Celebrando a Darío.

(Víctor Manuel Ramos)

Del 16 al 20 de enero de este año, con motivo del 150 aniversario del nacimiento del poeta Rubén Darío, gloria de las letras hispano americanas, se ha celebrado el XV Simposio Internacional Rubén Darío, Entrañablemente humano, en la ciudad de León, Nicaragua. El evento se ha desarrollado ininterrumpidamente durante quince años (desde 2002) y en él se ha discutido sobre las múltiples facetas de la vida y la obra del genial héroe de la lengua española. El año pasado se celebró el centenario de su muerte y este año los 150 años de su nacimiento.

El evento ha tendido el patrocinio de importantes instituciones y organizaciones nicaragüenses, tales como la Alcaldía de León, el Instituto Nicaragüense de Turismo, la Sociedad Amigos del Teatro José de la Cruz Mena, el Banco Central de Nicaragua, la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, la Asamblea Nacional de Nicaragua, el Instituto Cultural Rubén Darío, el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica y el Museo Archivo Rubén Darío. Al frente de todo esto está la diputada y directora del Teatro Municipal María Manuela Sacasa de Prego, cuya dedicación y entusiasmo han hecho posibles estas quince reuniones darianas de tan alto nivel intelectual y académico. No podemos dejar de mencionar la cooperación de Nydia Palacios Vivas, quien ha coordinado el Comité Académico y la asistencia de Yolanda Padilla de Jirón y otros importantes colaboradores.

El evento se inició con un desfile de carrozas que arribaron al Teatro Municipal en donde se dijeron los discursos de apertura y se coronó a la Musa Dariana, la señorita chinandegana Sara Gabriela Oviedo.

El acto inaugural, la lección la dictó la Profesora de la Universidad Complutense de Madrid, Dra. Rocío Oviedo Pérez de Tudela, quien además ha coordinado los trabajos del Archivo y Museo Rubén Darío que está bajo su dirección. La magistral conferencia de la Dra. Oviedo consistió en hacer una relación magistral de la correspondencia de Darío que se guarda en el Archivo Museo y que fue donada por Francisca Sánchez, la compañera española de Darío.

Algunos conferencistas habituales del simposio fueron: Kathleen O’Connor, de Los Estados Unidos; Francisco Javier Bautista; Jorge Eduardo Arellano, el más destacado dariista; Nydia Palacios, Enrique Godoy Durán, (Guatemala) y Víctor Manuel Ramos (Honduras).

En esta ocasión se contó con la presencia de la Dra. María de los Ángeles Chapa Bezanilla, docente e investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México y Directora del Fondo Rafael Heliodoro Valle de la Biblioteca Nacional de México. Nos habló de la relación de nuestro Rafael Heliodoro con el poeta Rubén Darío a través de una múltiple correspondencia. Estas importantes cartas, que se custodian en el Fondo Rafael Heliodoro Valle, nos muestran la importante admiración que Valle sentía por Darío y la alta estima que Rubén profesaba por el humanista hondureño.

El evento fue una oportunidad más para discutir sobre múltiples aspectos de la obra y la vida de Darío, su influencia en las letras en idioma español y su papel en la transformación de la poesía. Mi trabajo giró en torno a la relación de Darío con los músicos y compositores más famosos de la época. Durante el simposio se hicieron presentaciones de libros, recitales, declamaciones, danza moderna, música y, como clausura, una obra de teatro que nos muestra al Darío de sus últimos días, en su viaje hacia el mas allá, hacia la eternidad como poeta.

Los participantes han quedado invitados para el próximo Simposio, el XVI, que se celebrará el próximo año, en el mes de enero, y que será una continuación del culto permanente que los hablantes del español tenemos por el gran poeta nicaragüense y universal.