Cavallo, sobre el 2001: Me tendrían que hacer un monumento.

El ministro de Economía durante la crisis defendió su gestión en el gobierno de Fernando De la Rúa. Sus principales declaraciones.

A 15 años de la crisis de diciembre de 2001, el ministro de Economía de aquel entonces defendió su gestión en el gobierno de la Alianza. Sus principales declaraciones:

- Me tendrían que hacer un monumento por haberme jugado todo el prestigio que traía y todo el apoyo que tenía. Las encuestas de popularidad daba que era una de las personas con mayor apoyo de la gente, y todo el mundo me pedía que ayudara al Gobierno de De la Rúa;

- Yo luche para que De la Rúa pueda seguir en su mandato. Lamentablemente tuvimos un traspié con el FMI;

- No fue una crisis de la Convertibilidad, fue una crisis financiera. Acá pasó lo mismo que en 2008 en Estados Unidos;

- Lo peor es que no fue solo para hacerse del poder, sino para cometer el mayor robo del siglo, porque le robaron el 75 por ciento a todos los que tenían ahorros en dólares en el sistema bancario para regalárselo a los grandes empresarios y a los grandes deudores. Fue un desastre, fue una tragedia para los argentinos;

- Fue una tragedia para la Argentina lo que pasó en 2001. Los que se beneficiaron fueron los que estaban endeudados en doláres. De Mendiguren era el vocero de eso;

- El FMI nos quitó el apoyo cuando en principio nos lo había dado. Lo que había que hacer era reestructurar la deuda;

- Duhalde fue un idiota útil;

- Alguien como Fernando Iglesias lo explica con una claridad absoluta en su libro. Nadie puede decir que él sea cavallista. Más que escucharme a mi hay que escucharlo a él;

- A Alfonsín lo engañaron. No creo que lo haya hecho con mala intención. Duhalde fue simplemente un idiota útil.