierno débiles o sumisos a sus dictados.

7- Esta diferencia en la cual se intenta esconder las verdaderas intenciones, aquellas que el poder intenta ocultar a largo plazo, que implica congelar la segmentación social, evitar la movilidad social ascendente, que el hijo del peón siga siendo peón y el hijo del oligarca siga siendo poder. En esa ecuación se da la lucha entre la memoria, la economía, los sistemas solidarios, los fondos públicos, las relaciones internacionales, los recursos para I+D, educación, salud ajustando planes como el Remediar dejando al desamparo a millones de argentinos enfermos crónicos. No les importa el pueblo, al cual denominan gente, menos aún los sistemas solidarios como la escuela pública, que intentan transformar en sistemas de lucro. Sólo el negocio impulsa sus actos y gestión de gobierno, no tienen compromiso, ni con la historia, ni con el futuro.

8- Haber inaugurado un mes caliente en la calle, demuestra la inviabilidad de las políticas gubernamentales, el desarrollo de la política en términos institucionales o de conflicto social ascendente, depende de las actitudes que tome el gobierno, que parece determinado al enfrentamiento social y la represión, para aplicar sus políticas regresivas. No entienden, porque no forma parte de su saber, que es el pueblo el que tiene en sus manos el diseño de los nuevos paradigmas, la construcción de los modelos sociales que respondan a la cultura solidaria, acunada desde hace 70 años en la Argentina, que el peronismo apuntaló antes aún del derrumbe mundial del neoliberalismo, en plena guerra fría, cuando parecía que no había espacio para la Tercera Posición, superadora y vertebrada a través del hombre, como eje de construcción.

9- En cualquier país del mundo el “negacionismo” que hace el gobierno en su conjunto sobre la dictadura cívico militar, sus intentos de arrasar la política de Derechos Humanos, de Memoria, Verdad y Justicia, sería pasible de cárcel para sus propaladores. Ahí también anida la lucha contra la escuela pública y los maestros, que han sido pilares fundantes de estas políticas, transmitidas como se hace en Europa en las escuelas, contando la historia del genocidio, derribando racismos, integrando comunidades, evitando agitar fuegos entre comunidades, abriendo los brazos a los inmigrantes, como marca la Constitución Nacional. Este eje cultural, es parte del conflicto entre un gobierno autoritario y un pueblo movilizado.

10- Por eso la foto sola no alcanza a dimensionar el conflicto actual, ni el que se avecina en los próximos tiempos de persistir estas políticas represivas y ajustadoras sobre los trabajadores, los humildes de la Patria y los desamparados, sectores sociales a los cuales el peronismo a lo largo de su historia de eje del movimiento nacional y popular, y en los últimos doce años de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, comenzaron a integrar después de 40años de neoliberalismo, pasando del 57% de pobreza a menos del 28% casi sin indigencia por sus programas de ampliación de derechos sociales, un camino que ha clausurado este gobierno. Asimismo la reparación histórica de Memoria, Verdad y Justicia, puso punto final a la impunidad y nos dio prestigio mundial que hoy pone en riesgo el macrismo. Por eso, en ésta conmemoración del inicio del genocidio, la presencia de los 30 mil compañeros que deberían estar y no están, llevarán a gritar, frente al negacionismo oligarca, 30 mil desaparecidos…presentes…ahora y siempre, que proclamarán cientos de miles de gargantas inflamadas por la emoción.

Jorge Rachid