Basta de agresiones yanquis, por un Movimiento Antiimperialista y por la Paz mundial .

COMUNICADO DE PRENSA DEL PARTIDO DE LA LIBERACIÓN (PL)

En la noche del viernes 13, hora de Buenos Aires, madrugada del sábado 14, hora de Siria, más de un centenar de misiles y bombas despachadas por aviones y barcos norteamericanos, ingleses y franceses cayeron sobre Siria.

Quien ordenó esos ataques imperiales fue el presidente yanqui, Donald Trump, seguido por Theresa May y Emmanuel Macron. Los lugares atacados fueron un centro de investigación y estudio en Damasco, y dos edificios cerca de Homs, supuestamente depósito de armas químicas sirias.

Toda la explicación norteamericana es una monumental mentira. Alegaron un supuesto ataque químico, el sábado 7, en la localidad de Duma, cerca de Damasco. Pero no hay ninguna prueba de que el presidente sirio Bashar al Assad haya atacado en esa ciudad. Para demostrarlo, había invitado a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas que fuera a Siria e hiciera una investigación independiente.

El ataque de los tres socios de la OTAN es totalmente infundado. Sus bombardeos impidieron la investigación de la OPAQ y destruyeron pruebas en su contra. Todo indica que si hubo algún ataque químico en Duma, región de Goutha, debe haber sido producido por los grupos terroristas, brigada Al Nusra y otros derivados del ISIS y organizaciones criminales creadas por las propias potencias imperialistas para tratar de derribar al presidente Al Assad.

Como el gobierno sirio viene ganando prácticamente el conflicto armado iniciado en 2011 y que ha causado casi medio millón de víctimas, Trump y el Pentágono no tuvieron mejor recurso que bombardear Siria. De ese modo buscan debilitar y desprestigiar a al Assad y generar las condiciones para futuras agresiones contra Irán, el Líbano y quizás contra Rusia, todos países que han sido solidarios con Damasco.

Para eso inventan ataques químicos, que no existen o bien fueron realizados por ellos mismos y sus grupos terroristas. Y así atacan Siria, como lo hicieron en abril de 2017 con un saldo de 80 muertos, y ahora otra vez contra Damasco y Homs.

“Misión cumplida” dijo el criminal Trump, con apoyo de sus dos socios de la OTAN y otros gobiernos que expresaron su simpatía, lacayos como el de Mauricio Macri.

Lo único bueno de estos hechos genocidas es que buena cantidad de misiles fueron destruidos por la defensa antiaérea siria, provista por Rusia: 71 misiles sobre 103 fueron interceptados. Esta puede ser una razón de peso para que el ataque imperial fuera de un solo día, aunque puede repetirse.

Uno de los gobiernos que más apoyó esta agresión es Israel, estado opresor de los palestinos, a los que lleva impuestas más de 33 muertes desde el 30 de marzo y más de 2.000 heridos. Netanyahu ya había bombardeado una base militar siria unos días antes que los misiles yanquis, ingleses y franceses.

Es objetivo el riesgo de que así como hoy se ataca a Siria y se desangra a Palestina, avancen las agresiones contra Irán y El Líbano, por lo que esos pueblos van a defenderse y ojalá cuenten con el apoyo de Rusia y China. En otros términos, es muy grave la situación mundial, con el riesgo de nuevas guerras regionales y aún mundial.

Por eso el Partido de la Liberación (PL) condena totalmente la agresión a Siria, se solidariza con su pueblo, su ejército y su gobierno de Al Assad; apoya al pueblo palestino y su ANP, al pueblo y gobierno de Cuba y Venezuela, agredidas Por EE UU con el bloqueo y campañas golpistas respectivamente.

En Argentina y en el resto de Latinoamérica las fuerzas antiimperialistas y amantes de la paz debemos confluir en forma urgente en la creación de un Movimiento Antiimperialista y por la Paz Mundial (MAP), poniéndonos manos a la obra para apoyar a los pueblos agredidos.

El mundo necesita médicos y maestros, como los que manda Cuba para ayudar a otros países. Y no bombas y misiles, como los que despacha Trump, para destruir soberanías, cometer genocidios y rapiñar el petróleo y otros recursos de los países sometidos a sus ajustes y los del FMI.

Partido de la Liberación (PL)

plarg. prensa@gmail.com

contacto@partidoliberacion.org