Brasil: Las indicaciones de Lula cayeron en el vacío.

Por Santiago Gómez
Desde Florianópolis – Brasil
Fuente Agencia Paco Urondo.

Después de casi tres años de intentar conseguir contactar a José Zé Dirceu, quien se encuentra detenido en el marco de la causa Lava Jato, Agencia Paco Urondo pudo acercarle una carta para transmitirle nuestra solidaridad y compartir nuestro análisis de la situación local y regional, la cual respondió y agradeció por escrito, ya que padece un restricto régimen de visitas. Dirceu señaló que cuando el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva en el 2013 llamó a la militancia a reaccionar y defender al partido del ataque de los medios, que buscaban hacer del partido sinónimo de corrupción, sus palabras cayeron en el vacío. Considera que la decisión de Dilma Rousseff de nombrar a Joaquim Levy en el Ministerio de Economía y a Kátia Abreu en el de Agronomía dinamitó la base social del gobierno. Dirceu apoyó la propuesta de reforma política impulsada por Dilma tras las manifestaciones de junio de 2013 para dar inicio a la elección en listas partidarias y terminar con las candidaturas nominales. Propone una reforma tributaria progresiva, sobre la renta, la riqueza y la herencia, sino “no hay cómo financiar el Estado social e invertir”.

El pasado 8 de marzo desde APU le enviamos una carta al histórico dirigente del PT, a quien la mayoría de la militancia hace responsable de la llegada de Lula al gobierno, gracias al tejido de alianzas que posibilitó el triunfo. Después de la campaña mediática bautizada “mensalão”, según la cual desde el gobierno se repartían mensualmente recursos a los partidos aliados para que voten las leyes que el gobierno petista necesitaba, Dirceu fue detenido sin prueba alguna en su contra, con el simple argumento de que “no podía no saber lo que pasaba”. Las denuncias y la posterior detención fueron un fuerte ataque a la fuerza moral del partido y las tendencias más a la izquierda del PT, que se oponían por principios a las alianzas que llevaron a Lula al gobierno, no se ocuparon de realizar campañas solicitando la libertad del compañero. Dirceu consiguió la prisión domiciliaria en esa causa, pero Sérgio Moro, quien dirige la causa Lava Jato, ordenó en agosto de 2015, el mismo mes en que destituyeron a Dilma Rousseff, su prisión preventiva.

Salvo el grupo Unidos Contra el Golpe, no se conocen muchos espacios militantes que reclamen públicamente su liberación, la mayoría prefiere evitarlo cual leproso. APU lo consultó al respecto y Dirceu señaló que está escribiendo sus memorias, en la que “los aspectos que señalan con razón, serán analizados para no repetir los mismos errores”. Comunicó que ya está por el año 2005, año en que comenzó la operación en su contra. Le preguntamos a Dirceu si compartía el análisis realizado por Álvaro García Linera en “Derrotas y victorias”, donde el Vicepresidente señaló la debilidad que produjo a los gobiernos de la región la movilidad social ascendente sin la correspondiente conscientización y los retrocesos económicos, considerando que cuando Dilma Rousseff colocó a Levy a cargo de la economía dinamitó la base de apoyo de la Central Única de los Trabajadores (CUT) y con el nombramiento de Abreu, oriunda de Monsanto y los agronegocios, afectó la alianza con el Movimiento Sin Tierra. También le pedimos su opinión sobre el hecho de que Lula le dijo a los petistas en 2013 que cualquiera con cara de delincuente los acusaba de ladrón y ellos bajaban la cabeza y no se defendían, así como también respecto a que ni los petistas defendieron a Dilma ni subían al morro para conversar de política, ya que la mayoría creer que hacer política es conversar en las redes sociales.

“El año pasado fue realmente como describen y la indicación de Lula cayó en el vacío. Sobre García Linera, tiene razón, pero las causas son aún mayores, ustedes conocen y describen cómo fue el comienzo del segundo gobierno de Dilma”, respondió. Agregó que ha escrito sobre cuáles son las tareas actuales y futuras: “es hora de la acción, de actuar para recuperar la democracia, derrotar a los golpistas! El PT es un capítulo aparte, difícil, pero su militancia está viva y su base social y política es amplia”.

Lo consultamos respecto a las expresiones de Lula en el plenario previo al Congreso partidario, que se desarrollará en junio, donde señaló sus diferencias con los economistas del partido, que consideran que el desarrollo económico llegará como consecuencia de la inversión privada y no como resultado de la transferencia de recursos del Estado a los sectores populares, para aumentar la demanda de productos y así dinamizar la matriz económica y productiva. “Es necesario cambiar la correlación de fuerzas y hacer reformas estructurales, sin reforma tributaria progresiva sobre la riqueza y la renta, sobre la herencia, las donaciones, las grandes fortunas, sin poner fin a la expropiación de la renta nacional por el capital financiero y rentista, no hay cómo financiar el Estado social e invertir”, respondió.

La lucha interna debilita

Como hemos señalado desde APU en diversas oportunidades, como consecuencia de haber tenido la posibilidad de acompañar la campaña presidencial de Dilma, de Tarso Genro a gobernador y la última campaña a cargos legislativos municipales en Florianópolis, durante la previa y después del golpe de Estado, las disputas internas entre las distintas tendencias dentro del PT debilitan la fuerza. Cabe destacar que dentro del PT están institucionalizadas cada una de las facciones que componen al partido, las cuales son llamadas: tendencias. Como en Brasil se eligen candidatos y no partidos, durante la última campaña presidencial este cronista tuvo la posibilidad de escuchar en reiteradas oportunidades a militantes del PT decir “si no querés votar a Dilma ni a Tarso, podés votar solamente a mi candidato a diputado”, razón por la cual sólo se ocupaban de hacer fuerza para conseguir la banca legislativa, sobre lo que consultamos al ex armador nacional del partido.

Recordemos que la consecuencia de este sistema electoral es que la Cámara de diputados, como la de senadores, está repleta de lobbistas que gracias a la financiación de un sector económico consiguieron hacer su cara conocida y así llegar al parlamento. Por esta razón, tras las manifestaciones de junio de 2013, Dilma Rousseff propuso llamar a una Constituyente para realizar una reforma política que de inicio al voto en lista, que no tuvo un fuerte apoyo entre los petistas. Al respecto también consultamos a Dirceu.

“El PT de Rio Grande do Sul es un capítulo aparte, sus virtudes y vicios, aciertos y errores, victorias y derrotas (N.E: Porto Alegre es la capital de RGS, donde se realizó el más importante Foros Social Mundial). Pero la lucha interna, las tendencias, cuasi partidos, la prevalencia de lo institucional, realmente fue y es un problema grave. Por eso la prioridad de la lucha social y política, cultura e ideológica hoy. Estoy de acuerdo con el voto en lista, o como mínimo distrital mixto, sin coligación y con financiamiento público”, señaló. Agregó que es preciso reglamentar los medios de comunicación para acabar con “el monopolio, cartel, la cooptación de los órganos de fiscalización, hay un poco de todo, inclusive deudas previsionales millonarias”, respondió. “Eso no nos evita reconocer nuestra incapacidad para construir nuestros medios, a pesar de los avances en las redes. Necesitamos luchar, actuar, las redes son importantes, pero son las calles las que deciden… Unidad, frentes, alianzas, para derrotar al impostor y los golpistas”, agregó. Por último, Dirceu dedicó unas palabras de agradecimientos a todas aquellas personas que a través de las redes sociales o correos electróni cos le hacen llegar su solidaridad.